Mi preocupación sobre las patrullas en los barrios de Caracas

Quiero advertir en primer lugar porque el título en primera persona, es el caso que, es reflejo de lo que veo y siento y el testimonio de muchos camaradas que en confianza han contado sus desventuras sobre lo que ocurre en su territorio y el poco o nulo apoyo de las instituciones en el desarrollo político social y además el casi desprendimiento con los Consejos Comunales que en cierta medida han dejados a su suerte y riesgo, la preocupación que ya no es mía solamente, señala el acercamiento de las denominadas redes populares de manos de la oposición, que a la calladita realizan e implementan ofertas de trabajo y otras dádivas, inclusive a gente que es nuestra encausando sus necesidades de ingresos, lo que para el suscrito es una tremenda amenaza y puede servir para la horadación lenta de nuestras bases en barrios de la capital.

La organización revolucionaria no ha sido de lo mejor, presentando muchas aristas y debilidades que no coinciden con los discursos televisivos de muchos de los que están al frente del Partido, aunque no todo es negativo, creemos firmemente que se deben tomar medidas organizativas de emergencia y dejar el triunfalismo acomodaticio y la declaradera en los medios del Estado y darle un remezón fuerte a esta situación. Es importante atribuir a la falta de aceptación de la crítica y la nada despreciable autocrítica que generalmente está ausente en la militancia revolucionaria, a fin de darle un vuelco a la organización; nos podemos preguntar, para qué las patrullas si en verdad en los barrios y según la votación histórica son muy pocas las que se han constituido y en el momento de la verdad, de una necesidad de incorporación superior a la lucha con que se cuenta, cuál organización responderá de manera efectiva, seguimos contando con el apoyo individual de millones de venezolanos al ciudadano presidente, pero no hacemos lo posible en la conversión de ese apoyo en conciencia política, he allí en nuestro concepto la mayor debilidad que enfrentamos y sobre la cual no se está haciendo sino muy poco.

Otro de los elementos a transitar y analizar, es el papel de las instituciones y la gente nuestra que está allí, el papel que debe cumplir no solo cuando se les arenga o invita a una manifestación sino el trabajo constante que incorpore el estudio ideológico a los miles de compatriotas que trabajan en el sector público, es el caso que, en el Distrito Capital, tenemos adscritas cerca de 92 escuelas y en cada una de ellas hacen vida Consejos Comunales y otras organizaciones sociales y carecemos de una política de acercamiento y control sobre ese entorno tan importante, esto solo como una referencia y motivado a la misma preocupación, lo que existía está próximo a morir.

Es la hora de asegurar el camino que estamos transitando y la responsabilidad está en nuestras manos, presionando en las instancias que sean necesarias del partido y fuera de el, para sensibilizar a la gente sobre estas verdades, sin estridencias y con firmeza revolucionaria, lo que está en juego es la patria, el próximo año tenemos elecciones legislativas, debemos comenzar desde ahora.

Las manzanas dentro del partido y las instituciones del Estado deben ser execradas de manera fulminante, es fácil detectarlos, necesitamos la voluntad política para hacerlo, requerimos de los mejores revolucionarios en la administración pública, es la hora de colocar en los cargos públicos a la gente que garantice la continuidad revolucionaria, no perdamos mas tiempo en vaguedades y discursos anestésicos, independientemente del total de patrullas que se han conformado hasta la fecha, de acuerdo a indicadores históricos, está muy por debajo de esas expectativas, lo que infiere que las circunstancias organizativas no van acordes con la población que apoya el proceso.

Es un llamado a la reflexión que debe producir reacciones positivas, porque estamos ante una verdad irrebatible, lo que nos obliga a reforzar el trabajo de incorporación, a la par del trabajo ideológico pertinente y la motivación que por conciencia se nos hace obligatoria y eficaz; por otra parte, es bueno decirlo, debemos buscar los lazos necesarios con los organismos públicos para cruzar a los camaradas que estén inscritos en su territorio, con las conformadas en las patrullas laborales, de esta manera garantizamos buenos resultados organizativos en aras de la conformación del partido para las luchas por venir.


rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1439 veces.



Rafael Febles Fajardo

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a87612.htmlCd0NV CAC = Y co = US