La enmienda y la oposición

Escribo estas líneas en medio de un ominoso escándalo político generado, y montado por la oposición, con el cuento de que es ilegal e inconstitucional la enmienda a la Constitución. Los oposicionistas se remontan a los cielos con la vana ilusión de encontrar allí la solución a sus contradicciones. Todavía no tienen definitivamente aclaradas las medidas que deben implementar, si lanzarse a las calles e incendiar el país, como amenazan los sesudos dirigentes estudiantiles de manitos blancas, o sí como es más probable lo van a postergar como su “sentido común” les indica. Ninguno de estos “dirigentes” tiene el valor de enfrentarse al pueblo, temen las consecuencias. Pero, andan en busca de una solución, ya que no pueden eludir el problema después de tantas amenazas. Al fin se dieron cuenta que la solución es el voto.

Los medios de comunicación nos informan que en todas las instancias del llamado mundo oposicionista se elevan oraciones públicas pidiendo al creador la paralización de dicha enmienda. La coronan con toda una serie de reuniones “pacifistas”, aquelarres y congresos. No les es fácil decidir cual de los dos métodos les es más eficaz, la oración “piadosa” o los lamentos “pacifistas”. De todos modos son los únicos recursos que les quedan a los oposicionistas.

Los oposicionistas “pacifistas” no se preocupan lo más mínimo por la paz en el país sino por ganar apoyo para tratar de restarle votos a la Revolución. A la oposición no le importa el pueblo, ni la secuela de pobreza y otras necesidades que le agobian, ya que esta consideración, no cuenta en absoluto para ninguno de los bandos oposicionistas. En última instancia para los ladrones lo que cuenta no es el pueblo, sino los dólares de la renta petrolera, la dominación sobre el erario público y el país. La oposición habla de la “nación”, de la clase social menos favorecida, de la unidad. En realidad su objetivo es ampliar el poder de estos grupos sobre todas las instancias nacionales.

El principio de la “democracia” juega un rol en el bando opositor. Sirve para encubrir sus robos, saqueos, violaciones y prepararse para otros nuevos. Democracia para los socialistas significa que todos los venezolanos tenemos derecho a la autodeterminación; sin embargo, los oposicionistas pisotean vilmente este derecho democrático del pueblo que la Constitución nos consagra.

Nosotros, estamos comenzando la revolución socialista, es decir, vamos dando los primeros pasos audaces hacia el futuro. Pero los países Suramericanos, comenzaran su lucha revolucionaria inmediatamente después que nosotros, trataran de conquistar el poder en esos países y luego nos uniremos para avanzar en la consecución de los objetivos predeterminados. Así llegaremos gradualmente a la instauración de una nueva sociedad socialista a escala continental. Para lograr los objetivos tenemos que crear comunas, organizaciones, y empresas de producción social.

En este proceso una capa de burócratas, secretarios de los sindicatos y de otras organizaciones, diputados, periodistas etcétera, se eleva por encima del pueblo explotado. Los elevan tanto sus condiciones materiales de vida como su influencia política. Pocos son los que mantienen una intima relación con la clase pobre y permanecen leales a sus intereses. Los más comienzan a mirar a los que están por encima de ellos en lugar de mirar a los que están debajo. Empiezan a ponerse del lado de la burguesía, olvidando los sufrimientos, las miserias y las esperanzas de la clase excluida. Esta es una de las causas de muchos inconvenientes que tendremos en el próximo referendo para aprobar la Enmienda, sino resolvemos este problema.

Existen sinvergüenzas que venden su voto por el peculio para un sancocho y dos cajas de cerveza, y otras lo venden por el valor de un cosmético, sin tomar en cuenta el daño que le hacen al país y a sus camaradas de infortunio; no entienden que se vota por un proyecto, por una idea para beneficio de todos, no por una persona determinada. Hay que ir a buscar casa por casa a los remisos para que salgan a votar y explicarles lo que está en juego, lo que significa el socialismo.

Que mejor candidato para Miranda que Diosdado, que mejor candidato para Petare que Jessi Chacón, que mejor candidato para Libertador que Aristóbulo Votaron por los fascistas Ratónski, el Ocariz y el abuelo Monster; son unos descerebrados.

Salud Camaradas.

Hasta la Victoria Siempre.

Patria. Socialismo o Muerte.

¡Venceremos!


manueltaibo@cantv.net







Esta nota ha sido leída aproximadamente 2072 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a68724.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO