El miedo es libre

Un espectro se cierne sobre la ¡y que oposición!: el espectro del derrotismo

Después de la alegría de tísico que, inexplicablemente, produjo la revolcada sufrida el 23N a sus ¡y que líderes! en la cual salvaron la honrilla con unas pírricas victorias en cinco gobernaciones (después de tener siete) que jamás en su vida soñaron obtener, y luego de haberse disipado los “vapores de la fantasía”, un terror pánico se ha extendido entre ellos que los tiene peor que palo´e gallinero y dando carreritas al baño a cada rato, ante el inicio de los trámites para una simple enmienda a un artículo de la CRBV, que permitiría que el pueblo ejerza en plenitud su derecho a elegir a quien quiera que rija los destinos de Venezuela tantas veces como él mismo se lo permita.

Realmente uno no alcanza a entender esta reacción de la ¡y que! ya que esta sería una ocasión en que se la están poniendo “de bombita”, para que la bote de jonrón y así demostrar lo que desde hace casi diez años viene predicando respecto al descenso de popularidad del Presidente la cual, según sus estériles deseos (más que pronósticos) debe estar a un nivel inferior aún que el más bajo de la Fosa de las Marianas, y dejar que haga como Chacumbele ¿Cuál es el problema? ¿No se dan cuenta, por el contrario, que esa sería la solución a todos sus problemas? Además, esos ¡y que señores! tienen que estar muy cansados después de esa agotadora campaña que tan pingües dividendos electorales les produjo y tienen derecho a sus bien merecidas vacaciones en Miami o en España para que venga “este señor” a estropeárselas con su iniciativa de modificar la CRBV. De momento, esta iniciativa ha movilizado a todos los leguleyos, abogados, picapleitos, jurisconsultos, tinterillos, jurisperitos, rábulas, magistrados y espontáneos que adversan a Chávez, quienes se han dedicado con un esfuerzo digno de mejor causa a demostrar que no es posible someter dicha enmienda en lo que queda del presente período presidencial, y en este sentido una de sus tareas es atiborrar cuantos buzones electrónicos puedan con estas ¡y que! demostraciones pero, en vista de que saben que dichos argumentos son falaces, ya se están oyendo voces que aconsejan la adopción de medidas de otro tipo, como las desprestigiadas guarimbas, aun a sabiendas de que también fracasarán porque ya el pueblo no es pendejo. De todas maneras, los capitostes de la ¡y que! harán como hizo Carlos “deque” Fernández la navidad que decretaron el paro aún no levantado, quien después de exhortar a sus seguidores a celebrar la noche buena haciendo vigilia en La Carlota, salió a tomar un avión privado que lo trasladó hasta Aruba a pasar allí las festividades echándose palos, mientras los bolsas se quedaron aquí pelando bolas sin gas, gasolina, alimentos, refrescos y pare usted de contar, lo cual para su desconsuelo ya no podrán hacer nuevamente porque ¿con que culo se sienta la cucaracha?.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1863 veces.



Ño Leandro


Visite el perfil de Leandro Ño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Ño

Leandro Ño

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a68447.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO