Obama deroga el decreto ya. Obama repeal the executive order. Venezuela es esperanza

Pareciera una contradicción que para lograr la paz hay que prepararse para la guerra, pero ello es inevitable partiendo de la premisa de que el capitalismo en su desarrollo hacia su fase superior: el Imperialismo, va generando la concentración de poderes en los ámbitos económico, social, político, cultural, geográfico, ambiental y militar en manos de unos pocos, con el consecuente detrimento de los muchos.

Esta metamorfosis se registra a niveles mundial, regional y nacional y dentro de cada nación también se manifiesta en los niveles nacional, estadal, municipal y comunal, creando un desequilibrio cada vez más diferenciado entre la clase dominante (oligarquía) y la dominada (pueblo) en cada uno de estos estamentos citados anteriormente. Analizando este problema a nivel mundial y haciendo la necesaria diferencia entre los gobiernos y sus pueblos en cada país, concluimos que el Imperio estadounidense con el apoyo de los gobiernos europeos y los pocos países divorciados de sus pueblos de América latina y algunas otras latitudes mundiales que reproducen conductas imperiales, conforman el grupo enemigo de la unión de gobiernos y pueblos convencidos de que la solución al conflicto generado es la práctica del antiimperialismo y la implantación del Socialismo.

Después de la Segunda Guerra Mundial y la llamada Guerra Fría el incipiente Imperio estadounidense y sus aliados europeos crearon una serie de organizaciones como la ONU (Organización de las Naciones Unidas), OEA (Organización de Estados Americanos), SIP (Sociedad Interamericana de Prensa), Banco Mundial de Desarrollo, FMI (Fondo Monetario Internacional), CIDH (Corte Interamericana de Derechos Humanos), OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) y un sinnúmero de Organizaciones mundiales y locales, que lejos de cumplir con sus aparentes postulados de justicia internacional se convirtieron en la práctica en ejecutores de políticas represoras hacia los pueblos débiles y en patente de corso para el fortalecimiento del Gran Imperio estadounidense y sus aliados europeos permitiendo la invasión y el saqueo de las riquezas naturales mundiales. La voracidad imperial en el caso de los EEUU hace que con una población representativa del 5% mundial consuman el 25% de los recursos energéticos para mantener sus estándares de vida opulenta, contrastante con el deterioro del resto de la humanidad.

De esta forma veníamos siendo testigos del saqueo universal perpetrado contra toda la humanidad por parte del Imperio y sus lacayos en un sinnúmero de intervenciones armadas en todos los continentes del orbe, ante las miradas cómplices de sus lacayos e impotentes entre los países afectados hasta el surgimiento de la Revolución Cubana en la mitad del siglo pasado y la Revolución Bolivariana en el inicio del presente siglo, con el concurso del despertar de los pueblos de América Latina y el Caribe en respaldo de estos procesos nacientes que van haciendo posible el sueño Bolivariano de un continente unido que emerge ante tanta injusticia acumulada y que actualmente se desplaza hacia algunas latitudes europeas, africanas y asiáticas en procura de que otro mundo es posible con el trabajo y la lucha organizada de sus pueblos.

Hoy no se trata de FIDEL y Chávez, ahora son además: NICOLAS, RAUL, DANIEL, NESTOR, CRISTINA, EVO, LULA, VILMA, RAFAEL, PEPE, TABARE y SALVADOR en nuestra América. Es innegable que esta onda insurgente nacida en Cuba y Venezuela y seguida por nuestra América tiene preocupado al Imperio y sus colaboradores de siempre, que de amenazadores se sienten amenazados por el despertar de los pueblos que claman justicia. Por ello el poderoso Imperio ante el pensamiento de Hugo Rafael Chávez Frías que pasó de un sentimiento nacional a ser líder continental, proyectándose luego como una esperanza mundial prometedora de que un mundo diferente es posible con el logro del equilibrio universal haciendo del planeta un mundo pluripolar y multicéntrico y con la actitud asumida por Nicolás Maduro Moros que continúa desarrollando las políticas de su padre y mentor revolucionario; una vez más en un acto desesperado e inconsulto decreta unilateralmente a Venezuela como una amenaza a sus aspiraciones injerencistas acostumbradas para silenciar el clamor mundial de justicia a que teneos derecho cada uno de los pueblos que habitamos el planeta tierra.

Es probable que se sientan confundidos ante la reacción de sus siempre despreciados pueblos del mundo, que por primera vez acuden solidariamente en apoyo de la víctima escogida por el imperio para perpetrar sus fechorías de siempre. Nosotros como herederos de los libertadores de la auténtica patria Americana aspiramos y deseamos la paz en nuestro continente, pero como pueblo en unión a nuestra gloriosa Fuerza Armada Bolivariana y Chavista sabremos defender el sagrado territorio heredado de nuestros libertadores, al igual que ellos lo hicieron en tantas luchas pretéritas frente al otrora más poderoso imperio español.

OBAMA DEROGA EL DECRETO YA

OBAMA REPEAL THE EXECUTIVE ORDER

VENEZUELA ES ESPERANZA

P.D.: ¡Qué triste es pensar que algún compatriota no firme por miedo a no poder obtener una visa para viajar al nido de las víboras!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1376 veces.



Miguel Antonio Osío Sandoval


Visite el perfil de Miguel Antonio Osío Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: