¡Ni las alcaldías de Sucre y la Alcaldía Mayor! ¡Ok?

¡Nosotros los revolucionarios, no perdimos las gobernaciones de Miranda y Táchira!

Hay que formar revolucionarios, que comprendan que Chávez solo no puede hacer una revolución, aunque sea el líder que muestra el camino, el que abrió los ojos de este pueblo para que no se deje robar mas, para que tenga conciencia de que el poder debe estar en el pueblo, y que el pueblo debe ejercer ese poder todos los días, apoyando a los candidatos de la revolución aunque no nos gusten. Ya tendremos tiempo de revocar a los que nos fallen. Si una autoridad electa por el pueblo cumple con su deber, “que el pueblo y la patria lo premien, y si no que lo demanden”. En este caso es: “que lo revoquen”

Esas gobernaciones y alcaldías no las perdimos, se las dimos a la contrarrevolución, por la mala gestión de nuestros gobernadores y alcaldes.

Los fascistas que estrenan los nuevos cargos de gobernadores y alcaldes de la Gran Caracas, Miranda, Táchira, etcétera, no ganaron nada, solamente cosecharon la ineficiencia, la incompetencia, la desidia y la traición endógena de los adecos de nuevo cuño, infiltrados en la revolución con camisa roja para enriquecerse, traicionando al Presidente y a la revolución socialista.

Antes de las elecciones del 23 de noviembre, viajamos por Caucagua, Higuerote, Virongo, Curiepe, Tacarigua, Mamporal, y Chirimena, y supusimos con antelación, que esa gobernación se perdería, como en efecto ocurrió.

En Caracas era imposible ganar las elecciones de la Alcaldía Mayor y de Sucre, la incompetencia de quienes ocupaban esos cargos, no dejaba duda respecto a su destino.

Claro que parte del pueblo, como lo dijimos en otro artículo, no tiene aun conciencia de revolución, y todavía no han comprendido que el 23 de noviembre, no estábamos votando por los candidatos del PSUV, sino por el socialismo y la revolución. El maestro Simón Rodríguez, dijo que no se podía hacer una república sin republicanos, y hoy estamos tratando de hacer una revolución sin revolucionarios.

No hay peor enemigo del pueblo, la patria y la revolución, que la ignorancia; un esclavo no puede defender la esclavitud, y un pobre no puede defender a los escuálidos aunque no le gusten los candidatos de la revolución.

La revolución bolivariana y el PSUV, están infiltrados de nuevos adecos, tránsfugas del puntofijismo, gobierneros oportunistas y traidores que pueden saltar la talanquera en cualquier momento.

El referéndum para la reforma constitucional, lo perdimos porque muchas autoridades estadales y municipales, no tenían ningún interés en ganarlo.

¿Para que quiere socialismo, alguien que ya se ha enriquecido con el situado constitucional?

Y aquí estamos, arrechos por lo que dejamos de ganar y mas arrechos por las causas que impidieron ganar esos espacios políticos.

Opino que hora no debemos precipitarnos con una enmienda constitucional para que el jefe siga hasta que el pueblo quiera, creo que no es el momento, esperemos a que pase la euforia de los fascistas y a que la embarren en sus gobernaciones y alcaldías, que indudablemente lo van a hacer, mientras los nuevos alcaldes y gobernadores revolucionarios, le demuestran al país que la revolución es buena y mientras formamos mas revolucionarios, trabajando con el pueblo, y dándole educación ciudadana y revolucionaria.

PATRIA SOCIALISTA O LUCHA HASTA LA MUERTE

VENCEREMOS



itejada1932@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2385 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas