Ojalá que alguien que conozca de este tema revise esta propuesta

Tu seguridad, nuestra seguridad

¡Compatriotas, saludo cordial, vigoroso y revolucionario!

Me permito exponer una propuesta para la Seguridad Social que estimo, entre tantas cosas que adelanta Chávez, puede complementar los beneficios de los trabajadores y, por supuesto, la anhelada estabilidad para todos y, por supuesto, mejorar a los Jubilados.

Siguen los reclamos. La inflación camina. Además, por la campaña consumista, no alcanzan los reales.

Quisiera que quienes lean estas proposiciones no vayan a criticarme como que: “este señor creerá que son unas grandes proposiciones” No, hermanos, simplemente son otras humildes propuestas para la discusión –urgente ahora–.

Todos los revolucionarios queremos ser útiles, en lo que podamos y nos dejen.

Tratar de contribuir para seguir construyendo la Patria que anhelamos y que pareciese, no se incomoden los demás, que sólo el presidente Chávez con su pasión visualiza. Y algunos muy pocos.

Cumplir nuestro gran sueño de una gran Patria para todos los hijos y nietos, que es el Proyecto de País propuesto en nuestra Constitución

Bien. Cabe destacar que se viene debatiendo la obtención de recursos para dar cobertura a un Sistema de Seguridad Social Integral, incumplido por los gobiernos y tan anhelado por todos los venezolanos que trabajamos independientemente y conformamos el más amplio espectro.

Sólo reciben cierta estabilidad miembros de las Fuerza Armada, grandes Empresas del Estado, gente del Magisterio, Pdvsa, empresas privadas mayores, y las que estamos renacionalizando, etc.

Recuerdo que se ha planteado cubrirlo con los aportes al SSO ampliado, y otras formas, todavía no definidas.

MI PROPUESTA SE PRESENTA EN DOS (2) PARTES

La primera se basa en la utilización del 2% de lo recaudado por concepto del IVA para los nobles y necesarios fines sociales de toda la población (Atención integral, Jubilación decente para amas de casa, economía informal, etc., atención médica integral, desempleados, y para todos, inclusive obreros, agricultores, etc. Y hasta considerar vacaciones que nunca pueden toman los adultos mayores, jubilados.

Cabe destacar que la disminución del IVA, con intenciones antiinflacionarias, fue burlada por los comerciantes que facturan sobre la base del monto final y descuentan el % del IVA aumentando el precio del producto.

Esta propuesta la hice originalmente en el 2005.

Según información, la recaudación por concepto de IVA, ojo, para el 2006 se estimaba en aproximadamente VEINTIOCHO BILLONES de Bolívares (Bs.28.000.000.000.000,00)

O sea, que el 2% son Bs.560.000.000.000,00 (560 MILLARDOS VIEJOS) –échenle número a los numeritos para el 2008 y más adelante- cantidad bien representativa para haber iniciado exitosamente lo que he llamado Fondo para el Sistema de Seguridad Social Integral (SISESOI)

Este monto irá aumentando en la medida en que la evasión sea menor. Y/o cuando se utilice un porcentaje superior del IVA, en vez de reducirlo, repito.

En caso de que el manejo de tan importantes recursos planteé dudas, común en estilo y factores contrarios al Proceso, se requerirá recurrir a una Institución confiable como el BCV, u otra creada al efecto, pero que impacte con transparencia ante la comunidad y con varios niveles de serios y estrictos controles.

La segunda parte de la propuesta, derivada de la primera, tiene que ver con el PLAN EVASIÓN CERO que adelanta el SENIAT, porque una vez que, con una definida y permanente campaña, se concientice a la colectividad sobre los beneficios que representa contar con el fondo, el SISESOI, con el que contará cada uno de los integrantes de las familias (abuelos, papás, tíos, etc.) por el simple cumplimiento del cobro del IVA.

Será muy difícil que alguien no exija la factura de cada una de las operaciones comerciales que realice, sin tener el SENIAT que ofrecer sorteos u otros atractivos o repartir volantes para que la gente pida su factura.

DEBILIDADES CORREGIBLES

Pudiese ser que por descuido una persona no solicite factura con lo que perjudicaría al resto de sus compatriotas. O no la exige por tener una posición muy estable. O por poseer bienes de fortuna. Entonces, mediante una legislación al efecto debería considerársele como un infractor o un delincuente tributario, dependiendo del nivel de evasión y aplicarle las penalidades a definir.

Se propone establecer un mecanismo para la presentación de la Declaración del Impuesto Sobre la Renta (ISRL), donde no habrá exclusiones, o sea, obligatoriedad de declaración para todos, en la cual se indique el consumo y la presentación de todas las facturas cuyos datos serán corroborados con los datos impresos en las facturas numeradas -incluso las de las cajas registradoras- suministradas por cada empresa.

Para ello se requiere que las Cajas Registradoras indiquen en cada factura el número de la Cédula de Identidad del comprador, bajo pena de multa por falsa información. O sea, los pagos se realizarán previa presentación de la C. de l. (como cuando se presenta un carnet de filiación)


Este proceso de adquisiciones con identificación del consumidor, se ordenará definitivamente con el empleo de la nueva Cédula de Identidad, u otro elemento de compra que deberá contener un sensor específico, para que la información se vaya almacenando mensualmente en un software elaborado por el SENIAT, al efecto.

Los controles se extenderán progresivamente a consumos menores, aun masivos.

Los llamados informales, los mini empresarios, también protegidos por el anteriormente mencionado SISESOI, se les establecerán un mínimo aporte por medio de acuerdos y en función de las facturas de sus adquisiciones.

Ocurrirá igual con los quiosqueros y cualquier otro tipo de comercialización no tradicional.

DISTRIBUCIÓN DE LOS BENEFICIOS SESISOI

Aún y cuando no sea tema tributario, pero sí inherente a la captación de recursos por el IVA, consideramos prudente elaborar un cuadro de Beneficios SESISOI, lógica y democráticamente, en función de los aportes.

Por ejemplo, un jubilado del magisterio contará con los beneficios establecidos por el MEC y el IPASME, así como con la cuota correspondiente al SESISOI calculada por sus aportes al sistema.

Mientras más aportes lógicos, a definir, mayor beneficio.

Sin embargo, estos beneficios tendrán un tope en los aportes para evitar los desequilibrios, no democráticos, de personas muy adineradas, cuyos excedentes pasarán a distribuirse bien automáticamente entre las de menores recursos o de maneras individuales equilibradas según sorteos al efecto (Según números de las Cédulas de Identidad)

OBSERVACIÓN FINAL

Con todos los procedimientos de control que está utilizando la exitosa administración del SENIAT, en especial el control de las Aduanas, y si se aplica esta mi propuesta, estimo, no sé ustedes, completará el Plan Evasión Cero, tal vez se pueda incrementar el porcentual del IVA destinado al Sistema de Seguridad Social Integral (SESISOI) a un 3%.

Quién sabe si con el tiempo al lograr la recaudación correcta, se llegue a reducir el monto total del IVA a 6 a 7 % para los planes nacionales pero quedaría el 3% al SESISOI, con posibilidad de aumentarlo

Nota: esta es una breve explicación por supuesto me encantará que pudiese ser evaluada, si tiene alguna lógica ampliada, modificada, por expertos en todas las áreas que puedan estar involucradas.

¡Patria, Socialismo o muerte! Y si nos actuamos con seriedad, responsable y solidariamente y los funcionarios públicos trabajan con eficiencia… ¡VENCEREMOS!

(*) Ing. civil ambientalista
edopasev@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2555 veces.



Eduardo Palacios Sevillano(*)

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor