Palestina originaria e Israel invasor…

Uno de los conflictos de más larga duración en la tierra se vive entre Palestina e Israel, sus raíces tienen origen bíblico seguido de la diáspora judía y la época de postguerra de la II guerra mundial. En 1947 se crean dos territorios en la antigua Palestina por mandato de la ONU: Israel (judío) y Palestina (árabe); situación que creó una inconformidad en el mundo árabe derivando la Guerra de los Seis Días. En 1948 Israel se declara independiente sin ser reconocida por la población autóctona árabe, se produce la Guerra de Independencia y se prolonga hasta 1949. Ese mismo año, se firman acuerdo de armisticios con Jordania, Egipto, Siria y el Líbano. Jerusalén queda dividida en dos sectores, uno de dominio israelí y otro jordano.

Los ancestros de los palestinos llegan a la costa del Mar Mediterráneo 3500 años A.C. A lo largo de varios siglos sufren la dominación de egipcios, asirios, caldeos, persas, romanos, hebreos y también de los cruzados cristianos. Viven 400 años bajo el yugo del Imperio Turco Otomano. En 1917 Inglaterra aprueba la “Declaración Balfour”, que apoya la emigración de judíos hacia Palestina. En las siguientes décadas llegan millares de judíos, la mayoría provenientes de Europa que comparten el ideal conocido como “Sionismo”, el cual mantienen en la actualidad, este movimiento europeo del siglo XIX, busca la formación de un Estado judío moderno en Palestina.

La persecución de Hitler en Alemania en 1933 intensifica la migración de judíos hacia Palestina. Las hostilidades entre árabes y judíos prosiguen durante la II guerra mundial. Al final de la guerra, el exterminio alemán provocó la muerte de unos 6 millones de judíos en campos de concentración nazis lo que aumentó el apoyo internacional para la creación de un Estado judío. En 1964 se crea la Organización Para la Liberación de Palestina (OLP).

El Estado de Israel, posee un poderío militar que incluye bomba atómica y armas de destrucción masivas prohibidas mundialmente por la ONU. Es un Estado económico que descolla en Oriente Medio, su creación ha causado uno de los más intrincados litigios territoriales y humanitarios presentes. El antiguo Estado judío surge en Palestina y alcanza su apogeo en el reinado de David, alrededor del año 1.000 A.C. El país es conquistado luego por babilonios, asirios, griegos y romanos. En el año 135 de la era cristiana, los romanos controlan una insurrección contra la dominación imperial y expulsan a los judíos, que se dispersan por varios países (diáspora). En 636 los árabes ocupan Palestina y convierten a la mayoría de sus habitantes al Islam.

En 1967 las fuerzas israelíes lanzan un ataque contra Egipto, Siria y Jordania. Se llamó Guerra de los Seis días con dominio de Israel que ocupa el Sinaí, la Franja de Gaza, Cisjordania, Altos del Golán y la parte oriental de Jerusalén que es anexada. Israel rechaza la resolución de la ONU que pide devolver los territorios ocupados. En 1982, milicianos cristianos libaneses, aliados de Israel, masacran entre 800 y 2000 palestinos en campos de refugiados. Se intensifica la acción de lucha de la OLP y el FPLP (Frente Popular para la Liberación de Palestina). Posteriormente surgen los grupos combatientes islámicos Hamas y Yihad. Bajo la excusa de llamados grupos terroristas, Israel construye el “Muro de la Discordia”, un muro en la zona de Cisjordania que despertó todo tipo de reacciones y rechazos creando además, la construcción de más asentamientos judíos en los territorios ocupados. El Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yaser Arafat, denunció su construcción por ser una especie de “Muro de Berlín” en torno a Jerusalén, considerada ciudad sagrada para cristianos, judíos, musulmanes pero que, se hacía de ese modo, para exclusividad de los hebreos. El líder espiritual y fundador de Hamas, Ahmed Yassin muere por un ataque aéreo israelí, luego su sucesor Abdel Aziz Rantisi, fue asesinado por unos mísiles y poco tiempo después en el 2004 fallece Arafat en París, (se dice que asesinado en un complot médico). Su deseo de ser enterrado en Jerusalén fue rechazado por Israel.

En diciembre del 2008 Israel bombardea la Franja de Gaza, ocupada por un millón seiscientos mil palestinos aproximadamente, de manera genocida arrasa con vidas civiles de niños, mujeres y hombres inocentes en desacato a las Naciones Unidas que le piden un cese al fuego y ante la mirada cómplice de muchos países de la comunidad internacional. El irracional y feroz ataque israelí, lo ejecutan continuo en el 2009, utilizando armas prohibidas como el fósforo blanco y uranio empobrecido. El rechazo mundial se queda en discurso, al igual que el silencio del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, integrado entre otros por Estados Unidos, aliado de Israel e invasor de Irak, Afganistán y cuanta nación posea recursos naturales y energéticos.

Se presume este ataque como un plan diseñado por etapas, de hecho, otras naciones como Irán, están bajo la lupa de una arremetida similar. Es conocido que en América, Israel es abastecedor de armamento militar a Colombia, otro aliado de Estados Unidos. Venezuela vigilante ante este hecho, ha decidido romper relaciones con el Estado de Israel en respaldo al noble y sufrido pueblo Palestino. Por ahora, el propio Estado Israelí ha negado el acceso de la prensa internacional a la zona del conflicto, se han cerrado fronteras de ayuda humanitaria, los cadáveres y heridos se suman cada día en las calles de Gaza. Mientras la excusa del Estado Israelí, se basa en bombardeos a terroristas, en un libreto parecido al de Estados Unidos en Irak y Colombia en Ecuador.

Se dice que terrorismo es un accionar de azote contemporáneo contra la humanidad. Causa de terror. Las Naciones Unidas plantearon cinco principios para combatir el terrorismo: 1. La disuasión a los grupos descontentos de elegir el terrorismo como táctica para alcanzar sus objetivos. 2. Dificultar a terroristas el acceso a los medios para llevar a cabo acciones. 3. Hacer desistir a los Estados de prestar apoyo a los terroristas. 4. Desarrollar la capacidad de los estados para prevenir el terrorismo. 5. Defender los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo.

Por ahora, países como Estados Unidos señalan quien es terrorista y, hacen su clasificación pasando por alto el atroz terrorismo de Estado que ejecutan y promueven por el mundo. La desproporción de ataque contra Palestina es la misma intención de racismo y el exterminio pretendido contra un pueblo y territorio cuna del cristianismo e islamismo.



 larrymarquezperalta@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4318 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a70226.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO