Solidaridad petrolera, belleza universal y socialismo latinoamericano

Venezuela es reconocida mundialmente por su petróleo y deseada al mismo tiempo por intereses apetentes a sus recursos. La belleza, el estilo y las características de la mujer venezolana la hacen el manjar mas deseado por los hombres del planeta. Al analizar las circunstancias anheladas en ambas cosas, podemos apreciar que el petróleo y la mujer venezolana tienen relación entre sí.

Durante el siglo XX Latinoamérica se convirtió en refugio de europeos, asiáticos, árabes y en menor medida de africanos. Algunos huyendo de guerras y otros atraídos por las riquezas naturales o prosperidad del “boom” petrolero que significaban naciones como Venezuela. En el asentamiento, trabajo y mezcla de emigrantes con venezolanos, se levantó una generación de mujeres que siendo ya hermosas; han dejado una huella particular de esa belleza mezclada por el mundo.

Llegado el siglo XXI, las características cambiaban hacia un rumbo que revertía el orgullo “venezolanista” por debajo de las colonias extranjeras presentes en Venezuela. ¡Llegó el Comandante y con su ejemplo mandó a parar!...Hoy día, a pesar de apellidos engorrosos y costumbres foráneas insertadas en la cotidianidad criolla, el nacionalismo venezolano se levanta en altivez. El petróleo y la mujer venezolana se enmarcan en la “Patria Bolivariana”, ejemplo del nuevo socialismo latinoamericano como punta de lanza para el mundo.

Las coincidencias se unieron el mismo día y en escenarios impensables. En Maracaibo, estado Zulia, territorio fronterizo con Colombia y gobernado por la derecha rancia anti-bolivariana y golpista, se promovía la solidaridad socialista venezolana con los pueblos del Caribe a través del petróleo y la seguridad agro-alimentaria bajo el mecanismo de “Petrocaribe”, sistema que permite enfrentar los altos precios del petróleo y alimentos bajo un mismo concepto. Ante la crisis que se agudiza cada día y en la que Venezuela promueve su capacidad petrolera bajo un esquema de solidaridad de financiamiento que no es “regalo”, sino un plan de pago “inédito” con productos, bienes y servicios excedentes de países pobres, permitiendo el alivio financiero a los pueblos del Caribe y la seguridad alimentaria a Venezuela.

Muy distinto es lo que hacen ver al mundo los medios comunicacionales privados que desvirtúan las noticias por el planeta, esos mismos medios que olvidando la historia contemporánea venezolana, pasaron la página del siglo XX, cuando Venezuela financiaba gasolina a EEUU y promovía la “Orimulsión”, como producto de “bitumen” inventado en la tierra de Bolívar a bajo costo, en un excusa perfecta para regalar el petróleo pesado venezolano asentado en la Faja Petrolífera del Orinoco.

Mientras tanto en otro espacio, en el mismo territorio vietnamita atropellado por los gringos hace apenas unas cuatro décadas, se demostraba el impacto de la belleza latinoamericana en el concurso de belleza “Miss Universo” promovido por el magnate norteamericano Donald Trump. Entre cinco finalistas, arribaba una rusa y cuatro latinoamericanas. De ellas, la venezolana Dayana Mendoza ganaba en la final a la representante de Colombia para coronarse, ¡vaya casualidad y cosa rara en el momento actual de coyuntura política en Venezuela!...por supuesto, sin dejar de reconocer la exótica belleza e inteligencia de la “quinta” y nueva Miss Universo venezolana.

El momento se hizo preciso para olvidar el episodio reciente con la película colombiana “Ingrid y su liberación”, adquirido por la actriz venezolana en Hollywood, Patricia Velásquez, quien; pagando sus derechos a Juan Carlos Lecompte, actual esposo de Ingrid, esperaba el hermoso desenlace de amor por él para el final del libreto, solo que una vez liberada; Ingrid declaró su amor “francés” y afecto cercano para su ex -esposo anterior y el amor político por Uribe, en un extraño libreto que finaliza en desamor y “cachos” selváticos con otro ex retenido según Clara Rojas, ex –compañera de fórmula política, retenida y liberada también gracias a la mediación de Chávez y Piedad Córdoba.

Una vez limada las asperezas entre Colombia y Venezuela, previo a la V Cumbre de Petrosur, el director de cine de Ingrid, Juan Manuel Santos (Ministro de la Defensa de Colombia) arremetió contra Venezuela en un juego de guerra que quizás le haga pensar en su próximo “film” sobre una Miss Universo venezolana infiltrada por la FARC, para promover el plan socialista petrolero por el mundo, tratando de enamorar a Obama y desmontando así la película McCain-Sarkozy-Uribe...la computadora anti-misil de Reyes y dejando sin la posibilidad de un Oscar a Oliver Stone....

Por ahora, la queja de Chávez por la actitud de Santos hacia Venezuela es muy bien respondida diplomáticamente por Colombia, a pesar de los medios de distorsión que voltean el “Santo” en la propia Venezuela a favor de “Santos Film”. En la diplomacia del nuevo estilo venezolano, el petróleo toma el rumbo definitivo de Socialismo del Siglo XXI, la mujer venezolana fortalece la belleza física de una patria hermosa y la unión latinoamericana ejemplo para el mundo. Por eso, ¡los ojos imperiales se babean por la tierra de Bolívar en un paseo caribeño del nuevo mar socialista!...

http://larrymarquezperalta.nireblog.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2892 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a60478.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO