¿Sabe usted quien está diciendo la verdad sobre la guerra económica?

Recibo muchos correos y videos, donde se muestran miles de toneladas de alimentos decomisados en la frontera con Colombia, tanto en el Estado Táchira, como en el Zulia. Me muestran también grandes rumas de productos de la cesta alimentaria venezolana en las tiendas, calles y almacenes de los pueblos y ciudades fronterizas de la “hermana” República. Todos esos productos tienen etiquetas en sus envases, donde aparece escrito, que son producidos en Venezuela o por lo menos envasados en nuestro país.

Las marcas mas conocidas que se van para el otro lado son Parmalat, Polar, Cerelac, Nestlé, Alfonzo –Rivas y Cia, Toddy, Sardinas, Atún, Colgate-Palmolive, etc. etc. Empresas todas que funcionan en Venezuela, las cuales por ejemplo, recibieron el año pasado 46 mil millones de dólares para traer insumos para la producción de esos alimentos. El gobierno le vende a la Polar, casi todo el Maíz que produce el país, para que ésta empresa produzca la harina pan y la cerveza que aquí consumimos por galones per/capita.

Todo lo hasta aquí escrito, no puede ser desmentido por nadie. Esa es la realidad. Pero por otro lado también recibo información de que Venezuela es un país que está quebrado, que aquí no producimos nada. Que ningún empresario privado recibe un dólar para comprar materias primas y que por lo tanto, todas las empresas están cerradas y las pocas que quedan, tienen que obtener dólares en el mercado paralelo y esa es la razón por la cual los productos son vendidos tan caros al público.

También recibimos información de que todos los empresarios venezolanos se fueron al exterior, pues sus empresas fueron expropiadas por el gobierno comunista de Chávez y que no nos hemos muerto de hambre es, porque tenemos petróleo que los norteamericanos nos compran y son tan generosos que nos dan mas de 100 dólares por cada barril y que debemos estar agradecidos a ellos porque nos lo compran.

Yo, ante tanta información contradictoria y alguna tan falsa que provoca risa, lo que hago es preguntarme: ¿Es esto lo que llaman guerra de V generación?. ¿Quién de ellos logrará dominar mi cerebro para hacer que le crea? ¿Será posible que con argumentos tan descabellados y contradictorios, puedan convencer a alguien para que les siga y vote por ellos?.

Alguien dijo alguna vez que: “se puede engañar a una parte del pueblo, todo el tiempo, pero es imposible engañar a todo el pueblo, todo el tiempo”. Pienso que las guerras del siglo XXI no son entre el Bien y el Mal, ni las anunciada guerras de civilizaciones; la lucha es entre LA VERDAD Y LA MENTIRA. Mientras la mentira tenga la capacidad de ocultar, tapar, cubrir o manipular a la Verdad, estará ganando la Mentira. Al final triunfará la VERDAD, pues esta no necesita hacer nada para imponerse. La mentira tendrá que hacer mil artilugios para que le crean.

El Quinto Acuerdo dice: “Se escéptico, duda de todo lo que oyes y ve, pero escucha y observa a todos para que aprendas de sus acciones”.

Faltan tres días para culminar el mes del “caos total”, ya sólo nos faltaría llegar al 8D. donde supuestamente todo cambiará para bien del país. Eso me recuerda que para el año 2000 se había anunciado el fin del mundo y para el 2012 el calendario Maya había pronosticado la hecatombe del planeta tierra. Seamos escépticos.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4337 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: