Palabreo

Presidente bueno, Usurpador malo

La semana pasada tanto el Presidente Constitucional, según el voto de casi 60 mandatarios de países de prístinas democracias, como el Usurpador, electo Presidente por antojo de más de seis millones de venezolanos cusurros, niches, cantidad de desdentados, incultos, muchos malolientes e impresentables, estuvieron activos frente a la prensa con el tema de las sanciones.

El primero, el Presi, el buenazo, ese muchachón incapaz de matar una mosca, anunciando con orgullo patrio que el gobierno de Trump viene con más sanciones para estrangular financieramente al Usurpador y su banda de maleantes. Desde ese corazoncito querendón, afectivo, venezolanista, anuncia que con estas nuevas y más arrechas medidas, Maduro se va. Es cumplir con el aviso del jefe gringo de aplastarlo. Y lo van a volver ñinga, según los planes pacíficos y democraticos. El Usurpador no va a tener cómo pagar medicinas, ni cajas CLAP, ni productos para sostener las petroleras, ni nada. Nadie le venderá. Así los venezolanos entraremos en el abandono total, en la muerte segura por hambre. Y el Usurpador se va corriendo. ¡Ni un paso atrás con esas medidas, Presi!

Por su lado, el Usurpador, de pésimo corazón, malucón,, frente la prensa informa que están demandando ante la Corte Penal Internacional al nuestro salvador, según el Presi, el amigazo de los venezolanos, Donald Trump, quien nos aplastará por nuestro bien, para que regresemos a la democracia.

El Usurpador informó que miles de venezolanos han muerto por falta de medicamentos que habiendo sido comprados en el exterior, al momento de montarlos en un barco o avión llega la orden del gobierno amigazo de Trump : sanciones para la empresa que transporte los medicamentos. Nuestro Presi, Guiado, de buen tipo que es, aplaude la medida contra el dictador. El resultado es que los pacientes se mueren o sufren más. Es su contribución al fin de la dictadura terrorista, asesina y mafiosa. De "algo se tienen que morir", diría el humor blanco de Ramos Allup.

El tirano se empeña en comprar medicinas al precio que sea, pagando a través de países amigos, busca mecanismos para cncelar los alimentos de las cajas CLAP, sólo para mantener su tiranía. El Presi, buen tipo él, aplaude el boicot, las trabas, porque él quiere la democracia y para ello necesita sentarse en Miraflores. Es el secretario de nuestro salvador, el musiú malencrarado, que está en la Casa Blanca.

psalima36@gmail.com


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 629 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor