Las elecciones: el estado y las comunas

La ciudadanía percibe la política con desconfianza por innumerables incumplimientos, por la facilidad para prometer y la impunidad para no honrar las promesas y volverlas burla o sonrisas piadosas.  Por esto, la ciudadanía no cree en la política y expresa en las manifestaciones callejeras y en los escenarios de confrontación social, un malestar que devora la paciencia y transforma, muchas veces, el justo reclamo en absurda exigencia, porque a la razón de sus demandas no la acompaña la fuerza de la organización (labor que debe profundizar el PSUV“;

Por este camino, la gente le ha perdido el respeto al Estado, entendiendo a éste como el conjunto de instituciones políticas que regulan la vida social sobre un territorio determinado. Para Maquiavelo, en "El Príncipe", es el teatro en que se relacionan el pueblo, el territorio y el poder a la democracia, al diálogo.

En este curso, se ha insertado la corrupción con su efecto perverso para la democracia, destruyendo la confianza en los dirigentes y en las organizaciones, desarmando a los ciudadanos, que son actores y autores de la construcción socialista, y sembrando la duda sobre cualquier iniciativa política del “Poder Popular” que quiera organizarse hacia el Socialismo del Siglo XXI. Es tarea urgente de los hoy candidatos, a las alcaldías Mayor y Libertador (Aristóbulo Isturiz y Jorge Rodríguez): “ganar la confianza de la gente que confiar en el poder” Maquiavelo.

Hemos visto que la corrupción viene en combos: compra de policías corruptos dentro del paquete, licitaciones fraudulentas con hombres de negocios incluidos, vender terrenos públicos a precio de gallina flaca para mega construcciones o edificios, etc., etc., con lobbies de “estafadores malandros”, y todo esto se sostiene en complicidad con un Estado corrupto.

Hay que reconocer que lo que anula la justicia es la corrupción pública y privada que nos acompaña desde que Adán enamoraba a Eva. El problema radica en la estructura ideológica de nuestra sociedad, en el deterioro de la identidad nacional, el sentido de Patria y compromiso social, y la afirmación de la personalidad de cada uno: se han hecho grandes concesiones en el terreno legitimo del poder del pueblo soberano

En esta situación, el Estado se ha vuelto una empresa que actúa como privada con las ganancias y como pública con las pérdidas, que da a los que tienen y quita a los que no tienen. ¿Hasta cuándo? Que respondan Aristóbulo y Jorge dándole solución a esto, entregando: “todo el poder para el pueblo” via conformación de las Comunas, aunque la tarea no es fácil y es heredada.

yocatari@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2423 veces.



Juan Contreras y Oswaldo J. Flores C. / Coordinadora Simón Bolívar


Visite el perfil de Oswaldo Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Flores

Oswaldo Flores

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a67475.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO