La Iglesia del Imperio Vaticano en regresión

 A los venezolanos o a los pueblos de América, donde según “afirmaba” la firma de Cristóbal Colón, algo compleja i en relación a la cual escribí un cuento que ganó el Primer Premio en el Concurso “Udón Pérez” (1997), titulado Un cuento perdido en América, la firma, repito, demostraba o señalaba que él, el descubridor o conquistador de América como había sido bautizada por en obscuro Américo Vespucio, significaba que el genovés había traído a Cristo hacia el “nuevo mundo” como se supo después i que no era la India; i por supuesto que la firma anterior debía ser distinta, mas indicaba o representaba lo dicho, pasado el año 1492. De modo que Cristo i por consiguiente Dios, ignoraba la existencia de este continente, ya que su “mitología evangélica” abarcaba apenas un trocito del planeta Tierra que se creía plana, en el llamado Medio Oriente; i los evangelios que no son documentos históricos en absoluto, se les atribuyen a hombres de poquísima cultura. Sin embargo, cuando de religión de los humildes, se hizo religión de los poderosos i ricos, nació el Imperio Vaticano con multitud de Papas guerreros i negociantes de almas e indulgencias, i con la antología de las mentiras i disparates que es la Biblia, escrita, interpolada i modificada al gusto de los Concilios i los Escritores i Doctores de la Iglesia, durante más de 1.600 años. Por eso repito lo de siempre: la iglesia nunca cambiará; seguirá siendo más atrasada que el Medioevo, porque si por otro lado contemplamos o valoramos la Edad Media, en ella se fue gestando poco a poco el Renacimiento, durante el cual, la iglesia aprovechó a los artistas i hombres de talento como Leonardo o Miguel Ángel, pero empezó a rechazar a Galileo, Mendel, Newton, hasta llegar a Darwin i a la Ciencia Moderna i Contemporánea. Todavía piensan que San Lucas fue médico i sus disparates dieron pie a sectas como los testigos de Jehová, quienes mantienen que la sangre es alma porque lo dijo este supuesto médico, que ignoraba todo respecto a la sangre i su circulación. Por eso hoi, en pleno siglo XXI, la iglesia cuando más ha llegado a la Edad Media, en los cerebros de sus Papas i de la jerarquía eclesiástica, los que nos hace ver figurones sin ciencia alguna como muchos Papas, Cardenales, Arzobispos, Obispos i toda esa corte de “Excelencias Eminentísimas i Reverendísimas” que tienen una ciencia sin objeto como la Teología, i fuera de eso, no saben ni interpretar i menos valorar la realidad social de un mundo distinto. Solamente los sacerdotes que tienen sensibilidad social i otros estudios, pueden diferir de sus estupideces: en el pasado Copérnico (era además médico), Mendel, etc., hasta llegar a George Heri Lemaitre, sacerdote i astrofísico belga, quien pensó (desechando la Creación en siete días) que el universo se originó de un huevo cósmico  condensado i que, luego George (Joe) Gamov, físico estadounidense de origen ucraniano, hizo los primeros cálculos de lo que se llamó el Big Bang, la teoría del Big Bang., i predijo la radiación de fondo, de relativo reciente descubrimiento i que podemos leer en la obra Arrugas en el tiempo. Naturalmente Lemaitre es casi ignorado por la iglesia del Imperio Vaticano.

 Por eso hoi, he disfrutado como nunca, las palabras de ese periodista valiente e inteligente que es Alberto Nolia en sus Papeles de Mandinga, cuando habló de estas cosas i enfocó el comportamiento oposicionista de esa caterva de mediocres que es la Conferencia Episcopal Venezolana, convertido en partido político i en embajada para amparar delincuentes como Nixon Moreno. Ahora lo que falta es que le den asilo también a Manuel Rosales, uno de los peculadores o ladrones más sobresalientes de la Venezuela en la oposición actual. Por eso en estos tiempos, tienen que hacer recluta para conseguir seminaristas, aunque si todavía se consiguen es porque muchos truhanes e incapaces, buscan la manera de sobrevivir o de enriquecerse, metiéndose a curas (con discretas i justas excepciones porque los hai ingenuos, buenos i honestos), o porque familias sin estudios ni conocimientos, los empujan con los miedos tradicionales de la iglesia. Hartman decía que la ética o la moral de la iglesia cristiana, es una moral interesada -lo he dicho otras veces- porque creen que en el “más allá” existe un premio, el cielo, o un castigo, el infierno, (lo que se llama eudemonismo del más allá) el gran negocio en siglos pasados, especialmente entre los clientes estúpidos de las monarquías que después de guerras, matanzas i atrocidades, compraban indulgencias como un pasaporte al cielo. Por eso suscribo, respaldo o afirmo las palabras de Alberto Nolia, en su programa Los Papeles de Mandinga i lo felicito por sus acertados comentarios.

 I olvidando estas cosas, a los Borgia i a los de la misma calaña, veamos lo que acaba de suceder con un Papa que trae posiblemente genes e ideas incrustadas en el subconsciente de la juventud hitleriana: el Papa Benedicto XVI, (debe ser “bendito” por lo menos 16 veces) quien llegando al África, el continente más afectado por el SIDA, (más de un 10% de sus millones de habitantes) alarma a brutos, a sensatos, a médicos i científicos, diciendo que debe rechazarse o prohibirse el uso del Condón (lo pongo con mayúscula pues es un apellido) porque además de no proteger contra la enfermedad, lo que hace es difundirla o extenderla ¿Habrase visto mayor imbecilidad en un hombre que al menos sabe leer i escribir? ¿Qué será lo que sabe i estudia un Papa? Estos Papas, aunque no tienen acólitos inteligentes o brillantes (los mediocres se rodean de más mediocres que ellos como lo dijo José Ingenieros) i alejan, ignoran o abiertamente rechazan a los inteligentes que los hai, entre más brutos o embusteros más santos, como el caso de Juan Pablo II, sucesor de un Papa asesinado por ellos i canonizador de guerreros i feroces como Escribá de Balaguer, en cambio aconsejaban a Monseñor Oscar Arnulfo Romero en El Salvador, no meterse en política (por lo cual jamás lo respaldó) mientras él hacía política feroz en su Polonia natal i que para derrotar al comunismo. Por eso, porque cada vez merman más los que buscan el sacerdocio cristiano, crearon una Policía Terrenal-Celestial como es el Opus Dei, tomando directrices de la Gestapo i de la CIA. En consecuencia, la CEV, es actualmente el partido más peligroso de la oposición; los otros son un archipiélago de intereses personales confrontados, siempre soñando con al apoyo i la invasión del Imperio del Norte. Por esto concluyo con la mejor proposición hecha por Nolia; la iglesia i el Estado son entidades separadas; no hai religión oficial i en consecuencia de ahora en adelante, el gobierno revolucionario no debe aportar ni un bolívar para esa iglesia opositora. Además es una injusticia con otras religiones que van a durar mucho tiempo pero al final desaparecerán. Lo dijo Russell: saldremos de la prehistoria de la Humanidad, cuando se acaben las religiones.

robertojjm@hotmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2802 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a75114.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO