Alimentos para la vida, reflexión del hambre

A propósito de la reunión cumbre “Alimentos para la vida” que se celebra en Managua, Nicaragua con la presencia de países Centroamericanos y del Caribe, naciones de Sudamérica y organismos mundiales que luchan por combatir el hambre del mundo, se comienzan a revelar cifras y realidades preocupantes. Han surgido algunas reflexiones expresadas en las voces de Presidentes, Ministros, etc, como experiencias propias de sus pueblos dignas del análisis serio frente a la hambruna y los cambios climáticos que azotan a la humanidad.

Los números revelan estadísticas serias: cada 5 segundos muere un niño menor de 10 años en el mundo por hambre, lo que significa que cada minuto mueren 12, cada hora 720, cada día 17.280 y cada año 6.307.600 seres inocentes...lo mas grave y triste al hablar de números, es que la situación es de tendencia inmediata a multiplicarse. Hace 3 años 1 tonelada de arroz costaba $ 250 y ahora $ 1200, 1 tonelada de trigo $ 132 y ahora $ 330, 1 tonelada de maíz costaba $ 82 y ahora $ 220, 1 tonelada de leche en polvo $ 2200 y ahora $ 4800.

El mismo Banco Mundial bajo el consenso de Washington invirtiendo en la pobreza, ha resultado un fiasco por mas de 40 años frente a la política de la globalización, de esa misma línea se traza la hipocresía en la Ronda de Doha, regida tal cual, al incumplido en el Tratado del Protocolo de Kyoto. Al revisar las políticas de EEUU y la Unión Europea, la indiscriminada inversión en guerras y el abusivo consumo de energías contaminantes son factores del cambio climático y de la destrucción, miseria y lejanía del agua potable que viven algunos pueblos pobres del mundo, en especial, Africa, el Medio Oriente y la América Latina.

Los subsidios a la agricultura en los EEUU y la Unión Europea encarecen los alimentos y afectan las producciones de países sudamericanos, el subsidio resulta para agentes económicos coloniales beneficiarios de tratados comerciales que invitan al desnudo de las producciones campesinas, dejando de atenderlas para proteger las suyas, trayendo como consecuencia una ola de emigrantes que quedan en la miseria. En ese sentido capitalista, el sistema financiero invierte mas capital para el consumo que para la producción.

En el diagnóstico del hambre, el impacto de los cambios climáticos reflejan que los cambios de temperatura no solo afectan la tierra, pues el mar, también vive consecuencias nefastas. En el caso de países que viven de la pesca se sufre una disminución cuando los peces buscan mas fondo para menor temperatura alejando mas posibilidades al pescador. El apoyo a la pesca industrial capitalista también en su acción depredadora con las utilización de peces pequeños disminuye la capacidad de acceso a una mayoría para que pueda alimentarse.

La propuesta de producción de los agrocombustibles (llamados biocombustibles como el Etanol), vienen disparando los precios de productos básicos en la dieta alimenticia del “hombre de maíz” latinoamericano. Desde que EEUU abrió el tema en la boca de Bush, las olas de precios disparadas en las bolsas de valores capitalistas alejan el pan de la boca a los latinoamericanos. EEUU no solo trata de exportar chatarras metálicas, la cultura alimenticia también la exporta en productos comestibles llamados “chatarras”, a través del coloniaje territorial de franquicias comerciales gringas esparcidas en el mundo.

La sustitución de siembras para la comida por combustible de vehículos no solo afecta a los pueblos pobres, los mismos norteamericanos rematan sus carros de mas de 4 cilindros frente el costo de la gasolina al que se enfrentan con el alocado consumismo local. EEUU vive también carencias de alimentos, cierta escasez como el aceite, arroz, etc. Por ello, mas allá del abierto consumo Asiático que ha crecido, el impacto en los precios del petróleo causado básicamente por guerras, los alimentos suben mas que el mismo petróleo y se convierten en una crisis de inestabilidad de los precios.

Quién ha vivido el hambre en carne propia puede saber el significado y entender el rico alimento del alma, en mi caso, mientras escribía este artículo, ¡sentía impotencia en mi corazón porque morían 350 niños en el mundo por hambre!

http://larrymarquezperalta.nireblog.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3612 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a56549.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO