Yo no soy Polar. Los productos de la envasadora Polar y la escasez en Venezuela

En días pasados Salí de mi casa y me encontré con una inusual y extraordinaria manifestación: apostados en un terreno al lado de la autopista que conduce de mi casa al centro se encontraban unos cuantos camiones vacios de la empresa Polar; sus choferes y algunos trabajadores de la mayor empresa empaquetadora y envasadora del país se encontraban acompañando a los vacios camiones con pancartas que entre una y otra cosa decían "Yo soy Polar" "Necesitamos divisas para seguir trabajando" "Sin divisas no hay producción" "Este camión esta vacio por falta de divisas" y cosas así.

Los trabajadores de Lorenzo Mendoza fueron enviados a la calle a pedir dólares para el dueño de la empresa. Supongo que es muy difícil para ellos no acudir a la protesta, supongo que los discursos previos les indicaron que, o ellos conseguían los reales o se iban a quedar sin trabajo pues el señor Lorenzo Mendoza (una de las fortunas más grandes del planeta, según la revista Forbes) no podría seguir pagándoles sus devaluadas quincenas.

Algunos de los protestantes lo hicieron de corazón, no tengo dudas, y pusieron en sus propios vehículos de manera orgullosa "Yo soy Polar"; eso está bien, el que la persona se sienta orgullosa de lo que hace y respalde de corazón la empresa donde labora es la relación ideal entre patrono y trabajador.

Pero esos que se sienten Polar, saben muy bien que no pueden ser mas de los que son, peones de una maraña gigante donde no pasaran de ser un número de código en una nomina quincenal, quincena que solo aumenta cuando el presidente lo decreta cada año y no cuando el patrono reconoce el esfuerzo propio o mas allá de eso la diferencia entre sus utilidades y las del empleado.

Si "polar somos todos" o "yo soy Polar" ¿Por qué no todos disfrutamos de los privilegios de ser Polar? Bueno porque una cosa es ser Polar y otra ser Mendoza (no cualquier Mendoza, que esos abundan, sino Mendoza de la crema heredera del emporio envasador más grande del país).

¿Por que faltan productos de la cesta básica en la mesa de todos los venezolanos? Bueno quitándole a ese "todos" un 10 por cierto que son los empresarios y sus familias y los enchufados y recontra enchufados. ¿Por qué? La respuesta es simple: porque se permite que por más de cien años una sola familia mantenga el monopolio de la producción básica del país y además se les permitió que empresa que competía con ellos fuera comprada o absorbida por el gigante envasador.

Empresa polar envasa y produce para el país lo siguiente:

Cerveza y Malta (produce) : Polar Pilsen, Polar Ice, Polar Light, Solera (Verde), Solera Light (Azul), Polar Zero, Maltin Polar, Maltín Polar Ligh, Polar Negra.

Refrescos y Bebidas Carbonatadas y No Carbonatadas (envasa según formula): Pepsi Cola, Pepsi Cola Light, 7up,7up Light, refrescos Golden, Gatorade, Agua mineral Minalba, Agua mineral gasificada: Minalba Sparkling, Agua con sabores artificiales: Minalba Flavor, Jugos Yukery, Jugos Yuky-Pak, Soda y Aguakina Evervess, Té frío Lipton Ice tea.

Alimentos (Fabrica): Harinas Precocidas de Maíz: Harina P.A.N. y Harina Mazorca.

Alimentos (Empaqueta o fabrica según formulas): Avena Quaker, Pastas Primor y Gran Señora, Arroz Primor, Margarinas Mavesa, Mavesa Dorada, Mavesa Ligera y Chiffon, Margarina industrial: Chef, Aceite: Mazeite, Atún Margarita y California, Sardinas Margarita, Vinagre Mavesa, Salsa y productos de tomate Pampero, Pasta de Queso Untable Rikesa Cheddar, Mayonesa Mavesa, Mayonesa ligera Mavesa,, Bebida Achocolatada: Toddy, Bebidas enriquecidas, Merengada, Fresca Chicha Quake, Helados EFE, Yogurt MiGurt, Gelatinas Golden, Mezcla de cachapas Cachapas P.A.N., Mermeladas La Vienesa, Alimentos para perros SuperCan y Dogourmet, Alimentos para caballos Galope

Vinos (envasa) Pomar Frizzante, Pomar Syrah Pomar Tempranillo, Pomar Sauvignon, Pomar Petit Verdot, Pomar Reserva Tinto, Pomar Brut, Pomar Brut Nature, Pomar Demi-Sec Pomar Brut Rosé, Pomar Brut Edición Especial, Pomar Terracota Blanco, Pomar Terracota Tinto, Sangría Caroreña,

Jabones y detergentes (fabrica): Jabón Azul Las Llaves (con aromas a bebe, prado y flores campestres), Detergente Las Llaves (con aromas a limón, bebe y brisa fresca), Lavaplatos en crema Las Llaves.

También envasaron y ya desaparecieron: Margarinas: Nelly, Regia y Adora, Preparado de mayonesa Nelly, Mayonesa Dorada, Línea de alimentos La Torre del Oro (mayonesa, salsa rosada, crema de mostaza, salsa inglesa, salsa de soya, vinagre, ketchup).

La concesión monopólica que el estado venezolano le ha otorgado de manera solapada a los Mendoza y sus empresas le ha ocasionado un daño a la salud de la producción y distribución de alimentos en el país, es además público y notorio que el resto de los productos considerados como imprescindibles son elaborados o empaquetados en el país por consorcios extranjeros: Colgate-Palmolive, Procter and Gamble (P&G), lo cual coloca en las manos de extranjeros o consorcios apátridas (Polar), nuestras posibilidades de alimentación e higiene.

Yo no soy Polar ni quiero serlo, Industrias Polar debería ser intervenida y sus empresas vendidas a diferentes empresarios para cumplir lo mínimo que manda la decencia en cualquier país del mundo donde existe competencia y funciona el principio de la oferta y la demanda.

Que oferta puede haber aquí si un señor es el dueño de todos los productos alimenticios que se consumen de forma mayoritaria en el país, que oferta puede haber si además este señor es aliado empresarial de las transnacionales que hacen vida económica en el país, que oferta si la producción, envasado, distribución y publicidad de los productos de primera necesidad están en manos de un mismo grupo y sus aliados.

El monopolio polar debe ser intervenido y sus empresas separadas para que la salud llegue a la producción y distribución de alimentos en el país.

El monopolio ejercido, además, por los aliados de Mendoza: P&G y Colgate Palmolive debe ser suplantado por empresas chinas, que tienen experiencia en producir para más de mil millones de personas solo en sus fronteras.

Sólo cuando la producción de alimentos manufacturados y productos de higiene y limpieza, así como su distribución estén en manos de diferentes y variadas empresas, volverá la tranquilidad a las casa de los venezolanos.

Cuando los empresarios entiendan que la política es solo la representación del pueblo para garantizar un mínimo de orden necesario entre las instituciones y no un paladín para hacer negocios, dejara de intentar tomar la presidencia del país y se mantendrán en las presidencias de sus empresas.

Cuando los políticos entiendan que la política debe estar al servicio de todos los ciudadanos y son los responsables de mediar entre la sociedad para su mejor desarrollo, dejaran de enfrentarse a los empresarios y buscaran la mejor manera de aliarse por el bien de todos.

Lo social debe estar por encima del capital, eso es lo moralmente correcto, pero sin capital no hay aporte social; así que amor con hambre no dura pues no solo de amor vive el hombre, ni solo de pan tampoco.

Los monopolios deben ser disueltos y un acuerdo político-empresarial es necesario por la salud de la patria.

Yo no soy Polar ni quiero serlo, yo soy Venezuela



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7193 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: