Fedecámaras, la Seguridad Alimentaria y la Reforma Constitucional

El pasado 28/08, en el Ultimas Noticias, Fedecámaras declaró que ellos a nivel nacional controlan el 86% de la distribución de los alimentos y la Red Mercal el 14%. Asumen que la seguridad alimentaria está controlada por la empresa privada.

¿Hacia donde van estos empresarios con estas supuestas afirmaciones?¿Son ciertas? Afirmamos NO!. La Red Mercal cubre casi 17 Millones de venezolanos. También rechazamos la idea que Venezuela importa más del 85% de los alimentos que consumimos. Falacia que viene manejándose desde la cuarta república por algunos investigadores universitarios ligados al sector empresarial.

La voluntad política; las enormes inversiones realizadas en el agro (este año Bs 3Billones); los múltiples esfuerzos organizacionales y productivos que ha hecho el gobierno revolucionario, nos dicen lo contrario de lo que Fedecámaras argumenta. Demostremos nuestra apreciación: debe ser materia de una responsable y rigurosa investigación el evaluar y calcular lo que en realidad nuestro gobierno importa en alimentos. En nuestra organización IPIAT valoramos que las importaciones de alimentos deben estar entre el 50-55% de los alimentos que consumimos. ¿Por qué lo argumentamos? En primer lugar nos autoabastecemos de arroz (este año la producción llega a mas de I millón de TM) recordemos los excedentes que comercializan los Guayu en la frontera del Zulia. En tubérculos y raíces producimos y consumimos todo. Igual en frutas de demanda popular como el plátano, cambures, mango, lechosa, aguacates y otras frutas tropicales se dan acá. Las frutas no tropicales que exportamos nos llegan altamente contaminadas con agrotóxicos para los sectores A y B de la población. Las hortalizas también excesivamente contaminadas las producimos todas en las cercanías de las ciudades y en las laderas andinas. El café y cacao nos suplen. Este último lo exportamos para importarlo en forma de chocolate. Por el azúcar necesitamos de centrales para procesar la caña que nos sobra.

Del pescado exportamos los excedentes. La industria porcina siempre le ha dado solidez a la industria de embutidos. Sino pregúntele al amigo Alberto Cudemus. En lo avícola por abusos y distorsiones de los industriales en los procesos productivos y de comercialización donde se evidencio el saque de pollos y derivados al Caribe y el hermano país, se tuvo que importar para darle respuesta a la demanda. En los momentos estamos superando tal situación.

En el área bovina mantenemos el rebaño en 13millones de reses. Para elevarlo a 16millones estamos trabajando en la mejoría genética y en las condiciones sanitarias. De superar la brucelosis sacrificaríamos menos vacas y pudiésemos producir más leche y quesos.

En los cereales, la soya para los concentrados de animales una buena parte(80milTM) se exporta de Bolivia bajo un manejo sustentablemente responsable con eficientes pruebas de trazabilidad frente a la transgénicos. En el caso del trigo el 65% que se importa va a la industria de la pasta. Este rubro es parte de la multiculturalidad alimentaria de nuestro pueblo, no podemos negar dicha demanda. En el sorgo estamos produciendo más de medio millón de TM. En el maíz para el 2006 solo importamos el 2% y para este año se presagia que la cosecha llegara a 2.400.000 de TM y para el 2010 se propone duplicar esta cifra.

De este pasaje agroalimentario ¿Cuál es la seguridad alimentaria que Fedecamaras ofrece? En esencia casi toda la industria alimentaria esta controlada por ellos. Son los productos procesados, transformados en distintas formas de preservación, conservación y en su distribución. Así mismo, ciertos grupos de empresarios a través de subgrupos, grupúsculos y empresas de maletín controlan rutas para obtener falsificados o no permisos en la importación de alimentos y las variables u opciones para obtener los $ de Cadivi. Importaciones orientadas a las delicadeces, exquisiteces y licores. Con excepción de algunos rubros como la caraota que se la pelean entre sectores empresariales larenses bien definidos.

Un estudio revela que ese supuesto 86% de los alimentos que la empresa privada controlan y distribuyen pudiese ser el 75% sustituido por la Red Mercal. Se señala que es pertinente llevar a cabo una investigación donde se demuestre que la mayoría de los alimentos que se dirigen hacia la industria alimentaria están controladas por roscas de acaparamiento; grupos de agiotistas y comercializadores que en algunos casos demuestran condiciones oligopolicas y monopólicas teniendo seguridad de sacar los alimentos fuera del territorio nacional.

Ante esta realidad siempre se ha pretendido valorar una supuesta eficiencia empresarial sin darnos cuenta que tal eficiencia se ha constituido en una falacia histórica y que de ella trepan a otros espacios sociales y políticos como es el caso de sustentar la propuesta de la seguridad alimentaria en el articulo # 305 de la reforma constitucional. Es cierto, la historia de la Fedecámaras alimentaria lo dice así: su “seguridad alimentaria” se ha basado en la distribución de alimentos; en su férreo y estricto control sobre los niveles de la cadena productiva. Precios, acaparamiento y distribución son sus principales ejes de acción, independientemente de donde venga los alimentos, bien de la producción nacional o de la agricultura de puertos. Situación que nos hace ser vulnerable para la consolidación de una autentica política de soberanía alimentaria y en consecuencia golpear la protección, armonía y estabilidad social de nuestra sociedad. El acaparamiento de los alimentos es una pieza estratégica en los distintos niveles de conspiración que se entretejen entre las redes de la desestabilización social, económica y política. De allí pretender hacer realidad las afirmaciones del 28/08 en UN para confundir y contribuir con el diversionismo ideológico propio de la desnutrida oposición política.

Es de interés destacar y diferenciar como lo demuestra Fedecámaras que la “seguridad alimentaria” no lleva implícita la “ Soberanía Alimentaria”. En el caso contrario si. “ La Soberanía Alimentaria” es un acto de autodeterminación de los pueblos en producir sus alimentos; de su desarrollo endógeno; de los procesos participativos y protagónicos; de la armonía social, cultural y el equilibrio ecológico. Nuestra Soberanía Alimentaria la entendemos como la capacidad de respuesta científica tecnológica y productiva ambientalmente sustentable, y de justa distribución de los alimentos, que conllevan a la autodeterminación e ingesta agroalimentaria de un alto aprovechamiento biológico, satisfaciendo el máximo de las necesidades energéticas y nutricionales de las comunidades y sociedad, y en concordancia con la cultura local. El proceso revolucionario bolivariano dignamente trabaja en ese sentido. Por ello es que debemos darle el rango constitucional en el articulo # 305 a “la soberanía alimentaria”, y así establecer las sustanciales diferencias ideológicas y políticas que nos separan de estos confusos sectores empresariales.

Para algunos empresarios contestes con los cambios que ineludiblemente vienen y de ellos estar interesados en avanzar y evolucionar en el conocimiento de lo que debe ser una autentica política de soberanía alimentaria, los invitamos a debatir para que puedan entender que este gobierno revolucionario construye un nuevo e inédito proceso de producción de alimentos, el cual es abiertamente discutido por los distintos sectores productivos de la sociedad y quienes progresivamente se van integrando en organizaciones sociales a lo largo de la cadena productiva del cultivo especifico. Proceso que estamos seguros se enmarcan en nuevos valores de reproducción social muy distintos a la práctica de Fedecámaras. Valores que tienen que ver con la eficiencia de la producción; con las distintas relaciones laborales de producción superando los niveles de enajenación y explotación humana, donde priva la honestidad, la transparencia y franqueza en la comercialización por la distribución equitativa y justa de nuestros alimentos para nuestra población que nos lo exige.

ipiat2000@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3772 veces.



Miguel Angel Núñez

Director del Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecologia " Paulo Freire" Venezuela

 ipiat2000@yahoo.es      @17MiguelAngel

Visite el perfil de Miguel Angel Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas