¿Permanecer callados ante lo absurdo ayuda al desarrollo del Proceso?

¿Permanecer callados ante lo absurdo ayuda al desarrollo del Proceso?
Definitivamente no, no ayuda, lo desvirtúa y contribuye, con el silencio cómplice, a la creación de una masa inerme con una carga muy grande de almas autómatas. En diferentes artículos he manifestado mi desacuerdo en la omisión de algunos “líderes” a la implementación de la crítica y autocrítica constructiva como elemento complementario en todo proceso de rectificación hacia lo personal, en lo político, y en todos los ámbitos de la sociedad. 
 
El silencio es el padre de la impunidad y de todos los males, que conlleva al crecimiento y desarrollo del flagelo de la corrupción, sin mencionar el jalabolismo “revolucionario” otro mal que conduce a la exaltación de cultos del personalismo, vicios que hoy se quieren enquistar en nuestro proceso, TODOS CALLAN, aunque todos sabemos los orígenes de los mismos. 
 
Nunca podré entender los pseudos valores éticos y morales que promulgan algunos “lideres”. Es muy deprimente ver (antes lo disfrutaba, era algo que llamaba la revancha ante la ineficiencia e incapacidad) como nuestro Presidente regaña a su tren ministerial (algunos) por no cumplir las labores asignadas, ni contribuir al enriquecimiento de la Patria en materia socio-política en un justo proceso de reivindicación de todos los que, por años, hemos sido excluidos. No hay dignidad ni entrega en estos compañeros, a veces me pregunto:
¿Por qué regañarlos y no mandarlos a sus casas de donde no debieron salir?
¿No hay dignidad y honestidad en estos compañeros, y poner su renuncia?
¿Qué autoridad moral tienen para decirnos qué debemos callar y cuando debemos hablar?
¿Cuál es la verdadera lucha que libramos en contra de la corrupción para consolidar este Proceso?
 
Se hace necesario un proceso reflexivo, donde la rectificación tome cuerpo revolucionario y nos permita entender, con amor, humildad y entrega, nuestras debilidades y desprendernos de lo que no podemos manejar.
 
Nos piden organización y nos organizamos, nos piden entrega y cumplimos.
 
Nos formamos en comité de contralores, salimos a las calles a controlar y luego de descubrir las irregularidades el aparato burocrático del Estado Venezolano NO HACE NADA, regresamos con un sentimiento de frustración muy grande. Recuerdo una amiga que me decía (trabajó o trabaja aun en un Ministerio) “El Ministro es bueno y honesto, pero está rodeado de una banda de sinvergüenzas que no permite avanzar en la gestión que ha encaminado, el Ministro es una persona preparada pero no tiene gente buena con él” De inmediato las preguntas llegaron a mi mente. ¿Quién nombra a los directivos en los Ministerios? El Ministro. Todos sabemos que la Cuarta República blindó el aparato burocrático administrativo del Estado Venezolano ¿Por qué el Ministro no llevó a cabo un proceso de reestructuración y encaminó al Ministerio a un proceso que permitiera hacerlo menos burocrático y más eficiente? Amiga, quien tiene la culpa de que en el Ministerio haya corrupción, es el Ministro, quien tiene la culpa de que en el Ministerio haya burocracia, es el Ministro, en resumen, el Ministro no es bueno, no es honesto, ni eficiente, debe poner su cargo a la orden es lo mas honesto que puede hacer
 
El presidente Chávez entendió eso mucho tiempo atrás, de ahí la creación de todas las Misiones, para contribuir al desarrollo del país, instituciones paralelas que por su estructura, son moldeables a los nuevos paradigmas conceptuales de la Revolución Bolivariana, incluso, la Reforma Constitucional pretendía reorganizar la estructura del Estado, lamentablemente no se entendió. El presidente deberá buscar nuevos caminos para enrumbar la administración pública.
 
Muchos hablan de los enemigos del proceso, la oposición, el Imperialismo, pocos hablan de (hoy hablan más) de un sector del chavismo que se ha aburguesado, con un poder económico incalculable, que pretende promover el chavismo sin Chávez. Todos saben que eso pasa, todos CALLAN.
 
El diputado Tascón después de solicitar una investigación en función de algo que considerar irregular en una transacción por parte del ex Ministro de Infraestructura, y producto de la respuesta del hermano del ex ministro, Tascon denunció a Diosdado Cabello como fiel representante de la derecha endógena, acusación que debe soportar con pruebas, para que la misma no se diluya. Ante tantas denuncias  podríamos incluso realizar alguna encuesta popular y preguntar al pueblo qué piensa sobre lo que Tascón nos refiere acerca de Diosdado Cabello, de seguro la encuesta arrojaría resultados interesantes. Así como preguntarnos ¿Cree usted que Luís Tascón es un agente del Imperio?
 
Si verdaderamente hiciéramos un examen de conciencia sobre el revés sufrido el dos de diciembre de manera profunda y objetiva, hoy la denuncia con fundamento (pruebas) debería ser un elemento complementario del análisis. Lamentablemente no es así.
 
La denuncia no puede callarse, más aun si la misma gira sobre la posibilidad cierta de hechos irregulares que desemboquen en actos de corrupción. En este particular no podemos ser prudentes, amén de que no hay instancias para su discusión o denunciarlas a lo interno, las denuncias que estén marcadas bajo el seudónimo de corrupción deben ser del conocimiento público y deben ser investigadas hasta sus últimas consecuencias, es la mejor forma de contribuir a depurar y sanear la Revolución que hoy pretendemos construir. Amasar grandes capitales producto de la corrupción en detrimento del pueblo que apoya este proceso, es un crimen que debe se castigado, no se puede ocultar, ni mucho menos, discutirlo o analizarlo en privado. No debemos seguir los pasos y vicios de la Cuarta.
 
El PSUV sin nacer, vive otro momento crítico, que ha de sortear, ha cometido un error político, y esos errores son los que, a través de un proceso acumulativo, deterioran la credibilidad y distorsionan su esencia. El PSUV debe también, sin haber nacido, RECTIFICAR y entender que el momento político que hoy vivimos reclama de su objetividad, entendiendo que estamos muy próximos a unas nuevas elecciones, donde los mejores deben ser los escogidos a la noble tarea de construir la Revolución.
 
Hoy vemos que por pensar que debemos elegir “políticos” a los cargos de elección popular, aquellos que administren la cosa pública, nos encontramos en un callejón sin salida, ineficiencia e incapacidad en la mayor parte del la estructura administrativa del Estado Venezolano, y a punto de perder algunos espacios que ganamos en buena lid a la oposición. Es imprescindible elegir GERENTES POLÍTICOS en estas próximas elecciones, personas comprometidas y preparadas para que, en conjunto con nuestro Presidente, puedan desarrollar las políticas macro que se emanan del Ejecutivo. No basta el sólo hecho de ser leal al Proceso, se trata de estar preparados para ejercer el poder, de cambiar los paradigmas de la Cuarta República, con voluntad política y capacidad de liderazgo y adecuar esas estructuras a las nuevas demandas que la Revolución hoy consagra, para lograr la justa reivindicación que el pueblo reclama.
 
Prepararnos en el campo ideológico para engrandecer nuestro nivel de conciencia es una tarea inaplazable, aun entendiendo que tenemos ante nosotros un proyecto inédito, tenemos herramientas ideológicas que nos podrían permitir el desarrollo de esa nueva ideología que tanto se reclama, no podemos postergar más la preparación ideológica de los cuadros de nuestra Revolución.
 
No podemos callar la denuncia, bajo el discurso de entregar armas a la oposición para que nos asesinen políticamente. Debemos recuperar la credibilidad en las instituciones del Estado Venezolano, como tarea fundamental, no podemos silenciar la denuncia. Olvidemos la euforia, y el calor del discurso, y comencemos a estructurar la verdadera sociedad socialista. Sabemos quienes son nuestros enemigos, somos Gobierno, podemos combatirlos y vencerlos.
 
NO HAY NADA MÁS EXCLUYENTE QUE SER POBRE
 
Patria, Socialismo o muerte…
Venceremos
 
Mis bitácoras:
 
 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3154 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a51356.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO