Los elegidos y la soberanía alimentaria

Luego del exitoso y reflexivo proceso electoral, como ya nos tiene acostumbrado nuestro proceso revolucionario, el glorioso bravo pueblo y el invencible discurso de Nuestro Comándate y Presídete Hugo Chávez, surge como un compromiso preciso de acciones valorizar de forma objetiva lo que representa, el proceso de construcción de nuestro país en una nueva etapa y más aun cuando la lectura de los resultados en algunos estados de tinte estratégico sufrieron cambios sustanciales político, como exigencia en la conformidad de sus habitantes y la brújula inequívoca que direcciona nuevas expectativas en el desarrollo locas y regional, que agrupa la consideración de distintos aspectos sociales, económico, políticos, culturales entre otros, sin duda alguna que todos esos elementos derivas a su vez nuevas consideración estratégicas, que se orienta a los aspectos productivos necesario, que a lo largo del tiempo y fielmente a impulsado el gobierno nacional, como mandato ineludible de sus responsabilidades de Estado, asociado todo esto se destaca los nuevos desafíos y la responsabilidad que representa los gobiernos regionales y municipales en materias estratégicas como la producción agrícola y pecuaria, en donde evaluando algunas consideración de índole de zonificación estratégica de producción, se concibe como conclusión que se requiere la orientación inmediata de profundos cambios organizacionales que permitan la articulación institucional como norma de desarrollo integral obligatoria eficiente, que parta de las verdaderas responsabilidades de los gobiernos municipales especialmente los de zonas rurales para que asuman el rumbo que exige la soberanía de nuestro país, como epicentros para el desarrollo productivo agrícola, visualizado bajo los parámetros de sus potencialidades locales agrosocioambientales, que en la mayoría de los caso son subordinadas por los mandatarios municipales y sus colaboradores, a la dependencia de otros sectores que desequilibra los objetivos de distribución e impacta negativamente la autodeterminación y la estimulación local en el proceso productivo.

La soberanía alimentaria parte del principio ineludible que considera estos factores de independencia local que experimenta la diversificación como un eje estratégico de logros, es por ello que llego la hora de establecer metas de producción municipal local y regional en el marco de la corresponsabilidad de estos actores políticos, como es posible que un alcalde desconozca las potencialidades agrícola no las históricas, si no las reales, que desconozcan esta importancia dentro del contexto del desarrollo local, regional, nacional e internacional, que dejen la responsabilidad al gobierno central de las acciones trasformadora del sector agrícola, sería interesante poner de moda los cabildos abierto populares para la evaluación productiva municipal como ejercicio político de participación, la creación de unidades estratégicas de producción agrícolas y pecuarias municipales con la participación activa de los consejos comunales, los bancos de semillas municipales y locales, unidades de producción de abono orgánico con los residuos orgánicos del municipio, las ferias municipales y locales de alimento con auténtica producción local, Pongámonos a la altura de nuestro deberes, a la altura de nuestra historia, de nuestra patria, de nuestro pueblo, de nuestro Comandante Chávez.

Con Chávez Todo sin Chávez Nada, por la patria y por el pueblo Viva la Revolución

paulespa2911@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1372 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas