Maduro y Ricardo Menéndez: ¿Y El Trono de los Dioses en Oriente?

Estamos obligados a ponerle el oído a los conceptos con los cuales militamos. Verlos y entender su significado en el marco del modelo que proponemos. Ese modelo sustentado en el ecosocialismo, permite darle sentido a estos conceptos.

Como sabemos, se dispone de dos herramientas importantes para complementar el proceso de planificación, que aún anda huérfana. El presidente Nicolás Maduro promulgó el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Regionalización Integral. Después de este Decreto; el Presidente Nicolás Maduro creó la Zona Económica Especial de Paraguaná y se está avanzando en la ZEE la Ureña.

En estas dos experiencias por lo que he podido leer, ha tenido como justificación aprovechar el “potencial industrial” y en el de la Ureña, el asunto va por su potencial comercial. Según creo.

Si me detengo por ejemplo, en los considerandos a través de los cuales, se le dio justificación y sustento al decreto de la Zona Económica Especial Paraguaná y relaciono estos considerando con la subregión Turimiquire de la Región Oriental, me viene la pregunta: ¿Por qué la subregión Turimiquire no puede ser calificada de subregión económica especial y de conocimiento productivo al mismo tiempo?

¿Cuáles son las posibles razones de esta alternativa?

En el primer considerando del Decreto ZEE Paraguaná, se lee que el socialismo bolivariano del siglo XXI, es posible sustentándolo en “las potencialidades físico naturales, económicas, culturales, geohistóricas”. Mas adelante (2do considerando), se entiende que la ZEE Paraguaná se estructura por la “necesidad de impulsar un modelo desarrollo ecosocialista” (subrayado es mío)

No sé que tanto pesan estas consideraciones para el caso de Paraguaná, pero siento que estos considerando “calzan” perfectamente en la subregión Turimiquire.

Entiendo muy sencillamente, que un ecosocialismo sin agua es como una arepa “reina pepeada” sin aguacate. Entiendo además, que en múltiples ocupaciones hemos comparado el precio de una botellita de agua con el precio de un litro de gasolina y esa comparación, se hace para valorar económicamente el valor de la gasolina. Esta comparación también reconoce el valor económico del agua. Cuando digo y pido que le pongamos oído a los conceptos con los cuales militamos, pido entonces que con la imagen y visión que podamos tener del Turimiquire, le pongamos oído al concepto de agua y al concepto de ecosocialismo. Son dos conceptos inseparable: Agua es vida. Esta vida que es el agua, la viene destruyéndola (contaminando y agotando y ) el capitalismo.

Para los venezolanos y venezolanas que no tienen una referencia muy precisa del Turimiquire, preciso que en esa serranía nacen trece ríos y entre estos trece ríos, están los cuatro ríos más importante del oriente del país. todo ese potencial, tiene la capacidad de producir el agua, que es sinónimo de vida con la cual se alimentan (sirven) a los estados Anzoátegui, Monagas, Nueva Esparta y Sucre con la existencia de cuatro embalses.

Es imposible pensar en la vida y el ecosocialismo en el oriente del país sin tener la serranía del Turimiquire (Trono de los Dioses*) como un templo de vida y eso nos obliga a tenerla como una zona Especial Económica y como una zona de conocimiento productivo. En El “Trono de los Dioses”, cabe la posibilidad y la necesidad de sembrar agua, como lo sugirió el Gobernador Luis Acuña. Producir agua hoy, es una actividad económica muy importante y tenerla y producirla para el futuro será una actividad económica estratégica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1462 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /contraloria/a204322.htmlCd0NV CAC = Y co = US