Supremacía de Ali, un territorio que le pertenece a Venezuela como El Esequibo quiere robárselo

Sí, la modernidad trajo progreso, esa política pública debe seguir sus formas convencionales de crecimiento económico. Solo habrá cambios cualitativos en el manejo productivo. El capital, tendrá como fin consolidar la economía y abordar las cuestiones domésticas a beneficio del pueblo. Es un código de capitalización del mercado, una simbiosis entre el sentido de la realidad social, y el espejo del desarrollo comunitario dado en la producción, tanto a nivel de empresas, como en el campo agrícola. A la pobreza hay que interpretarla, no es una base de discursos, sino saber manejar la gramática del desarrollo.

Los campos teóricos no se mueven en Venezuela,, son manejados por un solo hombre de manera canallesca, obviando a los académicos. Los países del Tercer Mundo y el Cono Sur, se mueven en un campo axiomático entre el capitalismo y la realidad. Así, vemos una dispersión en las formas sociales.

Hay conceptualizaciones ajenas a las conjuras políticas y sociales que ocasionan la muerte simbólica del país De otra manera, se viene manejando una simbología de los conflictos, cuando con anterioridad hubo acuerdos tácitos sobre el desarrollo y reasignación de tierras para explorar, dejando algunas consignas a Estados extranjeros que, no tienen relación intima con el sistema estructural y funcional de Venezuela, desde la época anterior al movimiento revolucionario.

El deterioro económico y diplomático con EE. UU es asombroso en términos de mercadeo y relaciones bilaterales. Lo que indica que tenemos poco acceso a divisas, las que entran son controladas por un grupo del gobierno, lo que implica que una diversidad de empresas se encuentra impedidas de hacer inversiones en el Estado Bolivariano de Venezuela.

Sin querer, estamos incorporados a una economía globalista mundial que, arranca en un contexto norteamericano de intereses comunes a una realidad. El presidente Bukele del Salvador supo deslastrarse de esta hegemonía norteña, a través de verdaderos diplomáticos que afianzaron sus políticas de desarrollo, y los mejores productos agrícolas del Salvador, se quedan en estas tierras.

El lenguaje del gobierno bolivariano ha caído mal a nivel internacional, y hemos perdido nuestra capacidad de negociación, ahora, nos han victimizado en el campo económico porque unos venezolanos hablaron mal de Venezuela, y no se les detuvo cuando hubo oportunidad de hacerlo, entre este grupo se encuentra la señora María Corina Machado que viene  consultando con empresas del exterior sobre privatizaciones y, es parte de los ciclos de violencias del país, aunque su candidatura viene sumando sufragios del propio gobierno madurista. De todas maneras, nos encontramos en una profundidad de la crisis, y las islas caribeñas nos han negado su apoyo junto a Cuba en la situación territorial del Esequibo. Son incapaces de emitir un memorándum a favor de Venezuela     , y Guyana es parte de Petrocaribe y el Caricom. Lo más desacertado es que Diaz Canel dio un discurso, manifestando que su gobierno ha sostenido la ayuda moral y sanitaria de Venezuela. Qué descaro. Todos silenciaron, incluso La Casa Amarilla, sede de La Cancillería Venezolana.

Venezuela lleva 23 años en desaciertos, el verdadero comandante, Douglas Bravo fue traicionado junto a la voz rebelde del país, muchos fueron muertos por militares nuestros activos que fueron preparados en Las Américas y, son parte del cuadro de los generales que irán al Esequibo a defender nuestras tierras y ver la fuerza de poder de quien los preparó.

A los europeos les desagrada el uso de la fuerza militar p injerencia en otras naciones, mientras a los norteamericanos desde la administración Bush les encanta. La administración Biden ha sido desastrosa, su equipo de gobierno tiene veinte y tres, 23, años coordinando todo lo del Medio Oriente buscando oro, petróleo y gas. Solo, basta captar la imaginación popular para entender la supervivencia de los países del Tercer Mundo y Cono Sur.

Muchas argumentaciones son dadas, creando infuncionalidad en sus objetivos. El gobierno central poco piensa en la gente, manipulándolos. Se necesita dejar las pasiones, ahora sí, piensan seguir la prosecución de unidades de viviendas en El Esequibo. Las cuales fueron paralizadas en cuanto a programa social apenas entrando al gobierno, el presidente Chávez, porque las motivaciones era sacar oro de Bolívar, y redescubrir El Dorado, tan buscado por los españoles, aunque cerca estaba una Capitanía del Virreinato de Castilla, pero, ese oro y metales preciosos tenían dueño, la oligarquía española.

El de soberanía, es un concepto anacrónico. Son axiomas tomados del pasado para justificar el poder sobre algún territorio. El venezolano, con las reformas dadas desde las alcaldías y notarías poco pueden cancelar los aranceles o impuestos por considerarse excesivas las cuotas, al igual que los servicios públicos, porque el salaria es el más bajo del mundo. Son principios de los gobiernos llamados nueva izquierda democrática o socialdemocracia, o en su esencia La Internacional Socialista alemana en su esencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 769 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas