Es inadmisible lo que estableve SUVINCA, rectificar es de sabios

La verdad sobre la asignación de vehículos a precios justos

Con mucha alegría me fui a realizar la cola en la Av. Fco. de Miranda, para el trámite de los vehículos que se están fabricando en Venezuela con la empresa China ZGT. Pero mi sorpresa más grande fue que me informaron, en las puertas de dicho local, que solamente están dando los vehículos a las personas que cumplan con estas condiciones: personas con discapacidad, docentes, personal médico, funcionarios públicos y aquellas personas que han sido estafada en los planes de compras programadas. Para corroborar esta información verifiqué en la pág. Web de Suvinca y efectivamente indican allí cuales son los casos que tienen opción para la adquisición de dichos vehículos.

La gran pregunta a SUVINCA: ¿Qué pasa con el resto de los Venezolanos, que deseamos acceder a un vehículo a precio justo?, llámese: Ingeniero, Peluquero, Oficinista, Contador, Trabajador independiente y, en fin, un sin numero de venezolanos que no están en la clasificación de Suvinca, sin ánimos de ofender a ese otro grupo de venezolanos que muy merecidamente se lo tienen ganado.

Me parece que deben revisar cuidadosamente esa política y/o criterio para el otorgamiento del beneficio de vehículos, ya que da la sensación muy clara de EXCLUSIÓN hacia un grupo de venezolanos, que también desean optar por esos vehículos a precios justos. ¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que ese otro grupo de venezolanos puedan estar incluidos en esa clasificación, sin distingo de ningún tipo?.

Nuevamente, sin ánimos de ofender a los empleados públicos, los voy a mencionar como ejemplo nada más; de todos los beneficios que esta dando la revolución, ellos tienen alta prioridad, me remito a las pruebas: prioridad para la adquisición de vehículos, prioridad para la adquisición de línea blanca, prioridad para el otorgamiento de la Tarjeta “del buen vivir”, prioridad para créditos habitacionales, prioridad para el otorgamiento de la tarjeta de “turismo” y así sucesivamente. “Pareciera” que estamos gobernando “exclusivamente” para los funcionarios públicos, docentes, médicos, y otros casos muy puntuales, militares, etc.; pero ¿Qué pasa con el resto de los venezolanos?.

Hay casos, de funcionarios públicos, médicos o militares, en donde el grupo familiar posee un vehículo de reciente adquisición (2 o 3 años de antigüedad), pero como hay una persona que es funcionario y/o cumple con la clasificación de Suvinca le dan prioridad para la adquisión del nuevo vehículo, a un precio justo. Pero hay casos de grupos familiares que jamás y nunca han tenido un vehículo y/o el que tienen actualmente pasa de 15 años de uso y esta pidiendo cambio. ¿Qué criterio priva a la hora de decidir el otorgamiento del vehículo a un precio justo?.

¿Dónde están el modelo “Arauca” y el Modelo “Orinoco”?, cuyos precios debían ser: Bs. 93.678 y Bs. 119.900 respectivamente. En la Página WEB. de SUVINCA, hacen referencia a otros modelos disponibles, pero no le dan propaganda a los modelos “Arauca” y “Orinoco”, que se supone son los que están ensamblando aquí en Venezuela. Claro debemos suponer que con los convenios con China y/u otros países, pueden estar llegando otros modelos para ofrecerlos a precios justos para ir cubriendo la demanda, eso lo entendemos; pero deben ser coherentes con el esfuerzo del Ejecutivo en relación a la planta ensambladora que se inauguró recientemente en el Estado Aragua y de cómo iban a estar programadas las entregas de los vehículos que salen de dicha planta.

Las informaciones hasta el momento, en términos generales no son claras, ni con las direcciones a donde acudir para realizar los trámites a nivel nacional, ni el procedimiento administrativo que se debe hacer para tener la opción a estos vehículos a precios justos; lo que si esta bien claro en la página de Suvinca es a quienes va dirigido dicho beneficio; a menos que exista algún error involuntario y/o una mala redacción que hace necesariamente pensar que una parte de los venezolanos esta excluido de dicho beneficio. Cuando hacen una entrevistas por televisión, las preguntas y las informaciones son simplemente generales, pero no son objetivos ni concretos con relación a las preguntas que se hace el ciudadano común y de a pie, ejemplo: No trabajo para ningún ministerio, soy trabajador Independiente, soy comerciante, soy taxista, soy ingeniero, soy empleado administrativo, soy profesional del derecho, soy profesional de la telecomunicaciones, etc. ¿Tengo derecho a optar a un vehículo a precios justos y tasas preferenciales?, ¿Qué entidades bancarias están involucradas en el otorgamiento de créditos para esa línea de vehículos a precios justos y tasas preferenciales?, ¿ En que tiempo promedio están entregando los vehículos, una vez que la entidad bancaria aprueba el crédito?, ¿Si yo vivo en Mérida, me tengo que trasladar a Caracas para realizar estos trámites o ya hay otros concesionarios regionales donde poder hacer el trámite?. ¿Dónde quedan los concesionarios autorizados para la venta de dichos vehículos?. Estas interrogantes simples. no han sido contestadas en ningún programa de televisión de una manera detallada, didáctica y en fin para que toda la colectividad entienda que hay un orden, una buena planificación en la entrega de dichos vehículos a precios justos y a tasas preferenciales; y un criterio bien definido para el otorgamiento de dicho beneficio, paso a paso. Nuestro comandante fue muy claro al enfatizar, en una de las entregas de un lote de vehículos, que “..aquí lo que priva es la verdadera necesidad….”

De lo anterior se desprende la necesidad de un programa de televisión, que se repita en distintas horas del día, durante un tiempo determinado, en donde temas como éste puedan ser transmitidos de forma permanente, didáctica, educativa y paso a paso. Aplica lo mismo para realizar programas referidos a los distintos trámites a realizar en: Seniat, Cedulación, Pasaporte, Taquilla Única, y todo lo que tenga que ver con trámites administrativos y/o gestiones del día a día. El programa pudiera llamarse: “La Gestión del día a día”.

Tan fácil que es tener una pág. Web. con toda la información detallada, con la dirección correcta de los concesionarios autorizados, con los teléfonos y correos electrónicos para pedir información y sí los concesionarios están debidamente dotados para suministrar toda la información respectiva; de tal manera que con una simple llamada se pueda obtener una aclaratoria de las dudas que puedan surgir, en función de la información suministrada. Basta con tener un procedimiento bien definido, claro y con todas las dudas resueltas, de modo de otorgar el beneficio sin mayores traumas y sobre todo evitando el “burocratismo” , aplicando lo establecido en la Ley de simplificación de trámites administrativos.

Cuando se envía un correo electrónico a las direcciones indicadas en SUVINCA en su pág. Web, nunca son contestados; así pasa con un gran número de instituciones que pareciera que tienen sus “correos electrónicos” solamente de adornos y cumplir con un paso meramente burocrático, pero que efectivamente no funcionan. Hay que revisar este aspecto de comunicación que no va al ritmo de la revolución y hasta nuestro Comandante, cada vez que puede, recuerda este lineamiento comunicacional. Hay sus excepciones pero pareciera, que en forma general, se incumple con dar respuestas concretas por esta vía de comunicación, nadie se quiere comprometer.

La aplicación de las tres "R" se hace necesario y evidente permanentemente en las instituciones, pero muchos funcionarios no la aplican.


Patria, socialismo, viviremos y venceremos….. estamos en el camino correcto y venciendo, somos muchos.



Email: Darwsol@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7578 veces.



Darwin Solórzano


Visite el perfil de Darwin Solórzano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: