Impulsar el debate en el PSUV

Luego del triunfo electoral debemos afrontar la otra cara de la victoria

…“La Profundidad de la crisis y la amplitud y variedad de los sectores afectados (….) configuran un escenario altamente favorable para empujar hacia la conformación de un bloque social alternativo, de amplísima composición social y de enorme fuerza, habida cuenta de la legión de sus potenciales integrantes que abarca la mayoría de la población”..

Marta Harnecker. (Reconstruyendo la izquierda pág. 43 edit. Monte Ávila)

Partiendo de la anterior premisa y en vista del fracaso del neoliberalismo a nivel planetario, sin duda alguna que la tarea principal del Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV una vez finalizada la batalla electoral sin duda alguna, buscar solidificar el naciente partido, con el fin de transformarlo en una fuerza capaz de golpear al sistema capitalista dominante para transitar hacia la sociedad socialista. Debemos avanzar en la organización social, la propiedad colectiva que tanto estimula el presidente Chávez, Falcón es un estado que gracias a la obra del gobierno Bolivariano ha sentado las bases hacia un desarrollo sustentable; ese mismo empeño desarrollado en los últimos ocho años debe orientarse hacia lograr la participación de la mayoría de sus habitantes en el beneficio obtenido de las riquezas que en él se generan, para ello es impostergable tener un partido fuerte organizativa e ideológicamente.

Para cumplir este cometido se debe (a mi entender) superar la crisis ideológica en la cual está inmerso, superar este escollo solo se alcanza efectuando un amplio debate, donde todos los que militamos en el PSUV participemos haciendo aportes, cada quien desde su perspectiva con el fin de construir las bases ideológicas del mismo, con un pensamiento propio, que parta de la realidad especifica de nuestra Venezuela en todos sus ámbitos, donde sea fundamental el factor socio-cultural y étnico, del mismo modo tomando en cuenta las experiencia, los éxitos y fracasos del movimiento revolucionario en Venezuela y el continente, y lo más importante que se haga un análisis profundo de la crisis del capitalismo de principios del siglo XXI, de la revolución científico-tecnológica, la globalización es decir un análisis riguroso y altamente integro similar al que Carlos Marx realizo del capitalismo en la revolución industrial en el siglo XIX.

En el caso falconiano el siempre recordado camarada Carlos Martínez Bueno venia planteando crear un movimiento de opinión dentro del partido que ayudara a las instancias orgánicas del PSUV en la labor de conferirle insumos (instrumentos como: documentos, libros, películas, charlas, foros) a los militantes que ayudara en buena medida a lo que se plantea en el presente trabajo. Esto por supuesto redundaría en beneficio a la hora de desarrollar el partido que anhelamos todos y que el presidente Hugo Chávez a señalado como garante de que la revolución Bolivariana continuara en el tiempo, para el beneficio de la población venezolana y sea el principal sostén político organizativo de la sociedad nueva que estamos construyendo.

Uno de los grandes desafíos de la dirección regional y nacional de PSUV es cimentar las bases ideológicas de nuestro movimiento, sino se corre el riego de desparecer en el corto tiempo, como los ensayos de la izquierda Light en los 80, o el anquilosamiento de los viejos partidos dogmaticos, se debe avanzar en lo ideológico para saber que somos y hacia dónde vamos, de esta manera debemos afrontar la otra cara de la victoria electoral, el compromiso de no convertirnos en una maquinaria electorera pragmática como lo fue en su tiempo la CONVERENCIA de Caldera.

“Sin teoría revolucionaria no hay movimiento Revolucionario”.

Wladimir Lenin

Ordonez47@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1196 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas