UDO; soñé que… | Sucre en retaguardia

Mirando la rosa de los vientos, toda acción del CU, parece llevarnos a un despropósito.

Tras la lectura, y relectura, de las dos versiones hasta ahora conocidas, del comunicado CU Nro. 115, de fecha 13 de diciembre de 2023, del Consejo Universitario de la Universidad de Oriente, he pasado una muy corta noche, traumática, controversial.

—¡De mucha inspiración narrativa!, en intento por buscar explicaciones, válidas, creíbles, que permitan descifrar las razones, – no expuestas por el CU –, para extender el periodo de asueto navideño hasta finales de enero de 2023, acabando con la tradición académica universitaria de volver, en día hábil, la segunda semana de enero, después del día de reyes.

Intentos, uno tras otro, «como luz torrencial», invaden la noche, me desvelan…

—¡Hacia dónde, en qué dirección o rumbo, llevan las autoridades académicas a la Universidad de Oriente! Otrora, portentoso y hermoso navío de la rosa de los vientos

¡Me vence la tormenta! …

¡Premoniciones!, de incierto destino.

Y en un trascendental estado de vigilia, en respuesta a la desesperanza, a mis tribulaciones;

¡sueño!, sueño despierto, desde la profundidad del alma:

«la navidad, año nuevo, reyes magos, han pasado con la normalidad acostumbrada de estos tiempos, ¡sin sobresalto alguno! –como cosa buena.

Es 8 de enero de 2024, el edificio, espacios que hoy funcionan como aulas universitarias, están abarrotadas de estudiantes, conscientes, irreverentes, dedicados. Docentes, abnegados, amantes del quehacer universitario y, verdaderamente, preocupados por el destino de la universidad.

En aras de la continuidad docente, de enseñanza-aprendizaje, todos, en acción universitaria, han decidido hacer caso omiso al, inexplicado, comunicado del CU.

Todos, en acción académica, solemne, por corregir el errático rumbo en el que se insiste en llevar a la Universidad de Oriente, han decidido desconocer la autoridad del Consejo Universitario.

¡Es un día festivo, de júbilo en la universidad!, extraño día.

En una pancarta se puede leer: el 8 a las 8».

¡Bonito, verdad! Claro, es solo un sueño.

Mi sueño, tras la infructuosa búsqueda de explicaciones a la incomprensible decisión del CU, de la UDO, respecto a un extendido periodo navideño, ahora, como buenos cumaneses:

¡Hasta después de Santa Inés! – sin exposición de motivos, ni considerando alguno –, dicen las autoridades del CU.

_________

Muchos saludos ya de Navidad tras mi larga ausencia directa de estas narrativas. Agradezco la colaboración prestada para la publicación de este artículo y mucho más si mantienen el formato y presentación con la que lo estoy enviando, es un formato personal. Aquí, en Cumaná está pasando algo raro al interior de la Universidad de Oriente. Gracias, por toda la colaboración.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1515 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: