La democracia fingida

Existen al menos dos fórmulas para invertir por completo lo que llamaríamos la causa democrática. La primera la tenemos con nosotros mismos, el poder ejercido por una cúpula mafiosa muy corrupta y por lo general ligada en forma abierta como es el caso de Milei en Argentina a los poderes del sionismo y el dominio financiero, el caso venezolano es donde todo se produce bajo una estricta mentira un engaño permanente pero donde a la final todo se hace evidente, es un aparato de gobierno totalmente invertido en su lenguaje ficticiamente izquierdista o chavista como se quiera que ha construido junto a los poderes globalizantes un laboratorio destinado a empobrecer al punto máximo a una población mientras las cúpulas gobernantes recogen millonadas en dinero sucio propio del blanqueo, contrabando o simplemente robándose el arca pública. Este evento mundial programado con los grupos evangélicos, principales aliados del sionismo los delata a ellos mismos. A parte de esta borrasca de engaños esta por supuesto la represión y el uso a discreción de todas las instituciones públicas, civiles y militares, exclusión de candidatos con los cual ponen punto final no solo a algo que podríamos llamar propuesta chavista de estado sino a la propia democracia liberal y burguesa. Se acabaron todas las fórmulas electorales limpias y transparentes, esto bajo el reino de este es un imposible defacto.

Con todo esto tenemos un modelo muy propio de la ficción democrática, existe un modelo mucho mas complejo que actualmente se pone a prueba todo lo que ha sido el estado liberal y de bienestar social construido básicamente en Europa. La complejidad en este caso no opera en la forma en que se nos ha impuesto aquí y en general el continente, opera en la forma contraria, un "dejar hacer" por donde se ha ido colando todo el fascismo en Europa. Esta especie de "hiperdemocracia" donde todo partido esta permitido ha dado la oportunidad para que regrese la mentalidad fascista dentro de países cual muchos de ellos fueron los que derrotaron el nazifascismo en la segunda guerra mundial. Este liberalismo al extremo (o neoliberalismo)termina por destruirlo, además de poner en jaque lo que ha podido ser hasta ahora una comunidad unida de naciones en Europa. El fascismo en este caso sigue las pautas de todo racismo tendiente a incrementar toda forma de autoritarismo, completamente contrario al flujo de inmigración que desde el medio oriente y el africa irrumpen sobre europa. Esta posición por supuesto que gana adeptos dentro de un continente que históricamente ha sido el motor de todo el colonialismo desde hace mas de 500 años. Obviamente que el nacionalismo y el sentido de superioridad racial en algún momento iba a renacer pero empujado por el mismo liberalismo que salvo momentos políticos muy particulares socialistas como fue el caso de Mitterand o de Soares en Portugal, o el mismo De Gaule, se trata de un liberalismo que ha hecho fusión con el globalismo naciente de los EEUU. Terriblemente hipócrita frente al discurso democrático y generador de un ambiente de guerra permanente, donde cualquiera se preguntaría quién es el fascista dentro de este modelo de dominio. De allí que no tenga ninguna importancia para estos círculos liberales este auge de la ultraderecha en países autodefinidos como desarrollados.

Por ello quien es el generador de semejante inversión de la democracia hacia el fascismo?. Nosotros ya comenzamos a conocerlo de un modo muy peculiar. Es la violencia del Estado compartida con las bandas mafiosas que producen las condiciones no solo del saqueo nacional Se trata de un proceso de destrucción institucional que da pie a la entrada indiscriminada de todo tipo de capitales transnacionales. Pero en el caso europeo es distinto, al aliarse sin condiciones con lo que podríamos llamar el reino del sionismo anglosajón, se dan las oportunidades políticamente contrarias del surgimiento de este neofascismo, sencillamente porque aparecen las condiciones en el proceso de la inmensamente imperialista e hipócrita de la hiperdemocracia. Podemos en ese sentido comprender a Rusia y al propio Putin del porque bloquea alternativas opositoras ligadas ya sea a este hiperliberalismo o los grupos frncamente fascistas dentro de Rusia. En otras palabras como diría el líder Kurdo Ocalam, la civilización democrática se convierte en un imposible actual.

Algo tendremos que hacer por supuesto, las corrientes de resistencia toman fuerza en Europa particularmente después del inicio de la Ucrania donde han servido de juguetes armamentistico y financiero en una guerra que la propia OTAN provoco. Que es el ser humano en los actuales momentos, es una maquina dominada, es un ser natural?. Lo importante es que tenemos que recuperar el sentido propio de su misma esencia y para ello no cabe otra salida que la irrupción revolucionaria. La ficción democrática como podamos tenemos que superarla y para ello no basta la tradicional lucha del proletariado, bajo este imposible acual por mas imposible que sea la utopia democrática humana tendrá que vencer, acabando con toda esta ficción de la democracia fingida que esta acabando con medio mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1238 veces.



Roland Denis

Luchador popular revolucionario de larga trayectoria en la izquierda venezolana. Graduado en Filosofía en la UCV. Fue viceministro de Planificación y Desarrollo entre 2002 y 2003. En lo 80s militó en el movimiento La Desobediencia y luego en el Proyecto Nuestramerica / Movimiento 13 de Abril. Es autor de los libros Los Fabricantes de la Rebelión (2001) y Las Tres Repúblicas (2012).

 jansamcar@gmail.com

Visite el perfil de Roland Denis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roland Denis

Roland Denis

Más artículos de este autor