Ugalde y el proyecto de Ley de Educación

El Fariseo oscurantista más destacado, después de los curas de la Conferencia Episcopal, Ugalde, está preocupadísimo por el proyecto de la nueva Ley de educación, pero no por su contenido, sino por los reales y por las sanciones, es decir, es un cura de religión capitalista, no católica. Y en cuanto a la libertad de cultos, está aún desvariando (loqueando en criollo) más.

El proyecto de Ley dice claramente en su “Artículo 6: “El Estado mantendrá en toda circunstancia su carácter laico en materia educativa, preservando su independencia respecto a todas las corrientes y organismos religiosos. Las familias tienen el derecho y la responsabilidad de la educación religiosa de sus hijos e hijas de acuerdo a sus convicciones y de conformidad con la libertad religiosa y de culto, prevista constitucionalmente”.

El rector de la Universidad Católica Andrés Bello “aseguró que si es aprobada la Ley de Educación que se discute en la Asamblea Nacional, los colegios de Fe y Alegría, así como cientos de otras escuelas desaparecerán porque será afectado el financiamiento”. El rector informó que el gobierno se reserva el establecimiento de lo que se cobra y paga, al igual que prohíbe las asociaciones para ayudar al financiamiento de estas instituciones. ¿Será que ya estaba buscando financiamiento de la NED, La Usaid o a lo mejor de SUMATE ?. Les propongo que le pidan a CEDICE, que bastantes $ reciben desde el norte.

Será que en Venezuela ahora curas y beat@s quieren imitar a los palangristas que pueden decir y hacer, al mejor estilo gringo, cualquier cosa que se les ocurra, sin que puedan ser reglamentados o sancionados.


“Con la educación de mi hijo, no te metas”.


Las señoronas burguesas marcharán, piden respetar el Art. 59 de la Constitución, como no lo han leído, aquí se los mando: “Art. 59 de la Constitución, El Estado garantizará la libertad de religión y de culto. Toda persona tiene derecho a profesar su fe religiosa y cultos y a manifestar sus creencias en privado o en público, mediante la enseñanza u otras prácticas, siempre que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres y al orden público. Se garantiza, así mismo, la independencia y la autonomía de las iglesias y confesiones religiosas, sin más limitaciones que las derivadas de esta Constitución y de la ley. El padre y la madre tienen derecho a que sus hijos o hijas reciban la educación religiosa que esté de acuerdo con sus convicciones”.

Nadie podrá invocar creencias o disciplinas religiosas para eludir el cumplimiento de la ley ni para impedir a otro u otra el ejercicio de sus derechos. Así que amigos de la Guardia, preparen Gas del Bueno, para ver si estas enlacadas señoras abren el “entendimiento”.

Bueno Señor Cura Inquisidor Ugalde, y Sras. Mamás ignorantes, lean, estudien y después protesten.

Venceremos… a pesar de todos estos analfabetas funcionales


maos42@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1794 veces.



Miguel Antonio Osío Sandoval


Visite el perfil de Miguel Antonio Osío Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: