Control de Precios. Monitoreo y/o Control de Distribución

La realidad de lo que ocurre a diario sobre el incremento de precios, desaparición y la distribución básicamente de alimentos y productos farmacéuticos, requiere con urgencia una política más efectiva acerca de lo que está pasando con la vertiginosa subida de precios que se fijan fuera de toda lógica económica y en referencia a ciertas páginas que han utilizado cálculos interesados para atacar la moneda y generar una especie de loca carrera por mayores beneficios sin importar para nada el consumidor y hasta a los mismos comerciantes que ya no soportan la descapitalización a que han estado sometidos, es cada vez mayor el cierre de negocios por esto y además por el incremento de alquileres y condominio como ocurre en el Sambil, sabían ustedes que los señores Cohen cobran un porcentaje cercano al 10% para resarcir las perdidas del Sambil de La Candelaria; ocurriendo como complemento subyacente de esto, a nivel de productores, fabricantes y sobremanera de las redes privadas de distribución a nivel nacional, la excusa de actualización de precios no existe, dados los incrementos desproporcionados de los mismos.

En esa política definitivamente se impone una estrategia seria, científica y participativa del pueblo a través del poder popular organizado, si ha funcionado en otros países, porqué no en Venezuela. No se trata de lo que se ha hecho hasta ahora, que efectivamente no ha dado los resultados esperados, dado lo que estamos padeciendo y que se ha convertido en una carrera interminable de una inflación además inducida por factores de todo tipo, no se trata solo de la referencia de una equivalencia de la moneda alejada de la más sencilla razón que rompe una política de precios no bien determinada, porque a los incrementos se le ha sumado la autorización casi que automática del incremento vía oficial de productos aunque no regulados en su totalidad son los más demandados.

En verdad ignoramos el principio del como realizan el estudio de costos, como se realiza, los alcances que contiene y sobremanera a quien o quienes beneficia. Un ejemplo práctico de ello, lo tenemos en el siguiente caso. Veamos: Un fiscal solicita en una tienda de ropa las facturas para que a partir de ellas determinar el precio justo, el 30%, pues bien, hasta allí todo parece correcto, ahora la factura tiene dirección, rif, teléfono, etc, si se llama a este proveedor pueden surgir dos cosas, que sea cierta la información y existencia de la operación o el otro caso que no exista,sea de la misma empresa o sencillamente, la factura es forjada, eso si equivale a un buen análisis de costos y revisión. Cuando esto último ocurra, debe solicitarse el asiento contable y de esta manera constatar la veracidad o no de la operación en cuanto al precio fijado en la misma.

Dicho sea de paso, venimos sosteniendo la necesidad de unificar la rectoría económica en vocería y divulgación de la coherencia en materia económica general y en casos particulares como debe asumirse una política para todos los actores económicos. Al respecto, la designación e integración en el Ministerio de Economía y Finanzas viene a demostrar, lo que hemos venido sosteniendo a través de escritos y en nuestro programa radial, que se transmite por Radio del Sur 98.5 FM, todos los sábados a la 12 m, me disculpan la inmodestia, pero si no lo digo, quien lo dirá, no obstante, es el momento de considerar que en materia económica, deben ser tomados en cuenta, todos los que de una forma u otra, hemos venido proponiendo medidas necesarias, las cuales si todas no son pertinentes, deben ser consideradas; para ello, proponemos la creación de una entidad ad hoc, si es el caso, que se dedique a consultar, estudiar y valorar, las propuestas y hacerle seguimiento a las políticas aplicadas.

Podemos decir que en materia de precios, hay aún rezagos importantes, entre ellos el de la gasolina, lo cual demuestra cierta apatía a la hora de la toma de decisiones, debemos actuar con claridad meridiana en ello, contribuyendo al envío de un solo mensaje a la población, sentarnos, analizar y decidir a través de la creación de la sistematización de precios de una buena vez, lo que producirá un mensaje coherente a empresarios, comerciantes y sobre todo al pueblo.

Repetimos la importancia del control social, a través de una organización seria y con elementos de juicio valederos y efectivos, no se trata de intervenir negocios, productores, comerciantes, distribuidores, etc; solo que la necesidad de ponerle coto a estos brutales incrementos de precios va más allá de denunciar que hay una guerra económica, que el bendito bachaqueo es el culpable, cuando sabemos que es una consecuencia. Es hora de actuar en propiedad y conocimiento y sentar en base a la conciencia una verdadera política económica dirigida a defender los intereses de la gente, se encuentre donde se encuentre.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1115 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a239513.htmlCd0NV CAC = Y co = US