De pie el internacionalismo proletario

Desde Polonia: Solidaridad de la izquierda obrera con Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana

Varsovia, 29-11-06

En Polonia está renaciendo una izquierda anticapitalista y antimperialista. Después del derrumbe del “socialismo real” y de la restauración del capitalismo a partir de 1989, el antiguo partido “comunista” que gobernaba en la Polonia Popular, el Partido Obrero Unificado Polaco, formalmente se disolvió. De hecho, bajo el nuevo nombre de Alianza de la Izquierda Democrática (SLD), se trasformó en socialdemocracia restauradora, neoliberal, atlantista, clintonista y luego bushista, exportadora de la carne de cañon a los mercados de las guerras imperialistas.

La SLD gobernó de 1993 a 1997 y de 2001 a 2005. En 2001, llevada por la oleada de la reacción popular a la catastrófica gestión del Estado por la derecha, ganó espectacularmente las elecciones parlamentarias obteniendo un 41% de votos. En 2005, después de su propia gestión neoliberal igualmente catastrófica, perdió las elecciones parlamentarias obteniendo un 11% de votos...

A lo largo de los años, la SLD se pasaba por “la” izquierda polaca. Los intentos de varias corrientes políticas de constituir una alternativa a la izquierda de la SLD fracasaban sucesivamente, cooptadas o marginadas y condenadas a una vida grupuscular. Pero la alternativa se estaba gestando, en silencio, imperceptiblemente.

A su origen estaba un sindicato. Se llama WZZ “Sierpien 80” -Sindicato Libre “Agosto ‘80”-. En su nombre, reivindica la tradición de las grandes huelgas obreras que estremecieron la Polonia Popular y generaron el Sindicato Autogestor Independiente “Solidarnosc”. Pero Daniel Podrzycki y Boguslaw Zietek, fundadores del Sindicato Libre “Agosto ‘80”, creado en 1992, rompieron con el curso derechista, procapitalista y proimperialista de Lech Walesa y la dirección de Solidarnosc.

Bajo la dirección de Podrzycki y Zietek, el nuevo sindicato animó numerosos combates ofreciendo una dura resistencia a las privatizaciones generalizadas de las empresas, a los saqueos del patrimonio nacional, a los desastrosos efectos sociales de la restauración capitalista y a la superexplotación a la que el feroz capitalismo neoliberal somete hoy a los trabajadores polacos.

Es un sindicato proletario, concentrado en el más poderoso bastión de la clase obrera y del movimiento obrero polacos: las minas de Alta Silesia. Su combatividad e intransigencia en la defensa de los intereses de los trabajadores y de su propia independencia lo llevaron, a comienzos de la década, a comenzar a construir su propio partido político. Se llama Partido Polaco del Trabajo (PPP).

Entró en el escenario político polaco en el verano de 2005, con motivo de las elecciones parlamentarias y presidenciales. Daniel Podrzycki, su candidato a la presidencia de la república, en plena campaña electoral murió en un misterioso accidente automovilístico. La dirección del partido y del sindicato la asumió Boguslaw Zietek.

Entre los partidos que se dicen de izquierda, el PPP es el único anclado en la clase obrera. Levanta un programa de ruptura con el capitalismo, reivindica las conquistas sociales de la Polonia Popular, participa en las luchas feministas, se opone a la participación polaca a las agresiones imperialistas a Afganistán e Irak y es solidario de las revoluciones cubana y venezolana.

Considera el proceso bolivariano, su proyección latinoamericana y su búsqueda del “socialismo del siglo XXI” una de sus más importantes referencias políticas en el ámbito internacional. Una muestra de este alineamiento es el mensaje que sigue del Sindicato Libre “Agosto ‘80” y del Partido Polaco del Trabajo a Hugo Chávez (http://www.partiapracy.pl/).
--------------------------------------------------------------------------------


Sr. Hugo Chávez Frías
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

La ciudad de Katowice, Polonia, el 27 de noviembre de 2006.

Estimado Compañero Presidente,

Con motivo de las próximas elecciones presidenciales en su país, el Sindicato Libre “Agosto ‘80” y el Partido Polaco del Trabajo, dos organizaciones que presido y que cooperan estrechamente, le desean a Ud. que una vez más gane esta confrontacón de manera aplastante, obteniendo el más amplio apoyo posible del pueblo venezolano.

Desde una perspectiva polaca, estamos siguiendo el desarrollo de esta confrontación cuya importancia es enorme no solamente para el propio pueblo y el propio proceso revolucionario bolivariano en Venezuela ni tampoco solamente para los pueblos latinoamericanos, sino también para los trabajadores, los pueblos oprimidos y la verdadera izquierda del mundo entero.

Frente a esta confrontación que trasciende las fronteras de su país y de hecho es internacional, nuestro sindicato y el Partido Polaco del Trabajo se sitúan resueltemente en el mismo campo que Ud., compañero Presidente. Defendemos los mismos intereses y las mismas aspiraciones. Tenemos los mismos amigos y aliados. Enfrentamos a los mismos adversarios y enemigos.

Consideramos que la defensa de los derechos de los trabajadores, los pobres y los excluidos es indisolublemente unida a la defensa de la independencia y la soberanía de los pueblos coloniales, oprimidos o dependientes. Aspiramos a la abolición de la explotación del hombre por el hombre y de la opresión de la nación por la nación.

Respetamos la consecuencia y la intransigencia con las cuales se enfrenta Ud. a la hegemonía, las intenciones agresivas y los planes conspirativos de la única superpotencia mundial que persigue su derrocamiento por todos los medios posibles, incluyendo el golpe de Estado, los actos terroristas, el sabotaje y la desestabilización. Su actitud ante las amenazas y los peligros es para nosotros un ejemplo a seguir.

A un mundo unipolar, dominado por los Estados Unidos y sus aliados más poderosos, basado en la globalizacón económica neoliberal que devasta nuestro planeta y en un tratado de libre comercio que amenaza con un gigantesco saqueo y la anexión de América Latina, opone Ud. la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra America.

Creemos que en otras partes del mundo, incluyendo nuestra propia región, la Alternativa Bolivariana debería servir de referencia para los proyectos, alternativos a los neoliberales, de integración regional democrática y promotora de la justicia social. Es necesario que los proyectos alternativos de integración en las diversas partes del mundo se apoyen reciprocamente y cooperen entre ellos.

Como bien dice Ud., “dentro en el marco del modelo capitalista no es posible la solución de los gravísimos problemas que tiene la sociedad: la pobreza, la miseria y la exclusión”. No es posible ni en Venezuela, ni en Polonia. El Partido Polaco del Trabajo que se origina en un auténtico movimiento sindical apoya también su insistencia en que la única solución posible a los problemas de las nuestras y todas las demás sociedades no puede ser otro que “el socialismo del siglo XXI”. Apoyamos su “llamado a discutir ideas nuevas y viejas experiencias para delinear ese nuevo socialismo”.

Estamos solidarios con su combate, compañero Presidente. El 3 de diciembre próximo su victoria electoral será una gran ventaja para nuestro trabajo sindical y político.

Solidaria y atentamente
Boguslaw Zietek
Presidente del Sindicato Libre “Agosto ‘80” (WZZ “Sierpien 80”) y del Partido Polaco del Trabajo (PPP).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6166 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n87215.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO