El referéndum del 3 de diciembre podría ser nuestra última y única oportunidad

Las premisas que siguen, son las premisas (suposiciones) que usaré para el argumento que viene enseguida.

PREMISAS

1- Que, ni el gobierno de Guyana, ni ninguna corte internacional u órgano internacional de renombre, involucrados o no en el arbitraje de la disputa entre Guyana y Venezuela con respecto al Esequibo (zona de reclamación entre ambos países), reconocerá los resultados del referéndum del 3 de diciembre del 2023 que se llevará a cabo aquí en Venezuela donde Maduro esperaría recibir un amplio apoyo popular para integrar y anexar el Esequibo formalmente (pero unilateralmente) al territorio de Venezuela.

2- Que, suponiendo que el referéndum sea exitoso, y que, en base a ese resultado, Maduro decidiera de implementar la anexión forzada e unilateral del Esequibo al territorio venezolano, que, tal acto, el cual sería arbitrario y unilateral, tampoco sería reconocido ni por Guyana, ni por ninguna corte internacional, ni por ningún órgano internacional de renombre, lo cual ciertamente nos llevaría a una guerra armada, esto, por supuesto, en el caso de que Maduro intentara unilateralmente llevar a cabo esa acción de anexión.

3- Que, actualmente, aquí en Venezuela, Maduro tendría menos de 20% de apoyo popular en cuanto a su ejercicio de la presidencia, y que, por ende, por lo menos 80% de la población estaríamos extremadamente felices de verlo a Maduro (y a su equipo) fuera del poder, pero, que, debido a que Maduro ha básicamente manipulado y controlado casi todas las elecciones desde el 2013, a su favor, y, ya que, se supone que él hará otra vez lo mismo en las venideras elecciones presidenciales del 2024, lo cual aseguraría que él siguiera en el poder como presidente aunque tuviera un apoyo popular real de menos del 20%, bueno, creo que, de nosotros poder hacer algo (ver más abajo) para evitar que Maduro se mantenga en el poder, sería imperativo que lo hiciéramos, ¿por qué?, bueno, porque creo que así como todos nosotros (el 80% de la población) lo sabemos o sentimos, si Maduro sigue en el poder, también continuará la destrucción de Venezuela (y de nuestras vidas) en su camino acelerado hacia el fondo del abismo de la humanidad.

ARGUMENTO

Entonces:

- ya que, ni Guyana, ni ninguna corte internacional, ni ningún órgano internacional de renombre reconocerá el referéndum del 3 de diciembre, entonces, el referéndum como tal, en términos de su validez, sería básicamente cero, o sea, de ser exitoso, o de no ser exitoso, daría lo mismo,

y

- ya que, de ser exitoso el referéndum, y de Maduro implementar la anexión del Esequibo, eso solo nos impulsaría hacia una guerra armada que no necesitamos ni queremos,

y

- ya que, las venideras elecciones presidenciales serán probablemente, otra vez, manipuladas y controladas por Maduro a su favor …

¿Por qué no aprovechamos el referéndum del 3 de diciembre para demostrarle al mundo entero nuestro deseo (que ha sido incumplible hasta ahora) de verlo a Maduro fuera del poder al votar NO a cada una de las cinco preguntas del referéndum sobre el Esequibo, así asegurando un fracaso rotundo del referéndum, y por ende, demostrándole al mundo entero la falta monumental de apoyo popular real que Maduro tendría?

De esta manera, de Maduro (¿o uno de ellos?) ganar las venideras elecciones presidenciales, el mundo entero sabrá que esas elecciones habrían sido falsas y montadas, y por ende, creo que el mundo entero, y nos solo algunos pocos países, sino, todos los países del planeta, concluirían que Maduro (¿o uno de ellos?), aun de haber ganado esas elecciones, de hecho, no sería el presidente legítimo de Venezuela, y Maduro (¿o uno de ellos? y su equipo) tendrían que renunciar y llamar a nuevas elecciones, u, obstinadamente quedarse en el poder, lo cual nos llevaría ciertamente a una tremenda guerra armada, lo cual dudo que Maduro (¿o uno de ellos?) se atrevería a incitar.

De esta manera, pararíamos el círculo vicioso de nuestra propia destrucción.

O sea …

El referéndum del 3 de diciembre podría ser nuestra última y única oportunidad para sacar a Maduro (y a su gente) del poder vía la voluntad popular.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1363 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema El Esequibo es nuestro

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre El Esequibo es nuestro