Entrevista a Juan García: “El 20-M dejó una agradable falta de credibilidad en Maduro y su gobierno

Juan García de la Coordinación Nacional de Marea Socialista

Juan García de la Coordinación Nacional de Marea Socialista

Credito: aporrea tvi

29 de mayo de 2018.-

Estamos entrevistando a Juan García, activista social, cofundador de aporrea.org,  miembro del Equipo Nacional de Marea Socialista y de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución, para que nos de sus impresiones sobre el escenario postelectoral que se proyecta en corto, mediano y largo plazo.

¿Cómo se interpreta ese 48 % de participación en las elecciones presidenciales del 20M, el récord histórico más bajo desde 1958?

Particularmente creo que la mayoría de la población  votante coincidió con ese porcentaje de personas  que nunca votan y eso  produjo este hecho excepcional de rechazo: entre ellos una franja importante que sigue reivindicando el legado de Chávez y que viene  expresándose en abstención argumentada o en voto nulo desde la primera campanada de alerta que se dio en las elecciones de la Asamblea Nacional del 2015.  Estamos ante un nuevo y más profundo fenómeno electoral de rechazo y desconfianza a la gestión del gobierno, que ante la ausencia de una opción presidencial, realmente colectiva y con una propuesta de emergencia creíble, le permitió a Maduro congelar una parte del voto prestado chavista a su favor.  La realidad que veo para este momento inmediatamente poselectoral, es un profundo y generalizado sabor amargo en las bases de quienes optaron por el voto (independientemente de sus preferencias) y las bases de quienes decidieron no votar: aunque parezca sarcástico, el pasado 20-M dejó una agradable falta de credibilidad en Maduro y su gobierno, un comportamiento electoral en las bases que expresa una disposición de cambio en crecimiento y que reclama un Plan de Medidas de Emergencia personificado en un colectivo de hombres y mujeres que demuestren seriedad, responsabilidad, decencia, compromiso con el país, el pueblo y la Vida, una manera para resolver la trágica situación que viven económicamente las familias trabajadoras del país. 

Un gobierno que oculta y no transparenta públicamente las cifras de indicadores y balances económicos normados por la Constitución dan pie para desconfiar  de ese porcentaje de abstención, igualmente excepcional,  que dio el CNE y que la duda colectiva de calle considera  muy superior…  pero lo peor es que este gobierno no pareciera tener reflejos para encender las alarmas… el pueblo va a reaccionar ante lo que se ha convertido en un problema de vida y donde ya  no puede seguir perforando sótanos que conducen a la muerte y a ese anormal proceso emigratorio nunca visto.

¿Cuál debe ser el plan de lucha y organizativo que se debe dar la clase trabajadora para generar una dirección que garantice no solo salir de la crisis económica sino llevar el proceso revolucionario por el camino de la realización del socialismo?

La cultura popular dice que “no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”. El tiempo en este refrán es exagerado, pero los “tiempos” en  medio de una situación de crisis económica como la que vivimos se ralentizan: los días se convierten en semanas, las semanas en meses y los meses en años.  La Lógica del Capital, a la que no escapa ningún gobierno del mundo, es tan perversa que ha borrado en la práctica los límites que separan la izquierda burocrática de la derecha burguesa en funciones de gobierno o poder, hasta el punto que sus personificaciones son dos caras de la misma moneda.  Lo que dicta la realidad es que ante la inexistencia de una opción o referencia alternativa genuinamente Anticapitalista, independientemente de los cambios de gobierno o regímenes que se den debido a la sublevación de los pueblos, la crisis económica se mantendrá.  Y se mantendrá, como viene sucediendo en Brasil, Argentina, Ecuador, Nicaragua y el resto de los países de Nuestramérica porque no había Plan que priorizara por desmantelar y dinamitar toda la institucionalidad de Estados Rentistas construidos sobre la base de la Lógica del Capital.  No pudimos ir a Gobiernos de los Trabajadores:  único gobierno que puede edificar una Nueva Institucionalidad Revolucionaria, en el marco de la más amplia Democracia Constituyente y orientado a regular o normar la vida social a favor del Trabajo, es decir, de las grandes mayorías de las familias trabajadoras y que en medio de una ola de cambios inusitada que revivió el ánimo de transitar la propuesta de la Segunda Independencia, dejó pendiente esa tarea estratégica que simplemente fue acariciada por el proceso de la Revolución Bolivariana.

La crisis económica en Venezuela y en el resto de los países de la región se va a mantener y se va a profundizar porque somos parte indispensable del  Nuevo Plan Global del Capital[i] donde el gobierno de Maduro  y los demás gobiernos de la región están metidos hasta los tuétanos.  Y respondiendo tu pregunta: no hay plan de lucha y organizativo de la clase trabajadora para generar una dirección colectiva que garantice salir de la crisis económica y transitar el camino hacia el socialismo sino no confrontamos el  Nuevo Plan Global del Capital.  Y eso solo se puede hacer con otro Plan y una consecuente  Orientación Colectiva Anticapitalista surgida del debate y la disposición de las vanguardias ganadas para unificar las luchas de los Pueblos de Nuestramérica y el mundo.

¿Cuáles son en resumen los problemas estructurales más significativos del gobierno nacional y su política en todos los niveles?

Bueno, en la misma dirección de la respuesta a la pregunta anterior, para mi este es un Gobierno Capitalista Duro que ha hecho una gestión diametralmente opuesta a la orientación publica que dejó Chávez para el periodo 2013-2019 y que él mismo la expuso en lo que denominó el  “Primer Consejo de Ministros del Nuevo Ciclo de la Revolución Bolivariana” y que popularmente se conoce como “Golpe de Timón”.  Mi resumen es que el gobierno de Maduro está en otra orientación política que ha generado todos  estos problemas estructurales y que tienen que ver con decisiones gruesas y de carácter insólito, pero comprensibles si lo visualizamos como otro plan distinto al dejado por Chávez.  Y esto lo digo porque es la única manera de explicarse la política de las Zonas Económicas Especiales[ii] y los 15 Motores que van desde el  Minero (Arco Minero del Orinoco) hasta el Forestal, los cuales constituyen una orientación en toda la línea Extractivista del Nuevo Plan Global del Capital que mutó del neoliberal Consenso de Washington al llamado Consenso de los Commodities[iii].   Pero también es la manera de entender la reciente Ley de Promoción y Protección de las Inversiones Extranjeras y la convocatoria anticonstitucional de una Asamblea Nacional Constituyente donde se tuvo la osadía de saltarse una de las conquistas de Democracia Constituyente más importantes del proceso bolivariano: la consulta decisoria en ejercicio refrendario del Poder Originario para su convocatoria.  Creo que hay una falla de origen en este gobierno la cual conduce a políticas y problemas estructurales que se develan  cada vez con mayor rapidez y que objetivamente van  contravía de lo que tenía previsto Chávez para este periodo 2013-2019.

Se amenaza al país con nuevas sanciones y el no reconocimiento de gran parte de la comunidad internacional al proceso eleccionario: ¿Qué  lectura le das tú a ese escenario?

Como dice un amigo: “aquí no hay comunidad internacional un carajo”.  Aquí  lo que hay es una Gobernanza Internacional de Burócratas y Burgueses que se reduce a la representación que tiene el  1% de las familias más ricas de la población mundial y que de antemano tienen un protocolo de acuerdo previo para ir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y dirimir los problemas que los explotados y sublevados pueblos en alguna parte del mundo les ocasionan en sus áreas de influencia.  China, Francia, la Federación de Rusia, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y los Estados Unidos de América son los cinco (5) miembros permanentes de este Consejo, con derecho al veto, donde se decide la estabilidad o inestabilidad, principalmente, de los países del llamado Tercer Mundo.  

Mi percepción es que Trump es inmensamente menos potable que Obama en los pueblos de Latinoamérica, tiene abierto dos frentes con una tradición histórica antiyanqui: México con el Muro y Venezuela con la Presión Económica. La política de Intervención territorial, en cualquier modalidad, tiene en contra la inestabilidad  de Brasil y Argentina con crisis económicas y sociales  llena de movilizaciones multitudinarias de rechazo a los gobiernos que sustituyeron los recientes gobiernos llamados del “progresismo” que capitalizan las protestas y donde el PT de Lula recobra influencia con posibilidades de triunfo en las venideras elecciones.   México y Colombia viven procesos de politización con las candidaturas de Petro y Obrador donde se instalan disposiciones de cambio que en nada favorecen al gobierno de EEUU; Rusia y China desde la llegada de Chávez a la Presidencia ampliaron de manera importante su influencia económica-diplomática en la región y con intereses que defender;  la OEA junto al deterioro de los organismos regionales y los grupos como el de Lima son vistos por los pueblos como extensiones  de una política abiertamente intervencionista y utilitaria al gobierno de Trump.  Todas estas percepciones y otras que se podrían incluir, pueden pecar de subjetividad pero  rompen también la subjetiva apreciación de la existencia de una correlación de fuerzas a favor de una intervención abierta en Venezuela.  No hay intervención en Venezuela, en cualquier modalidad, donde se pueda ocultar la presencia dominante del gobierno de EEUU y ello generaría  consecuencias  que alterarían aún más  la poca estabilidad política de todos los gobiernos  de la región,  producto de la unidad y combatividad  antimperialista que se instalaría en todos los pueblos de Nuestramérica.   Ante un riesgo de consecuencias inimaginables  que puede generar rechazo,  trascender nuestro continente y ganarse la solidaridad de los pueblos del mundo, incluido el propio pueblo estadounidense que también fue tocado por la solidaridad del Proceso Bolivariano, no veo posibilidades de ningún tipo de intervención abierta en territorio venezolano.  Pero el argumento más fuerte y que he venido repitiendo en esta entrevista que me haces, es que el gobierno de Maduro está inscrito en toda la línea del  Nuevo Plan Global Extractivista del Capital donde China y Rusia son parte del mismo: hay una corrección atípica de alto riesgo con relación a la crisis económica financiera del 2008 que no se corresponde con el compartimiento de las correcciones que se dieron en crisis anteriores, el sistema financiero internacional está infectado de derivados financieros  que son parte de una masa inmensa de capital ficticio de carácter especulativo y que constituye la nueva burbuja financiera en crecimiento con tendencia a explotar y es lo que justifica este nueva mutación del neoliberalismo más duro hacia el Consenso de los Commodities.

¿Es necesaria una nueva referencia política de izquierda y por qué?

Hay muchas izquierdas, desde la que aún reivindican a Stalin hasta las que ven a Putin o Xi Jinping como aliados estratégicos.  Voy a citar a Marx para tratar de dibujar la gravedad de lo que estamos viviendo y de la que no son ajenos los gobiernos de China y Rusia: "... la producción capitalista solo sabe desarrollar la técnica y la combinación del proceso social de producción, socavando al mismo tiempo las dos fuentes originales de toda riqueza: la tierra y el ser humano en cuanto trabajador".  Esto lo escribió Marx hace 150 años y hoy el centro del Plan Global del Capital es intensificar la Acumulación Primitiva de Capital, pero esta vez  por la vía de la desposesión de territorios en los países del Sur donde se encuentran los mayores territorios vírgenes y que constituyen un reservorio natural para la preservación de la Humanidad y el Planeta.  Y lo traigo como referencia porque con las nuevas técnicas, nada amigables con el medio ambiente, las devastaciones de territorios vírgenes o semivirgenes aceleran ya  la destrucción de la vida y convierten en un problema de supervivencia global mantener la coexistencia con el Capitalismo.  Los efectos que ya están produciendo este agotado sistema de producción en el Cambio Climático y sus consecuencias catastróficas lo hacen inviable.  Por tal razón, no es difícil imaginarse, en esta nueva etapa que vive la Humanidad, un proceso extraordinario de Globalización de las Luchas, sin izquierdas ni derechas sino estrictamente Anticapitalistas y por la conquista de una Nueva Gobernabilidad Mundial donde prevalezca lo que podría ser la Clave Global del Socialismo que dio  el propio Marx para dejar atrás lo que él llamó la prehistoria humana: "desarrollar la técnica y la combinación del proceso social de producción SIN SOCAVAR las dos fuentes originales de toda riqueza: la tierra y el ser humano como trabajador libre de toda explotación".  Una tarea impostergable, inmediata y donde la Vida de la Humanidad y el Planeta se confronta contra la Muerte en esa lucha permanente por  conquistar  el Socialismo y que nada tiene que ver con esa caricatura  de “socialismo en un solo país”.

_______________________________

[ii] Una ley que transversaliza el grueso de los 15 motores productores: Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socioproductivo (Zonas Económicas Especiales)

[iii] El Consenso de los Commodities (Texto en PDF) constituye una ampliación del Consenso de Washington (1989)

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7157 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n325842.htmlCd0NV CAC = Y co = US