Alto a las amenazas de Guyana

Ahora el presidente de Guyana Mohamed Irfaan Ali se siente guapo y apoyado; como cualquier guapetón de barrio sale  blandiendo  banderas guerreristas, buscando que los venezolanos  no salgamos  el 3 de diciembre a votar en el Referendo Consultivo, acción esta que esta tácitamente reflejado en la Constitución Nacional. No solo se conforma con abrir fuegos contra Venezuela; sino que deporta, maltrata  y veja a venezolanos  residentes en Guyana.  Apoya a individualidades de ese país que  piden prohibir  votar a los nacionalizados y quitarles  la ciudadanía guyanesa. Esto por supuesto encrespa más las relaciones;  que busca  meterle más candela al fuego. Pero lo más grave es que estas veladas amenazas las lleva a cabo coludido  por dos imperios; el británico y el norteamericano. Nos arrebata el Esequibo, nos cierra el Delta del Orinoco, que forma parte de nuestra plataforma continental y no contentos con esto a través de contratos leoninos y en contubernio con los gringos otorga concesiones a la Exxon Móvil para explorar y explotar  de manera ilegal e irrita hidrocarburos  de territorio venezolano. Esto es una situación delicada y grave. Nos decía Antonio Escarri que es el momento que los venezolanos nos pongamos “muy firmes” en tomar medidas que involucren al Estado  y al más alto nivel. Por ejemplo  el Fiscal Tarek W. Saab debe  instruir a las FANB a que lleve a cabo acciones de expropiación  de bienes a las empresas   involucradas que se encuentren  en jurisdicción de Venezuela y que no hayan sido debidamente otorgadas por el gobierno venezolano. El gobierno nacional a través de su Vicepresidenta Delcy Rodriguez, ha sido muy categórica al decir que el gobierno de Guyana  lo que busca es “sembrar el conflicto”. No es casual, señala que entre Guyana y el Comando  Sur de EEUU, hayan realizado en los últimos años ejercicios militares refiriéndose a Venezuela. Ellos se están preparando para agredirnos, enfatizó.

Los únicos  que han actuado en forma permisiva ha sido la cuarta república, hasta el emblema del partido AD, que mostraba el mapa de Venezuela sin el Esequibo. En 1957 en el gobierno de Marcos Pérez Jiménez permitió abrir un consulado en estos territorios, eso era en esencia desconocer la reclamación; vinieron los adecos y continúo estas oficinas. Luego se percataron del error y la cerraron. Marcos Pérez Jiménez en una entrevista con el periodista Oscar Yanes se muestra  categórico y nacionalista; donde expresa tajantemente  que tenía previsto tomar por la fuerza el  Esequibo. Recordemos que en 1952 Colombia intentó  invadir  los islotes de Los Monjes, envió  a las Fuerzas Aéreas, ordenando su desalojo y advirtiéndole a su presidente: “Si  no me desocupan Los Monjes en 10 minutos, te bombardeo a Bogotá” Los Colombianos salieron con el rabo entre las piernas. En la primera presidencia del Dr. Caldera, había un gobierno de izquierda en Guyana, los gringos se le acercaron a Caldera, brindándole apoyo para que invadiera el Esequibo. Caldera reculo. El próximo 3 de diciembre así llueva, truene o relampaguee hay que salir a votar en el Referendo Consultivo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1148 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas