El cadáver insepulto y el falso mitólogo

Dos ejemplos de tremendura política dieron recientemente Andrés Velásquez y el rector del CNE,Vicente Díaz. El primero declaró a un periódico mexicano que Chávez aceptó la derrota por presión del Alto Mando Militar. Y el segundo dijo que el resultado del 2D echó a tierra tres mitos venezolanos.

La tremendura como herramienta de trabajo político estuvo muy de moda en tiempos de la IV República. Se usaba para zafarse de preguntas embarazosas o ridiculizar una crítica fuerte e inobjetable.

Todavía se recuerda aquello de Cadáver insepulto que fue una frase de Betancourt disparada en contra de Jovito Villalba para calificarlo de muerto político. En ese entonces la tremendura política era la moda. Además para ello no se requería tanta materia grís. Ni mucho esfuerzo intelectualoide.

Luís Herrera era un taco en esos menesteres. Un día un periodista le dijo, a su regreso de Europa: "Presidente. Usted viajando, dándose la gra vida cuando la cosa en el país está tan mal".
-¡Mal!-respondió el Mandatario-. Mal está el Magallanes que no le ha podido ganar al Caracas"..
Siendo Carlos Andrés Pérez, presidente de Venezuela (primer gobierno), Caldera le tildó de comunista. Y CAP de inmediato respondió condecorando a la Virgen del Coromoto con la Orden del Libertador Simón Bolívar, en su primera clase.

Cuando CAP fue sentenciado por el lío de la partida secreta uno de sus adversarios declaró a los medios “El ratón Pérez cayó en la olla”.

En la Venezuela del siglo XXI esa práctica cayó en desuso. Hoy luce fuera de contexto y quien ose practicarla se expone a ser objeto de burla.

Aunque hay políticos de la vieja guardia como Andrés Velásquez que aún incurren en el tremendismo pensando que se la están “devorando”, que están matando la liga sin darse cuenta que están poniendo la torta.

Velásquez declaró a un diario mexicano que Chávez había aceptado reconocer la victoria del NO porque el alto mando militar le presionó fuertemente. Lo que el General Gonzàlez González, del Alto Mando Militar calificó de cantinflada.

Se necesita estar bien desfasado para emitir una declaración de esa naturaleza sin contar con las pruebas fehacientes. O simplemente ser un practicante de esas tremenduras políticas tan características de la IV República. O simplemente hacerlo con la única intención de minimizar el fuerte impacto causado por Chávez al mundo político al reconocer gallardamente la victoria del NO y llamar a la cordura.

La tremendura política de Velásquez fue catapultada de inmediato por los medios identificados con La Canalla venezolana. El mismo periódico mexicano donde publicaron la perla velasquiana es un representante genuino de la alta godarria azteca.

La noticia espaciada de la supuesta presión del Alto Mando Militar sobre Chávez para que aceptara los hechos porque de lo contrario el país estaría en camino de un fuerte enfrentamiento entre los dos bandos, cayó estrepitosamente al suelo cuando el Ministro de la Defensa GJ (EJ) Gustavo Rangel Briceño no sólo negó los hechos sino que pidió respeto para la fuerza Armada Nacional.

Cuando Rangel Briceño ofrecía sus declaraciones Chávez apareció sorpresivamente en el escenario y a juzgar como se desarrollaron los hechos nada hacía suponer que pudo haber ocurrido algún problema entre el Comandante en Jefe y el Alto Mando Militar. Aquello parecía una reunión entre panas.


VICENTE DIAZ, EL TRAVIESO

El rector del CNE, Vicente Díaz, al igual que Andrés Velásquez, incurre en la tremendura política cuando inventa que el resultado del 2D derrumbó tres mitos venezolanos. A saber: que Chávez es un dictador; que la Oposición es golpista y que con votos no se ganan elecciones. Su travesura declarativa es fácilmente desmontable. Veamos.

Primero los que dicen que Chávez es dictador son los mandamás de la Reacción y sus panas internacionales. Es decir. La gente a quien Diaz representa. En Venezuela señor Vicente hay tanta libertad que ralla en el libertinaje. Aquí toda los antichavistas han dicho todo lo que se les ha venido en gana en contra del Presidente. Es tanta la libertad que hay en Venezuelaque a Chávez en televisión le han llegado a mentar la madre y hasta le han llamado hampón de sietesuelas y no ha pasado nada, absolutamente nada de nada.

Mire Sr. Diaz. Los que usted representa y defiende son los únicos que tildan a Chávez de dictador. No ha existido en el planeta Tierra un presidente que haya sido tan vilmente atacado, tan vilipendiado, tan "ninguenado" como Hugo Rafael Chávez. Lo contrario sólo existe en una mente tan disociada como la suya.

Segundo. Nadie puede negar que la Oposición es golpista, y que siempre ha intentado sacar con violencia a Chávez de Miraflores. ¿Quién puede negar que la Oposición estuviera fuertemente involucrada en el paro cívico nacional, paro petrolero y golpe de estado? Acaso no se vio a muchos grandes cacaos opositores en la auto proclamación del emperador Carmona El Breve. O es embuste que escuálidos relevantes firmaron la autoproclama de El Breve.

Acaso esa misma Oposición no habló en la víspera del Referendum Constitucional de una marcha sin retorno si triunfaba el SI. O es que usted no estaba en el país cuando ocurrieron todos los hechos de 2002 y los que ocurrieron desde entonces y hasta el pre del 2D. Y sí estaba y no recuerda nada entonces luce recomendable que tome Fitina granulada.

Tercero. Los que nunca han creído en la autenticidad del voto como herramienta de lucha democrática son los mismos cabecillas de la Oposición. O es qué usted Sr. Díaz no ha visto como esa gente ha calificado de fraude todas las elecciones que en buena lid ha ganado el Comandante Chávez. Ha sido la Oposición quien siempre le ha metido la cabra pal monte al CNE.

Mire Sr. Díaz. Vaya usted al carajo oyó. Los venezolanos ya no somos tan pendejos. Ya no tenemos tan mala memoria.

americoarcadio@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3208 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas