¿Coño, hasta cuándo?

Ya comienzan a escucharse los ruidos y rumores de saqueo... era de esperarse. El pueblo puede ser muy consciente pero un hombre consciente muerto, no sirve ni para esta ni para ninguna revolución.
El instinto de supervivencia obliga a hacer lo que sea para sobrevivir y no es nuestro pueblo la excepción. Que nadie de llamé a engaño, está así de explotar.

Hay varios hechos que influyen en lo que ha ocurrido, en lo que está ocurriendo y en lo que va a ocurrir. Sin embargo, intentaremos resumirlos a dos.

El primero es la acción de los enemigos del Gobierno (que a la postre son enemigos del pueblo). Para nadie es un secreto que Dolar Today, los gringos con su bloqueo y guerra económica, sumados a unos hijos de putas especuladores y contrabandistas han hecho pedazos nuestra economía y han colocado al pueblo contra la pared.
El segundo, es la inacción de nuestro gobierno. Éste ha sido blandengue y permisivo con el enemigo. Ha optado por no hablar del tema del que hablan todos los venezolanos (como si eso resolviera el problema) y, peor aún, no se ha atrevido a tomar medidas radicales y firmes. Se ha limitándo a repartir de cuando en cuando unas cajas de comida y a dar unos aumentos del salario que, dada la situación, ya resultan ridículos.

Ahora, ¿qué puede hacer el pueblo ante un enemigo que lo presiona, lo pone a hacer colas, lo especula y lo pone a pasar hambre?
Y ¿qué puede hacer el pueblo ante un gobierno amigo que no lo defiende con firmeza?

Definitivamente no la tiene fácil nuestro pueblo. Respaldando al gobierno se ha venido empobreciendo dramáticamente, pero si permite el retorno de la derecha será peor. Que se olviden los ingenuos que los precios van a bajar. Por el contrario, con el argumento de la crisis el paquetazo sería terrible. Aumentarían los servicios a niveles impagables. Allí están Macri, Temer y otros como ejemplo visible.

Desde nuestro punto de vista, la pelota está en el terreno del Gobierno. Hasta ahora actuá con innusitada calma y no da visos de que tiene un plan, sino esperar a "como vaya viniendo la cosa"
Dejamos en claro, una vez más, que no somos enemigo de este Gobierno. Moriremos con las botas puestas en defensa de la revolución, pero estamos obligados a decir las verdades y nos negamos aceptar que porque somos atacados debemos resignarnos a morir de mengua. Es preferible, en todo caso, tomar las armas y salir a cazar bachaqueros y especuladores.

El Gobierno tiene que escuchar al pueblo. Si cree en la sabiduría del pueblo debe oírlo y actuar en consecuencia.
Como, parte de ese pueblo, tenemos que decir verdades como esta: El salario minimo en nuestro pais (incluyendo el cesta ticket) alcanza para comprar 4 kilos de carne. Mientras que en Colombia donde hay un gobierno represivo, corrupto, cipayo y oligárquico el salario minimo es de 737.717 pesos al mes y con eso se puede comprar:

16 kilos de carne (14300 $/kilo)
16 kilos de pechuga de pollo (10800$/kilo)
8 docenas de huevos (4300 $/docena)
8 kilos de queso (8500$/kilo)
16 litros de leche (2500$/litro)
2 litros de aceite de maiz (18000 $/litro)
4 kilos de tomates (2400$/kilo)
2 kilos de cebolla (2400 $/kilo)
4 kilos de papas (2200$/kilo)
8 unidades de lechuga (2000 pesos/unidad)
4 kilos de arroz (3100$/kilo)
20 plátanos (2300$/kilo)
12 kilos de pan (2700 $/kilo)

¿Coño hasta cuando?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2899 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía