¿Hasta cuándo se alcahuetea la corrupción?

Ah…, terrible problema la corrupción, ese mal milenario, siempre ha estado en el tejido social de la humanidad, los imperios de antaño se derrumbaron a causa de la corrupción, hasta en el sagrado libro de la biblia en su antiguo testamento se encuentran lamentaciones o reseñas de hechos pecaminosos para con la cosa publica y privada. Es un flagelo que pareciera hubiese nacido con la misma humanidad, sin embargo las monarquías, los estados, naciones, o gobiernos indistintamente su forma, manera u origen, nacieron y se corrompieron en su mayoría; monarquías, estados, naciones y sus gobiernos en el tiempo y en el espacio han buscado formas, maneras de colocarle pañitos tibios, para ello han redactado, y aprobado códigos y castigos tratando de contrarrestar los delitos contra la cosa pública. En verdad ha sido una eterna lucha del hombre, unos por imponer la corrupción y otros por enfrentarla. Por eso viene a nuestra memoria el Libertador Simón Bolívar, quien ante la presencia de actos dolosos, no le tembló el pulso para redactar y decretar normas que castigaran la corrupción en aquellos tiempos de creación de la República.

Hoy aún en nuestra patria, se habla, se discute, se denuncia y castiga muy poco los delitos de corrupción, la impunidad ante ese flagelo hace que mucha gente poco o nada le tema a la ley, a los valores y principios que en algunas instancia se proclaman, y por el contrario hay quienes más bien estimulan para que muchos se enreden en actos que rayan como manejos indecoros tipificados como corrupción, al sugerirles a quienes estén en cargos públicos o privado que aun no malversando, el capital o patrimonio que les encargaron administrar, finalmente saldrán como pendejos, o bolsas y señalados de corruptos.

Lo anterior tiene la finalidad de tratar de dejar algún aporte para la Ley contra corrupción que se esta reformando en los actuales momentos ante la Asamblea Nacional, para que sin medias tintas grafiquen un articulado que ciertamente ponga un parado a esa alcahuetería que a todas luces vienen pasando con los delitos de corrupción, para ello sugiero que los voceros del pueblo que hacen el papel de diputados ante la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela; redacten, discutan y aprueben en esa reforma que están haciendo a la ley que castiga la corrupción, varios artículos que taxativamente señalen lo siguiente: -“Toda persona que haya sido encontrado culpable y juzgada firmemente por el delito de enriquecimiento ilícito u apropiación de bienes públicos, ya sea por desviación o mal uso, u componenda para delinquir con el patrimonio que se delego para su administración, además de asegurar con las propiedades de éste, u siendo suyas en manos de terceros, les serán confiscadas para asegurar y recuperar el daño patrimonial que hubiere hecho a la Hacienda de la República”. Igualmente se debe redactar y aprobar articulado que deje bien claro que:-“toda persona que igualmente juzgada y con sentencia firme por delitos de corrupción, quedarán inhabilitados de por vida del derecho a volver a ejercer cargos ya sea por elección directa o designación en el campo de la actividad pública de la República Bolivariana de Venezuela “

Si tomáramos estas previsiones y endureciéramos un poco la Ley anti corrupción, seguro que este delito disminuiría de manera notable en poco tiempo

(*) Miembro del equipo Político PSUV-Táchira.


macariosandoval@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2350 veces.



Macario Sandoval (*)

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor