Columna de Juan Martorano (105)

La escalada bélica que la Exxon Mobil y el Comando Sur impulsan contra Venezuela

Pléjanov escribió una obra respecto al papel que jugamos los individuos en la historia. Y bueno siento una inmensa responsabilidad de encontrarme luego del referendo consultivo e histórico del pasado domingo 3 de diciembre, muy cerca del epicentro de los acontecimientos, lo que me permite aguzar los sentidos y compartir algunas alertas para el país y el mundo.

Pensaba realizar las consideraciones tanto de los resultados, del triunfo de los 5 Si y de la participación en el referendo. No obstante, y como lo indicaba en la edición anterior, los acontecimientos se han venido dando con una inusitada rapidez que no solo el Ejecutivo Nacional ha venido tomando acciones concretas producto del mandato popular que le dimos el domingo, sino que las reacciones del gobierno gasolinero de Mohamed Irfaan Ali además de desesperadas y destempladas, han sido incluso por momentos contradictorias. Simple, están totalmente desconcertados.

¿Quién hubiera podido imaginarse que uno de los primeros efectos del referendo consultivo iba a ser el que se hiciera pública la caída de las acciones de la Exxon Mobil y de otras petroleras y empresas auríferas que se encuentran en la zona y explotando los recursos que allí están en las áreas objeto de la controversia? ¿Quién diría que el Presidente Maduro en esta nueva etapa se ha colocado a la ofensiva y tomando medidas no sólo rápidas sino oportunas y acertadas? Creo que ni el más aguzado de los analistas habría visto venir este escenario y esta jugada estratégica de alto impacto realizada no solo por la AN sino apoyada por el Jefe de Estado venezolano.

Mi colaborador y "patriota cooperante" me había sugerido que escribiera sobre la propuesta del Presidente guyanés, Ali de solicitar que Cuba participara como "mediador" en los diálogos con Venezuela. Inicialmente me pareció una buena idea y lo manifesté públicamente. Debatiendo con buenos compañeros que no estaban de acuerdo con esa propuesta, a mí se me ocurrió señalar que Venezuela debería aceptar esa propuesta a cambio del desistimiento de Guyana del procedimiento ante la Corte Internacional de Justicia, y volver al Acuerdo de Ginebra. Pero se me había olvidado de que Guyana, lamentablemente no tiene un gobierno soberano, y si bien el 26 de mayo de 1966 logró su independencia política del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, cultural e ideológicamente depende todavía de ellos y de EEUU.

Por eso es que la propuesta de Ali de anexar a Cuba, y esto porque hace algunos días en Dubai, el mandatario guyanés conversó con el presidente cubano Díaz Canel y con el Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Goncalves, y seguramente les habría solicitado a ambos mediar con Venezuela. Pero muy probablemente desde EEUU y la Gran Bretaña, precisaron al Presidente de la República Cooperativa de Guyana y le dijeron que se dejara de vainas.

.

En la entrevista concedida por mi persona a la radio y diario argentino La Lateral y al compañero Sergio Centenaro, su última pregunta se refería sobre la escalada bélica que se anda promoviendo producto de esta controversia territorial bicentenaria. Evidentemente la respuesta a esta válida interrogante no era fácil y sencilla, porque esto es algo que poderosos intereses están buscando en medio de su crisis. Y bueno la posición de Venezuela ha sido histórica y muy clara en ese sentido de no apelar a ningún tipo de agresión en contra del hermano pueblo de Guyana, más no vamos a dejarnos amedrentar ni agredir por parte de la Exxon Mobil, Crystallex y otras transnacionales que pretenden saquearnos.

Pero luego de los últimos acontecimientos que han venido suscitándose en las últimas horas en el Esequibo más las declaraciones de Alí, es que debo responsablemente advertir y denunciar la escala guerrerista y bélica que en estos momentos se está produciendo, producto de esta controversia territorial sobre la Guayana Esequiba.

Y pensé que no lo diría, pero en eso coincido con la señora María Corina Machado, que ha sido una de las que ha hecho este planteamiento. Con la grandísima diferencia es que ella lo hace con fines electoreros y para acusar al gobierno de Nicolás Maduro de promover la escalada bélica con Guyana para así impedir la realización de las elecciones presidenciales del año que viene. Llama poderosamente la atención que el militante del Partido Comunista de Venezuela, Oscar Figuera y su reducto, coincida en un 100% con las posiciones de la señora Machado.

Me disculpan en este punto que sea tan tajante y radical, pero cuando la Patria está en peligro, no se pueden tener posiciones ambiguas. Puedo comprender que de parte de ciertos sectores de izquierda haya descontento a la gestión del Primer Mandatario Nacional y hasta diferencias. Pero cuando es la patria la que está en riesgo, creo que no se trata de defender un gobierno sino a la patria en la que supuestamente nacieron. Y por ello mi llamado de atención en este punto.

Pero, volviendo al punto que hoy nos ocupa, quiero centrarme en dos hechos, de los tantos que se han producido en las últimas horas, que advierten sobre la escalada bélica en marcha y que nosotros debemos contribuir para desactivar la misma.

El primero tiene que ver con las recientes declaraciones del presidente guyanés, quien al referirse a las recientes acciones del Presidente Nicolás Maduro, catalogó a las mismas como una "amenaza directa para Guyana, una violación de principios fundamentales del Derecho Internacional consagrados en la Carta de la ONU y de la OEA".

"Al desafiar a la CIJ, Venezuela ha rechazado el derecho internacional, el estado de derecho en general y la justicia fundamental y la moral. Y la preservación de la paz y seguridad internacional. Ellos literalmente se han declarado como una nación forajida", señaló Ali en su alocución.

Este último punto señalado por el presidente Alí es uno de los más peligrosos, puesto que, al catalogarnos como Estado Forajido, al utilizar esta categoría, pretende con ello legitimar una intervención militar extranjera sobre nuestro país.

Además de ello, y durante su alocución, el presidente Alí anunció que Guyana informaría al Consejo de Seguridad de la ONU sobre las medidas anunciadas por Maduro, para que este organismo tome las medidas correspondientes ante lo que calificó como "un desacato descarado" de la orden emitida por la CIJ.

Esto porque en el caso de las medidas cautelares que Guyana solicitó, y recordemos que la decisión a esta solicitud se produjo el 1 de diciembre de este año, es decir hace apenas 6 días, se señala que Venezuela no puede tomar acciones en el territorio que hasta que no se resuelva la controversia territorial por parte de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), administra la República Cooperativa de Guyana. Esto porque el propio estatuto de la Corte determina que, para el cumplimiento obligatorio de estas medidas cautelares, se puede activar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y Guyana se juega esa carta porque conoce la norma de la CIJ y porque a partir del año que viene ingresa como miembro no permanente a esa instancia.

Pero lo que se obvia es lo siguiente. Primero que las medidas adoptadas por el Presidente Maduro no son sobre el territorio en disputa como lo señala la sentencia de la Corte del 1 de diciembre. Cabe recordar que Tumeremo, capital del municipio Sifontes del estado Bolívar no está en discusión ni es objeto de la controversia. En segundo lugar, el hecho de que Guyana administre el territorio de la Guayana Esequiba, esa administración no le otorga soberanía y, por ende, disposición sobre los recursos de ese territorio hasta que no se dirima la controversia territorial. Y tercero que en el segundo punto de la decisión de la Corte del 1 de diciembre se instó a las partes a no adoptar las medidas que permitan el escalamiento del conflicto, y eso pasa por el que Guyana no debe seguir otorgando concesiones petroleras ni auríferas en áreas objeto de la controversia territorial.

Pero volviendo a las más recientes declaraciones del presidente Alí, éste indicó que su gobierno cuenta con el respaldo de la Organización de Estados Americanos, del Caricom y de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth) y señaló que contactó con gobiernos de países amigos como Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Brasil.

"Las Fuerzas de Defensa de Guyana están en alerta total y están en contacto con sus contrapartes militares, incluyendo el Comando Sur de Estados Unidos", subrayó.

Evidentemente desde donde me encuentro se puede avistar el movimiento de parte y parte no solo militar sino de diversa índole, incrementando las tensiones en la zona de disputa como en el sur del estado Bolívar.

Pero no conforme con las declaraciones del presidente guyanés, y además que EEUU está acelerando su presencia en la zona y tratando de instalar una base militar para constituirse en una especie de Guántanamo suramericano. El segundo evento a señalar me parece grave y que debe mantener nuestros ojos bien abiertos.

En el día de ayer, un helicóptero de las GDF con 7 tripulantes a bordo se encuentra desaparecido. Esto ocurrió entre las poblaciones de Eterinbang y Arau, dentro del límite de facto. Autoridades guyanesas indican que posiblemente tuvo un percance mecánico.

En horas de la tarde, autoridades guyanesas informaron que los militares guyaneses estaban a salvo pero que por un error comunicacional de la propia GDF tuvieron que aterrizar por mal tiempo.

El helicóptero GDF Bell-212 8R-AYA continúa desaparecido junto a sus 7 tripulantes quienes despegaron desde la base militar Ayanganna (Guyana) hacia el poblado de Arau (Guayana Esequiba), junto a la montaña del mismo nombre donde los indígenas pemones venezolanos arriaron la bandera guyanesa izada por el presidente Ali de Guyana e izaron la bandera venezolana.

La última señal de auxilio se emitió a las 11:20 am a 42 kilómetros al este de Arau, por lo que el incidente ocurrió dentro del territorio venezolano.

Hacemos votos por encontrar a estos tripulantes y con vida. Pero ante la situación de escalamiento, es evidente que esta situación pudiera ser parte de globos de ensayo para generar falsos positivos o una operación de falsa bandera, para ir calentando la frontera por ese lado, y así legitimar una intervención extranjera contra Venezuela.

Así que alerta pueblo venezolano. No caeremos en provocaciones, pero tampoco nos dejaremos arrebatar lo que nos pertenece ni que la planta insolente del extranjero holle el sagrado suelo de la patria.

Ahpi se las dejo

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron sigue!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1230 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas