Especulación: Mitos o realidades de un golpe de estado

Tengo días queriendo escribir este artículo pero entre una cosa y otra no se concretó, aquí trato de explicar porque estamos observando una subida de precio en los productos de consumo general, sin excepción ninguna.

Primero que nada quiero comenzar explicando que es la especulación:

  • en el uso no especializado, especular es proponer explicaciones, teorías o hechos sin contar con un fundamento cierto para hacerlo;
  • en economía, la especulación es la compra y venta de bienes de cualquier tipo con el único propósito de beneficiarse de las variaciones en su precio de mercado, aún cuando en determinadas condiciones la apreciación del producto está garantizada y no es, por lo tanto, especulativa en el primer sentido;
  • en filosofía, la especulación es la solución de contradicciones o antinomias aparentemente insalvables del pensamiento sobre el objeto mediante la reflexión dialéctica desde un punto de vista más elevado.


La especulación es un mal que ha vivido la humanidad desde siempre, por supuesto en esa época no era llamada especulación, este nombre es dado luego de la exaltación de la economía como una ciencia, gracias al Sr. Adam Smith, padre del capitalismo y filósofo que desarrollo la teoría del individualismo, que sirvió de base para la formulación de la teoría Darwiniana, cuyos postulados los práctica fervientemente el departamento de estado.

La especulación es practicada por los judíos desde antes del cristianismo, en el año 51D.C. el Emperador romano Claudio los expulsa de la ciudad de Roma, en 1290 son expulsados de Inglaterra, en 1340 son expulsados de Francia, en 1492 son expulsados de España, en 1498 son expulsados de Portugal y en 1569 los expulsa el Papa Pío V de todos los estados pontificios, exceptuando Roma y Ancona. Quiero resaltar que cada estado de los que fueron expulsados, eran imperio en la época de la expulsión y una vez consumada comienza el declive de ese imperio, coincidencia???? Alguna semejanza con la actualidad??? La actual economía americana se basa en capital exclusivamente sionista, por supuesto aquí podemos comenzar una discusión sobre el nuevo orden mundial y en manos de quien se encuentra el verdadero capital y poder mundial, pero no viene al caso. Al igual que los judíos ciertos clanes o familias han conseguido su persecución y expulsión de los distintos imperios de la historia por especular con el oro, las tierras y hasta con la comida, tales son los casos de los lombardos y los Templarios.

En Venezuela ocurre algo similar a lo sucedido en el mundo a través de la historia. Una cuerda de vagabundos que se hacen llamar empresarios, que en el pasado han chupado como parásitos del erario público, y actualmente no les es suficiente con las monstruosas ganancias que obtienen del pueblo; como buenos practicantes de los postulados económicos del individualismo pretenden obtener más, para así satisfacer sus ínfimas necesidades básicas (para esa clase de individuo cualquier materialismo es básico). Por ejemplo, con la excusa de una devaluación inminente del Bolívar que vendría efectuándose durante el primer trimestre del 2007, ya que el gobierno bolivariano se encuentra quebrado por el excesivo gasto público, ellos con toda su cara bien lavada, elevan los precios de todas las mercancías tanto importadas como producidas en el país en un 30% (esta es la devaluación que el gobierno debe realizarle a la moneda, calculada por sesudos economistas que suelen aparecer en las jineteras), de esa manera su precio de reposición no es alterado y claro está, no hay perdidas para el Sr. Capitalista, aah pero resulta que no ha habido devaluación, y desde enero ese 30% corresponde a ganancia neta, pueden imaginársela, pues no pierdan su tiempo estimados lectores porque se quedan cortos, a demás todavía falta; ahora resulta que no se basa en la supuesta devaluación si no que se aprovechan de la lista MILCO, la cual niega las divisas por CADIVI a productos importados que sean producidos en Venezuela, tal como la línea blanca, marrón, partes de automóviles, y materias primas necesarias para satisfacer ciertos rubros que no son de primera necesidad como la goma espuma, las pinturas, los pegamentos, los productos de limpieza y mantenimiento, en fin, muchos otros productos en distintos rubros, pero que poseen cierta necesidad al consumidor en general. Yo particularmente estoy de acuerdo con la actuación de MILCO, lo único criticable es que debió de ejecutarse progresivamente recortando las divisas lentamente y no de un plumazo, hasta que el mercado interno sea satisfecho por las industrias básicas, de producción social, cooperativas, PYMES e industria privada en general.

Ya el mal esta hecho, no importa que medidas se retracten o que nuevas medidas se tomen, los precios de los productos no van a bajar y eso es una realidad, un hecho. Esto sirve de experiencia para cuando se tomen nuevas medidas sean ejecutadas progresivamente y evitar que a fin de cuentas el consumidor, el venezolano de a pie o el pueblo en general pague los platos rotos.

gara.ve@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2928 veces.



Gabriel A. Rodrigo A.


Visite el perfil de Gabriel Páez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: