Visión terruña

De una tómbola nacimos, por una tómbola damos la vida. Cómo nos encanta nuestra vida en el saco de la tómbola; aún sorprende esta tómbola llamada proceso, que no gusta que la llamen tómbola. A diez años y vive de su fogonazo misionero; teme al pragma actual, pues está coja en la conciencia de proyectarse per se, no por propaganda que le sobra, el venezolano es aún un gocho en Caracas. Se puede decir que también este proceso fabrica su oposición, que mantiene. Estamos a tiempo para trasmutar la tómbola en amor compartido, el irradiable en cuestión de "conciencia terráquea".

El propósito que perseguimos es el mismo, ahora es más urgido el emplace, orden prácticamente, que esto es territorio futuro (es decir, carrera en la pista). Una visión de los tepuyes hasta las 200 millas marinas. Un sentido angular terráqueo, sin que ello signifique presunción, pero algo amazónico mueve su superficie humana, el lado guayanés, el más antiguo del planeta, "adelanta acciones", presiona con descorazonamientos. No en balde SIDOR haya conseguido tranquilidad diez años y más después ahora, no antes.

El colmo de la inservibilidad: el grito de la computadora, vocero del entredicho ejecutivo granadino; si lo miraran desde la barrera, tres días serían poco para morirse de la risa,… que por cierto, hasta les ha desaparecido su sentido del humor tan bueno que lo tienen, han pasado a ser ludibrio del imperio. Quizás iba a ser Colombia la pionera. Quizá lo sea en cuanto a la lucha frigia que llevan los contumaces come-selva. Es la selva su escudo, de nuevo la madre verde alcahueta.

Es necesario aprender tomar de la superficie la energía que necesitamos, del aire, del sol, del agua misma, no dentro o debajo de la Tierra. La decantación de la calidad humana es de enfrentamiento. La decantación de lo fósil combustible al etanol refleja la decantación de la conciencia libre o de mascota de los pueblos, y sin remedio, la calidad de quienes se erigen de jueces. La velocidad suplantó a la observación desde que esta se metió a "reposera". La observación obliga velocidad, pero no aquella a la observación, pues velocidad sola es ser autómata, no hay conciencia del suceso.

Quizás en operación "festina lente vaselina" era necesario implementar el aterrizaje reformatorio, y el triunfo que sostiene oxigenada a la oposición, con gastos de afichitos y encuestas, queden aplastados de un baigonazo en lo que entren los ELEGIDOS rojizos al ruedo. A lo que se quiere llegar es que por primera vez el gabinete local se amplíe a consejos comunales y otros amalgamientos que sean motores de las comarcas representadas. Que sea autoritarismo o co-gestión lo que personifique los nuevos estrategas ejecutivos provinciales, depende de la actuación cercana del pueblo con ellos. PUEBLO.

La administración de la "derrota", todos estos menesteres llevados a una razón metafísica, y es algo integral que avizora, aún a pesar de uno. Lo que sucede hoy comparado con los tiempos de los sesenta ya habría sido más que suficiente para los gringos invadirnos, pues por mucho menos lo hicieron. Sin embargo, mientras más trasluce su poder basado en la mentira, menos excusas le quedan para proteger sus intereses. La comunicación acercó mas y también radiografía la verdad. La comunicación digital coteja los hechos de inmediato. Demostró el hilo de donde brotan todos los ataques. Y los del imperio quedaron arropados en el tiempo con métodos tan banales como en los años del telegrama y el télex. Un poco se parece la conducta del imperio a la de Morillo El Pacificador. Fuera de época.

Este socialismo no es triunfante si no acerca su espíritu a la razón que lo ama. Hacerlo agradecido en su pisada. Su pisada es tan responsable mientras el caos no lo posea abrazado, una guerra por ejemplo. Ese ser agradecido hay que difundirlo, desde ese punto de partida ese ser es y será revolucionario por el resto de su vida. Ese ser agradecido hay que forjarlo tal cual paralelo a la búsqueda de las diarias estrategias de pinza que realiza Venezuela mientras apropia su fortaleza. Así deben ser los candidatos a elegir, nadie es superior, como se puede ver, será un concentrador de fuerzas, un coordinador de ellas. De nada servía las propagandas que se hiciera cuando se iba a someter a otro gentío y la estrategia de co-gobierno en realidad, es también virgen para el mismo Chávez.

Urge la creación de un Instituto de Energía Alternativa con una fuerza de apoyo, tal cual SIDOR, donde las energías alternativas no son solo las de fuerza motriz, sino las que transformen nuestros desórdenes en kosmos, por algo están los pájaros, los olores, como el paisajismo que habla tanto como el aseo urbano. Está bien todo ese orgullo de más pozos y pozos, pero algo revolucionario estará pasando el día que se revele que funciona una nueva concepción energética para el futuro, que los cantos de pájaros son tremendo disolvente para las penas, alegran el viento y el agua de lluvia remedio para el desamor.

Somos potencia ese día.

arnulfopoyer@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3454 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas