La Guaratara

No somos Citgo, Somos MRP-28F

Quienes dudaban de la guerra económica a pesar de los viajes de la oposición por el mundo entero promoviendo embargos, sanciones y bloqueos, asociados a la arrogancia norteamericana y europea empeñadas en quebrar, financieramente, la Patria de Bolívar, quienes siguen, con estupidez o complicidad, pidiendo una “intervención humanitaria” tipo Libia, quedan hoy perplejos ante la determinación del Presidente Nicolás Maduro para investigar y castigar a los cobardes vende patria de Citgo, cabecillas de la operación más especializada de penetración e implosión contra la economía venezolana.

Espionaje, traición, corrupción, desfalco y sabotaje a favor del gobierno genocida norteamericano, son los delitos imperdonables de José Ángel Pereira y sus arrastrados promotores de un gran daño patrimonial y vital a la Patria; al Pueblo. Cada sufrimiento de los transportistas y usuarios de busetas, taxis, motos, cada complicación financiera que impedía el acceso a medicinas, lubricantes, equipos médicos, el calvario vivido con la falta de gasoil, gasolina y recursos para la economía venezolana, tiene nombre y apellido: Obama, Trump, Tintori, Mendoza, Borges, José Ángel Pereira, Tomeu Vadell, Alirio Zambrano, Jorge Toledo y compañía.

En medio del aturdimiento y la indignación por el escándalo de Citgo, debe quedar por sentado que no somos esa jauría, esa calaña, esa miseria que vendió la Patria, la Madre. Los venezolanos, desde el Presidente Nicolás Maduro, hasta cada familia; madres y padre que resistimos la guerra económica, como hijos e hijas de Bolívar y Chávez, somos patriotas leales a la Patria, especialmente defensores de nuestra industria petrolera, de PDVSA, como motor fundamental para construir la Venezuela Potencia. No somos esos malinches que desangraron Citgo, somos Movimiento de Trabajadores Petroleros 28 de Febrero.

Hace dos semanas éste Movimiento Petrolero Revolucionario y leal al Comandante Chávez, entregó la gerencia de PDVSA Boyacá, dejando una experiencia satisfactoria que merece el estudio multidisciplinario para la moralización de nuestra principal empresa. En momentos cuando el grotesco caso Citgo ocupa la atención mediática, debe ponerse de relieve la auténtica Moral Petrolera Bolivariana; cómo una gestión Chavista, colectiva y militante del M28F mantuvo la División Boyacá cumpliendo los planes operativos con altísima eficiencia, fieles al Presidente Nicolás Maduro, en los años más duros de la historia petrolera mundial.

Desde Barinas, Cuna del Gigante, las y los trabajadores Petroleros de Boyacá, junto al Pueblo barinés, apureño y guariqueño, lograron con orgullo niveles extraordinarios de gestión de yacimientos y producción petrolera, superando las tremendas complejidades de éstos últimos cinco años: fracking, bajos precios del barril, presión financiera internacional, saboteo, sanciones, entrega de información clave desde Citgo a la CIA, incluso atentados terroristas en oleoductos barineses, protegidos por una perfecta unión Pueblo – PDVSA y FANB.

Al tiempo que la vanguardia petrolera en la División Boyacá superaba las metas de producción, desarrollaba extraordinarios perfiles de yacimientos, experimentación y exploración para el reaprovechamiento de pozos, la Empresa de los Venezolanos, no desatendió a las comunidades, fortaleciendo el apoyo a la cultura, la ciencia y la tecnología, acompañando las batallas victoriosas del Pueblo Revolucionario, desde las Misiones y Grandes Misiones, la Comunicación Popular, la Victoria Constituyente, el embellecimiento de las ciudades, la vialidad agrícola, la cercanía con nuestros liderazgos comunales, materializando en el terreno y el imaginario el lema de la Nueva PDVSA.

La Guaratara siempre afirmará que esta guerra es Moral y en éste episodio de gallardía del Presidente Nicolás Maduro frente a la operación más dura contra el corazón económico de la Patria, debemos declarar la Victoria Moral de nuestro Gobierno, del Estado y del Pueblo todo, del Pueblo Petrolero, porque, los malinches de Citgo son el oprobio, el canibalismo, el tumor, el pitiyankismo, todo lo opuesto a Bolívar y Chávez, todo lo contrario a Maduro, su Pueblo y su FANB. La verdad es que somos un inmenso Movimiento Petrolero M28F; las y los venezolanos somos esa página combativa de la División Boyacá leal a una Patria que, desde su mineral más oscuro, cultiva lo más luminoso y valioso de su geografía bolivariana: nuestros niños y niñas, mujeres y hombres defensores de una Patria Soberana.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1495 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía