Alerta PSUV, PCV, PPT, UPV: El ser Histórico de la Revolución se activa.

La lucha, el confrontar, el conflicto, la crisis es parte y una necesidad para que acontezca la verdad y se avance en lo nuevo que trae consigo el devenir histórico. La lucha política es parte de la formación que se define como transformación, tanto en lo personal como en lo grupal, social, para la construcción colectiva novedosa de una comunidad. No hay cambios en la quietud, en lo que carece de movimiento que tiende a ser hermético, cerrado, pasa a ser defendido e identificado con la tendencia conservadora del camino político convencional CPC. Lo rígido e inmóvil se identifica con un sistema económico, cultural y político propio de una sociedad conservadora, con su estructura que responde a la superestructura e ideología consumista, capitalista que se niega a la transformación histórica. Se da una regresión y se termina asumiendo los vicios de una sociedad en decadencia, donde se señalan mafias que luchan por el control del poder que se confunden con los partidos, política, manejos económicos, corrupción, instituciones y burocracia con sus respectivas bandas y crímenes.

En el 2006 fue necesario, por sus errores, superar y eliminar el partido Movimiento V República MVR, del proceso patriótico, identificado con el Camino Político Tradicional Alternativo CPTA, comprometido con la consolidación de la felicidad social, la transformación económica y de Estado. Entre otras causas que afectaron el partido MVR, se señala el enfrentamiento de los partidos que apoyaban el proceso. Los partidos entraron en la competencia por el poder para usarlo a su favor y el crecimiento de su respectivo partido. Si un Ministerio estaba en manos de determinado partido que apoyaba el proceso, solo se beneficiaban en el empleo y los proyectos los de su partido, sus partidarios, amigos y familiares, promoviendo los círculos cerrados y los vicios. Los intereses particulares dominaban obviando el sentido comunitario con una auténtica política de beneficios para todos sin discriminación.

Rápidamente el partido MVR fue sustituido en el 2007 por el Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV, que en su nacimiento contó con la fe y reunió un gran número de compatriotas rebeldes, que por decepción con el MVR permanecían aislados y por primera vez se inscribieron en un partido. En los inicios de la formación del partido PSUV se vivieron experiencia auténticas de revolución, incorporando la formación. En el proceso de consolidación del PSUV las experiencias fueron otras, entraron a controlar las líneas y maquinarias de los que estaban en el poder, al frente de las instituciones del gobierno nacional, estadal y local, que se apoderaron del partido. Fue con el partido del PSUV y otros partidos que apoyaban el proceso como el Partido Comunista de Venezuela PCV, el partido Patria Para Todos PPT, UPV, Tupamaros y otros que se asumió la Reforma Constitucional con consecuencias lamentables. El proceso del CPTA sufrió una derrota, un estado de caída con la no aprobación de la Reforma Constitucional y esta situación dio origen al nacimiento inmediato de las tres RRR: revisión, rectificación y reimpulso. Las tres RRR parece que no cumplieron su función y pasaron al olvido, quedando en el discurso y el palabrerío.

Desde el partido PSUV con todas sus manipulaciones, líneas y maquinarias de poder, en una mayoría de estados, se nombraron, obviando inhabilitaciones, ineficiencia y comportamientos contraéticos, los candidatos para Gobernaciones, Alcaldías y Autoridades legislativas y con ellos se realizaran las elecciones del 23 de noviembre 2008. En algunos de los estados y municipios otros partidos no aceptaron los candidatos del PSUV y nombraron sus propias candidaturas. Por una parte se considera que el elector patriota identificado con el proceso Bolivariano, ubicado dentro de su contexto, tiene opciones para tomar decisión. Por otra parte, diversas opciones al elector, genera división y afecta el proceso electoralmente. El presidente Hugo Chávez señala el fenómeno político y emite juicios desfavorables contra los partidos de PCV y PPT que no apoyan los candidatos del partido del PSUV, llamado partido de la unidad.

Se habla de la política como un arte, de la buena política o de la auténtica política, cuando se da la unidad que implica el encuentro de las partes a pesar de las diferencias. La unidad es el producto del encuentro y la confrontación donde actúa la comprensión del contenido del programa de gobierno, de los contrarios, de los otros externos que se encuentran fuera y la autocomprensión de lo que le es propio a lo particular. Gracias a la unidad se juntan los contrarios y se hace mayor el uno del contenido de programa de gobierno, que adquiere fuerza y continúa en aumento, por poseer su sentido de verdad. Si existen otros candidatos que entran en contradicción con el PSUV es importante superar lo inmediato y aparente que se muestra para ir a hacer la lectura de lo oculto.

Si no hay unidad política, es posible pensar que no hay encuentro y conforntación, que no se da la auténtica política en el PSUV y los otros partidos como el PCV y el PPT, por carecer del sentido de verdad. Entra la debilidad política en acción y se hace manifiesto un problema. Se duda del logro de superar los errores de falta de formación y de contenido político auténtico del partido del MVR con la creación del PSUV. Los errores continúan en el partido PSUV y en el sigue vigente el control y la presencia del partido MVR. Como partido, el PSUV continua funcionando electoralmente, ajustado a los esquemas de los anteriores partidos de la sociedad consumista y capitalista, identificados con el camino político convencional CPC del pacto de Punto fijo, del cual no se ha logrado liberar. De nuevo el intento por crear un partido auténtico que responda al camino político tradicional alternativo CPTA, para fortalecer el proceso bolivariano socialista en la República Bolivariana de Venezuela, se encuentra a la deriva.

El PSUV mayoritariamente, con excepciones, carece de formación política, tiene similitud con los partidos del CPC donde continúan las líneas, la mal llamada disciplina que se confunde con verticalismo, autoritarismo o negaciones y los acuerdos con sus negocios por el control del poder. Son comportamientos donde se manifiestan las características de un partido conservador. En el PSUV no se discute, no se confronta, no se entra en conflicto a partir del hacer político en la existencia diaria para avanzar en el compromiso del devenir político y darle velocidad al proceso. Proceso que lleva una década donde no se puede aceptar perder más tiempo para cambiar la superestructura social y vivir la felicidad, además de decirle al mundo, con los hechos, que la revolución, al interior del país, de Venezuela si es posible.

Si se activa y acelera la revolución, se puede ir demostrando que se cuenta con una política de pleno empleo, con un urbanismo y ambiente humano con hermosas ciudades y numerosos parques, bosques, con plantas de tratamiento que impiden la contaminación de nuestra aguas, con procesadoras de basura que contribuyen a mantener los espacios limpios e invitan al turismo alternativo en las Aldeas Agroecológicas, turísticas, artesanales y culturales y los Paseos Integrales de rescate de memoria histórica, con una auténtica educación que forme en el trabajo productivo-liberador y de atención social, salud, deporte y recreación que impide la delincuencia, la droga y garantiza la seguridad ciudadana y un alto nivel de cultura, tecnología y de comunicación que pone en evidencia la sensibilidad y creatividad venezolana, un destacado sistema de transporte social y una economía armónica con la naturaleza y la sociedad con excelente producción agroecológica e industrial de la materia prima, que garantiza el autoabastecimiento y permite la exportación, junto al petróleo.

No basta querer el queso, ni tener la leche y el cuajo para hacer el queso, necesario es el pensar, organizar, planificar y evaluar, el hacer humano para producir. El mantenerse activo y en la lucha permite el devenir histórico. La casa, las obras de arte, los monumentos y pueblos, sin el pensar y hacer humano, sin su movimiento, sin su acción, carentes de confrontación, de conflicto, los retoma el ser de la naturaleza y los vuelve a la tierra. Recordemos todos vuelven al lugar donde nacieron y la vida pasa muy rápido por cuanto el tiempo para vivir es muy corto. No se puede vivir en un pensar, hablar y querer la revolución y por todas partes encontrarse con la pobreza frente a la renaciente clase burguerrupta (la nueva burguesía proveniente de la corrupción), el desempleo, la delincuencia, droga y alcoholismo con su inseguridad, el desorden ambiental y la contaminación, la basura, el deteriorado urbano y la deficiencia, maltrato, burocracia y corrupción, con algunas excepciones, de las instituciones públicas.

Importante es destacar positivamente, al interior del país, la política nacional de salud con los CDI, así como las misiones y en particular las educativas donde se debe incorporar el aprender, pensando, haciendo, produciendo y emprendiendo, para sustituir las becas por la incorporación de estudiantes, como ayudantes de trabajo. Otra realidad importante de destacar son los Concejos Comunales. Valiosa experiencia donde se concreta “más poder para el pueblo”. Concejos que además se deben ampliar a los concejos sectoriales y así tener los concejos estudiantiles, los concejos de obreros, los concejos profesionales, los concejos de profesores universitarios, los concejos de campesinos, los concejos de educadores, los concejos de técnicos y de todos los sectores para generar sus propias políticas.

La política comprometida con la desconstrucción de la superestructura con su ideología capitalista, es una complejidad que fue señalada y abordada por Gramsci. Complejidad que no la soluciona un partido o gobernante solo, que tiene que ver con la filosofía, la cultura, los medios de comunicación y la formación teórico y práctica de todos los seres entes humanos. Todos juntos en construcción colectiva, desde cada sector con su mundo circundante, mediante los Concejos Sectoriales, deben participar en la desconstrucción de las estructuras con sus respectivas instituciones para crear las nuevas instituciones y hacer el mundo que se quiere, que se sueñe y que se espera. Es un hacer escribiendo la historia con los acontecimientos e incorporando todas las iniciativas. Una interesante iniciativa fue la experimentada con el parlamentarismo de calle que se inició y se ausentó.

Frente a lo pasivo, de una gran mayoría, a lo conservador político que atrapa el proceso, a través de la manipulada, limitada y superficial lógica interesada de grupos del partido PSUV y otros partidos como el PCV o PPT el ser histórico de la revolución, conformado por el ser o espíritu del amor y de la rebeldía humana y por el ser o espíritu de la madre naturaleza en armonía cósmica, se activa para hacer el llamado de atención. Es un llamado para generar la confrontación necesaria para avanzar, cruzar el puente y concretar la transformación de Estado, de economía y sociedad, que es más que decir palabra, abstraer y hacer el ejercicio intelectual de imaginar el socialismo del siglo XXI.

Dentro del llamado de atención se encuentra la posibilidad de superar los partidos, que como lo dice su palabra, son una parte que los califica de sectarios y no son la unidad política plural. Los partidos pertenecen al modelo de la sociedad capitalista, bipartidista del Punto Fijismo, del pasado, de lo que fue el camino político convencional, CPC, con sus líneas, sus maquinarias, los controles de poder o la manipulación de las necesidades humanas. Manipulaciones donde el ser ente humano pasa a ser ente cosa usada electoralmente por un partido. Un ente cosa usado por los supuestos genios lógicos- pensantes con poder en el partido que niegan el derecho de los otros a tomar decisiones, a tener su propia experiencia, consolidando así la cadena de la opresión social-cultural y la explotación económica-política. Una negación donde se contradicen los principios éticos de una auténtica revolución pacifica por la transformación histórica de la sociedad. En el accionar del ser histórico de la revolución necesario es asumir otra forma de participación política que responda a la Democracia Participativa, al enfoque pluripolar y con relaciones horizontales por sectores en una UNIDAD DE CONSTRUCCIÓN POLÍTICA TRANFORMADORA (UCPT).

Lo nuevo en una revolución es votar por contenido de gobierno y no por personas, candidatos o candidatas. Comportamientos revolucionarios que implican cambios estructurales en las instituciones con el Concejo Nacional Electoral CNE. El tiempo pasa muy rápido y se quiere vivir en la existencia, en el ahora la revolución donde no se pueden perder los detalles y donde se debe dar solución a los problemas, derrotando la pobreza, el desempleo, el deterioro ambiental y urbanístico, la cultura consumistas y globalizada, la inseguridad social, la negadora educación, la falta de vivienda, el ineficaz turismo, el decepcionante y mayoritariamente burócrata-corrupto servicio público, la carencia de la falta de un sistema de infraestructura pública nacional, la presencia de la delincuencia, el narcotráfico y contrabando, la ausencia tecnológica, de comunicación y científica a nivel local y estadal.

Las experiencias pasadas que rompen los esquemas de imposición de partidos, merecen ser retomadas para innovar desde ellas, como es el caso del Comando Miranda, organizado para la campaña electoral de las elecciones presidenciales del 2006. En él se integraron los sectores y precisamente los partidos eran parte de un sector. Cada sector correspondía a un mundo circundante de indígenas, profesionales, campesinos, obreros, mujeres, profesores universitarios, comerciantes, productores industriales y hasta desempleados. Las miradas de diversos mundos circundantes se encontraron, gracias al estado de apertura, se integraron y conformaron un mundo circundante amplio, donde se juntaron y multiplicaron los intereses comunes. Una forma de asumir la política auténtica y buena política. Con ese Comando Miranda, donde se laboró intensamente, se obtuvo la gran victoria que fue el segundo triunfo del presidente Hugo Chávez.

Se apela a la estrategia del presidente Hugo Chávez, por su condición de ser ético, por su unión con el ser del pueblo y el ser de la revolución en armonía cósmica, en ese señalar partidos como el PCV, PPT y donde no se puede obviar el PSUV, para generar el confrontar, el movimiento, el activar la lucha para que acontezca la verdad y avanzar para concretar el ser histórico de la revolución. Los partidos deben desaparecer del mapa político desde el ser histórico de la revolución. Es una necesidad del ser histórico que lucha por desprenderse del pasado, de los partidos caducos, sectarios, pues estos reúnen una parte, más no logran la unidad social nacional y promueven la división del país.

Perder es ganar en el proceso que se lleva al frente con l@s patriotas Bolivarianos, auténtic@s hijos e hijas de Bolívar que nacieron para hacer historia. Se hace el llamado a la formación teórica - práctica y a la creatividad para innovar en una nueva estructura política, digna, fuerte y ética, que nos permita llevar de nuevo a la reelección al presidente Hugo Chávez para continuar y fortalecer la política nacional e internacional que valiosamente él lleva al frente. La opción, desde el ser de la revolución activado, es consolidar la UNIDAD DE CONSTRUCCIÓN POLÍTICA TRANSFORMADORA (UCPT), conformada por los distintos sectores, para continuar con el presidente Chávez y desplazar a los que impiden, con su reformismos y falsedad desde el interior del gobierno, la revolución y a todos los que ya andan operando desde el partido PSUV y las instituciones como Ministerios, Gobernaciones y Alcaldías para sustituir a Chávez y obran por el Chavismo sin Chávez.


bettyoso@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3510 veces.



Betty Mary Osorio

Profesora de la Universidad de Los Andes, Mérida y titiritera

 bettyoso@hotmail.com

Visite el perfil de Betty Osorio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas