Yo soy el culpable de la derrota del PSUV en Miranda, Táchira, Carabobo, Zulia y Nueva Esparta

Realmente estoy impresionado la cantidad de analístas políticos que hay en nuestro país, en predios de esa variopinta llamada oposición, que más bien es una mezcla de lo malo y de lo malo, es dicir nada bueno y en nuestro glorioso y grande Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), eso quiere decir que uno puede interpretar los análisis a través del cristal con que se refleje la mirada, y es que ahora todos y todas le han caído a palo limpio en el caso nuestro a Diosdado, Jesse, Mario Silva, Rangel Ávalos, Barreto, a mi colega profesor Aristóbulo y tantos otros y otras que figuran en una larga lista de culpables, en el peor de los casos sin derecho a la defensa. Mi pregunta es ¿Qué hiciste tú para contribuir a la victoria que nunca llegó?, Usted dira, nada o casi nada, total ya no importa perdimos en esas ciudades centrales, ah pero ganamos muchas alcaldías el 81 % y 17 gobernaciones, no hay duda, pero les confieso que yo fui el culpable de la derrota y les diré por qué: No organicé ningún tipo de logística para el día de las elecciones, ese día me la pase en mi oficina ministerial dando ordenes telefonicamente, el dinero destinado para la movilización lo invertí en un gran negocio que seguro me dará muy buenos frutos, olvidé las misiones sociales y educativas y les dije esos son regalos del gobierno a los sin nada, no roganicé nada de nada, no me reuní con nadie a menos que fueran mis empledos y obreros que me daban parte de lo que no estaban haciendo, les confieso que en Miranda acusé a Diosdado de promover el Chavismo sin Chávez, en Carabobo dije que Mario en verdad era un marginal, en Sucre el Municipio mirandino dije que Jesse era un incompetente de derecha, en Tachira acusé a Salcedo de ser un pata en el suelo, en Zulia me encerré en Corpozulia y en PDVSA, a ver los toros desde lejitos, primero le corte la cabeza a todo lo que me olía a Rodrigo Cabezas, a quien desterré del Zulia por revolucionario y a su gente las mande al infierno, quienes intentaron desde el Ministerio de Educación a formar La Escuela de Cuadros, pero ni de verga acompañé a Di Martino a una caminata, aunque fuera por La Lago, y ni decir del abatido candidato marabino Henry Ramírez, pero me llené los bolsillos con contratos a través de terceros y hasta cuartos, en Nueva Esparta preferí hospedarme en un cinco estrellas frente al radiante Mar Caribe, con buen escoses y extrema compañía, que abrazar a Fariñas delante de la gente, como además ejerzo la docencia universitaria, mis sublimes conocimientos no los compartí con la gente de los barrios, todavía no me adapto a los acaros, el dengue, los estornudos y otros males sobre todo las palabras grotescas, pero en realidad la causa de la derrota queridos y queridas camaradas es que no hice nada por la causa revolucionaria, tengo una vida holgada de cosas materiales, buenos carros, hasta hummer, juego golf en vez de caimaneras de pelota, prefiero un buen cartochio que esa pasta de mercal, una sopa de mariscos que esas caraotas burdas que traen del Uruguay, un jamón serrano que esa mantecosa mortadela brasileira, por lo tanto "echénme a mi la culpa de lo que pase", como dice la canción, de igual manera yo seguiré siendo lo que soy, un aprovechador, un lame medias, un raspa cuero, un nuevo rico, un come ñoña, un facistoide, un contratista, un intelectual, un farsante y un irreal. Por eso mis hermanos y hermanas del PSUV, ya basta de echarle la culpa a los derrotados, si mi hambriento corazón dijera la verdad, de seguro hasta yo tendría la culpa, pero por favor, observémosnos en el espejo supremo del Comandante Presidente Chávez, con humildad asumamos la derrota, en Vargas en la toma de posesión del General en Jefe Garcia Carneiro dijo "yo también soy culpable", y con humildad asumamos la victoria, yo trataré de todos modos de esta vez, trabajar incansablemente por la enmienda constitucional, para que nuestro líder fundamental permanezca hasta donde Dios y el pueblo soberano manda, vuelvo y repito "echénme a mi la culpa de lo que pasa", que aquí el único culpable fui yo. Viva el Comandante Presidente,Viva la Revolución Bolivariana, Viva Bolívar, Viva El Che, Viva Fidel, Viva el Socialismo. Hasta la Victoria Siempre.


(*)Poeta, escritor, docente, investigador y comunista.

pedroperezaldana@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3053 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas