Se reeligen obispos antireeleccionistas

Si algo merece ser reconocido de la oposición política al gobierno, es la tenacidad y desmedido empeño de la alta jerarquía eclesiástica. Ha sido una punta de lanza descollante en los momentos trascendentes en la lucha contra Chávez; si fuesen igual como pastores de almas nuestra iglesia católica aparecería robustecida.

 Durante los días aciagos de abril del 2002, cuando la oposición apostó todo en aquella partida para tumbar al gobierno, la cúpula católica estuvo allí metida hasta las orejas. Tanto que, es bueno recordarlo, mientras tenían detenido al presidente en una de nuestras atractivas islas y, un avión de origen extranjero esperaba, quizás para desaparecerle, el entonces Cardenal Velasco, hacía el doloroso y triste papel de emisario de los golpistas, intentando convencerle que firmase la renuncia al alto cargo.

 El resto de la cofradía, se movilizó en todos los sitios, alentando y bendiciendo golpistas. "Cuando creyeron quizás que se cansaba se brazo", como dice el poema de Tomás Antonio Potentini, fueron a Miraflores a bendecir al presidente usurpador y el mismo Velasco, firmó aquella aberración jurídica que pretendió legalizar al gobierno de Carmona. . Las reuniones de la Conferencia Episcopal Venezolana, son vistas con el mismo interés que despiertan las de los partidos políticos. Y para ser justos, digamos que, oposición y oficialismo, están más atentos a los anuncios políticos que de aquellas emanarán.

  Por supuesto, nadie aspira que de esas asambleas salga humo blanco, llamado a la unidad y deposición de las animadversiones, sino la confirmación y bendición a la línea política opositora, emanada de otra instancia que además la financia, para salir de Chávez. Y mientras ellos deliberan por dos o tres días, buscando la sutileza para decir cosas absurdas, el país casi se paraliza y miles de venezolanos o más, esperan el sonido de los tiros. 

 Durante la campaña por la propuesta de Reforma Constitucional del 2007, los jerarcas de la iglesia desplegaron una intensa campaña; sólo les faltó acudir al CNE a registrar su tarjeta. Recordamos como los obispos Porras, Ubaldo Santana y Luckert, cual mosqueteros, aparecían en los medios despotricando contra la reelección y afirmando, sin que se les arrugase la cara ante tanto disparate y embuste, que lo propuesto por el gobierno era una fórmula marxista-leninista. Y sus seguidores, unos pocos entre el numeroso contingente de sacerdotes de a pie, improvisaban reuniones políticas opositoras y mostraban en los altares banderas de Venezuela al revés. Y eso contó y cuenta con el aval de la pequeña y santa inquisición.

 En estos días, la alta jerarquía, representada por los tres nombrados más el Cardenal, como en la campaña anterior, ha fijado posición y vuelve a afirmar que la reelección es una usurpación al derecho de los demás a ser elegidos. Claman, en las reuniones políticas, entre misas y gallos, por el derecho a la alternabilidad, el cual según ella, se negaría con la Enmienda.

 Pero como dice el refrán, muchos suelen actuar de una forma en la calle y hasta adornarse con un discurso, mientras hacen y dicen lo contrario en casa. Los obispos Porras, Luckert y Santana, se han reelegido para presidir de nuevo la Conferencia Episcopal Venezolana, sólo que en esa decisión no participó el soberano católico, sino un estrecho .círculo de panas.

 Es la misma conducta que les lleva de manera eufemística a pedir al gobierno que intensifique la represión como medio para combatir la delincuencia, mientras amparan en la Nunciatura Apostólica, bajo la falsa figura de perseguido político, a un presunto delincuente, acusado de cometer actos lascivos contra una agente policial y dejar parapléjico, por los efectos de disparos, a otro.

 ¿Y todas esas cosas, conductas duales, no son pecaminosas? ¿Son dignas de respeto y observancia por la comunidad católica?


damas.eligio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1461 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a70714.htmlCd0NV CAC = Y co = US