Comentarios i datos sueltos sobre el proceso revolucionario

Tan pronto se anunció las inscripciones de aspirante al PSUV i los sitios para hacerlas en la ciudad de Maracaibo, con un amigo productor i moderador de televisión, concurrí a inscribirme; intenté en la Plaza de Toros por cercana a mi casa, pero no había nada allí i al final, lo hicimos en la antigua casa del Dr. Jesús Ramón Amado (mi profesor en medicina), donde actualmente funciona la Escuela de Artes Plásticas “Julio Árraga”. Por primera vez en mi vida me inscribo en un partido político, considerando las características verdaderamente democráticas de hacerlo, compartiendo con el pueblo en igualdad de derechos. Luego concurrí a los batallones (el que me tocó, lo hicimos en los salones de la antigua Granja Alegría i por mi propuesta lo bautizamos Nigale, por el cacique de Zapara); ratifiqué la inscripción i participé activamente en el estudio de la Reforma Constitucional, aunque al final la desorganización i la indisciplina modificó el proceso. Luego, he seguido de cerca otras etapas de la gestación del partido, sin ninguna aspiración protagónica i espero estar inscrito en él. Por eso he visto que el presidente no quiere hablar todavía de pre candidatos o candidatos, diciendo que quienes lo hagan hasta subrepticiamente, serían expulsados; pero en Maracaibo he visto ya una gran propaganda de candidatos (incluyendo miembros de la AN i obviamente del PSUV), hasta con grandes pancartas de carretera, a todo color i presumiendo inversiones millonarias. ¿Dónde está la disciplina de partido i las expulsiones?

Como no soi un “adicto” a la televisión, sino a los libros, i generalmente sólo sintonizo VTV especialmente los programas políticos i siendo mis preferidos “La Hojilla” i “Como Ustedes pueden ver” de mis tocayos de talento i fino humor, a veces cuando repaso tantos canales nacionales i del exterior, me topé en horas de la noche, una propaganda de la Medicina Sistémica, donde ese audaz i poderoso del dinero, un ingeniero que hace intrusismo médico i la salud para su sistema (no es necesario nombrar a este comerciante audaz), es una mercancía para hacer mucho dinero (con complicidades profesionales desde luego), ahora también en horas del día (creo que en transmisión de juegos de béisbol que a veces veo) sale este señor haciendo propaganda a un refresco-panacea, llamado Matacalor, tal parece que es una nueva i mágica fórmula de quien se identifica de “inventor-ingeniero-investigador”. Debe ser una contribución comercial más, a esta medicina neoliberal, explotadora i yerbatera, la mejor contrapartida de Barrio Adentro. La bebida se promociona como el mejor termorregulador o neuro-regulador del mundo i sirve para tantas enfermedades i síndromes que actualmente, hasta los laboratorios médicos inventan, pues la salud en el capitalismo es campo de explotación de la teoría neoliberales, de modo que el estrés tiene infinitas modalidades, lo mismo que el climaterio i las depresiones. Eso lo ha denunciado en un libro que estoi ansioso de conseguir, del periodista español Miguel Jara –presentado por Ernesto Villegas EN CONFIANZA- denunciando incluso medicamentos peligrosos, suspendidos en los Estados Unidos, pero lanzados a los patios traseros por los traficantes de salud, título que lleva el libro. La gente debería ver un documental del Ministerio de Ciencia y Tecnología, en un programa titulado Caminos de la Ciencia, donde la Dra.Odilia Gómez i otras distinguidas personalidades científicas i médicas, muestran los tantos pasos tecnológicos i los años que se lleva, el hacer unos medicamentos científicamente aptos para tratar enfermedades, así como sus distintas presentaciones i las precauciones consiguientes. No unas “fórmulas mágicas” del Retorno de los Brujos, como los alquimistas de la Edad Media, pero introducidos en sociedades desprevenidas, por los recursos actuales de la propaganda mediática. El gobierno debe estar alerta respecto a esta “medicina alternativa” pirata.

Recordando a los datos que referí en un pasado artículo sobre los fraudes industriales de los automóviles actuales, que califiqué de brillantes joyas falsas, fabricados para atraer incautos, nuevos ricos i snobistas, pero de pésima calidad i promocionados como para hacer alardes de velocidad; fabricados para que duren poco, i sobre todo para que al primer choque grande sea pérdida total i tragedia con varios muertos, o que la persona, por el “lujo” del vehículo no lo posea realmente nunca, sino que se lo “alquila” a las compañías aseguradoras, para cuando lo más probable es que se lo roben, no se quede sin nada. De modo que si lo compra de contado o lo termina de pagar, sigue de por vida con cuotas altísimas a las aseguradoras. Empero, lo peor son los fraudes, los engaños, las trácalas o maniobras ilegales que hacen las agencias vendedoras, El diputado E.Amoroso, a quien conocí como uno de los secretarios de la Asamblea Constituyente, abogado i hombre serio i honesto, ha emprendido una confrontación con estas empresas porque, no solamente aditamentos que el auto debe llevar de rutina, los ponen como cosas especiales para aumentar los costos, sino que, luego, como se ha demostrado varias veces, esconden vehículos en galpones o a la intemperie (como sucedió en Caracas, con carros sucios, empolvados, asoleados, etc. en desolados terrenos) para fingir retraso de las fábricas i además, aumentar el precio de la compra. El estafado contrató una compra por 60 millones, por ejemplo, i encima que tiene que conformarse con una larga espera, resulta que le dicen de pronto que ya no son 60 millones ó 60.000 Bs.F, sino 90, pese a que el precio del dólar permanece estable o invariable desde hace años. A todo esto se añade lo que señalé, de la especulación posterior con los repuestos. La verdad es que, además que debemos tomar conciencia de estas especulaciones, hai que borrar de la mente de una gran mayoría de los venezolanos, el “nuevoriquismo” i la estupidez de creer que el tamaño, el lujo i el costo del vehículo, le da personalidad al individuo. A mi me lo decían los alumnos en la Universidad, cuando iba en mi viejo Chevrolet Nova, por cierto estupendo auto. Les respondía: el auto no me da personalidad a mí; yo le doi categoría mi Nova. I eso se inculca en los niños desde pequeños; recuerdo que mis hijos cuando pequeños me decían con admiración o asombro: Papá, en esa casa tienen 5 ó 7 carros en los garajes. Yo les respondía: averigüen si tienen una buena biblioteca, o siquiera unos cuantos libros. Creo que la campaña anti especulativa e inflacionaria de mi amigo el diputado Amoroso, debemos apoyarla.

Nunca he sido atraído por la filosofía del eclecticismo, especialmente cuando se cree que ser ecléctico, es situarse en medio de posiciones extremas o aparentemente ser justos. Eso sería situarse en posiciones dogmáticas, como en las religiones. En la política los eclécticos son los que no tienen claras sus ideas i son oportunistas, guabinosos como dice la gente común, i situarse al lado de las talanqueras. Ser revolucionario, es ser una persona definida i consciente de sus ideas, i del fallar en eso no escapa el pueblo. Creo que la idea del PSUV es respetar esas decisiones de las bases, pero puede haber mucho infiltrado i traidor, por lo cual los responsables del partido especialmente el Presidente i los Directivos escogidos por votación, deben filtrar esas selecciones i hacer escogencias sin imponer candidatos. Lo que sí cuestiono o hago notar es el olvido de los hombres i valores que hace la revolución en la “provincia” nombre que debería desaparecer. Por otra parte el interés que se siente por el extranjero, así sean mediocridades que, aprovechando las circunstancias, son traídos como grandes personalidades a opinar sobre una realidad que poco conocen, mientras personas del interior, bien calificadas por sus credenciales, son olvidados o excluidos. Así, algunos hombres del Zulia en la AN, se encargan de recordarnos la fábula del Sapo i la Luciérnaga; están allá buscando cargos, ministerios, embajadas, i poco es lo que aportan al proceso, mientras se dan a la tarea de excluir, tapar o ignorar como el sapo a la luciérnaga, a personas que les pudieran hacer competencia intelectual; i del exterior, el caso que desde el principio hasta señalé en mis escritos: un profesor mexicano-alemán o alemán mexicano que se quiso atribuir hasta la denominación de “socialismo del siglo XXI”, traído muchas veces como apoyo de la revolución (posiblemente con jugosos viáticos) se le publicó un libro, se le dio libertad de opinión revolucionaria, i terminó de asesor del Gral. Baduel, para cuyo plato de traidor al proceso, le aportó la salsa de tomates Heinz. Eso ha sucedido con muchos otros venidos de distintas latitudes; éste es solamente un ejemplo notable.

robertojjm@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2086 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a56045.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO