Oposición revolucionaria

En años pasados, se profesó que del seno del Chavismo saldría un
candidato que derrotaría al oficialismo Chavista (palabras más o
menos) y esa prédica a mi juicio, es el motor revoloteador de sueños
en las ambiciosas mentes de una caravana disidente de las filas
revolucionarias, los cuales ocuparon cargos decisorios claves
ministeriales y en el seno del partido, con gestiones de malas a
invisibles, pero que ahora en el otro lado de la acera, si es verdad
que están más preclaros que nunca (según ellos mismos).

El caso es, que mientras se han lanzado al salto de la talanquera una
considerable cantidad de personajes en busca de consolidar ese anhelo
sin éxito político (aunque quizá sí lucrativo), el oficialismo ha
logrado la hegemonía política con el dominio irrefutable de los cargos
de elección popular, demostrándose que la mayoría electoral, simpatiza
con la propuesta revolucionaria de construcción del socialismo (sin
ahondar en detalles).

Sin embargo, esta hegemonía política, se ve vulnerada no tan solo por
la indiscutible situación de asedio internacional a la nación, sino
por la ineptitud de personajes con responsabilidades de gobierno a
todos los niveles, que parecieran estar jugando al agotamiento del
pueblo y con ello, potenciar la teoría del debilitamiento de las
figuras al mando de la conducción de país.

Ahora bien, no se trata de una teoría fantasiosa, trasnochada ni
incoherente; más bien es la recopilación de un conjunto de hechos que
incluyen el gravísimo magnicidio frustrado y recurrentes movimientos
en las filas castrenses, sector clave dentro de la resistencia
oficialista, pero también envuelto en una campaña de descrédito ante
la opinión pública.

Si acudimos a los números electorales, específicamente en lo
relacionado a la participación a favor del Chavismo desde la última
elección de nuestro Comandante Infinito, la línea viene en descenso,
independientemente de los resultados de la oposición, de lo cual se
puede inferir el agotamiento o debilitamiento de la ejecución de una
propuesta, es decir, que el pueblo está de acuerdo con la propuesta de
construcción del socialismo pero no, en la manera que se está
ejecutando.

Con esto se va completando una ecuación, la cual indica poco probable
un liderazgo que surja de la derecha con propuestas que convenza al
Chavismo de base, pero, en el liderazgo afecto y militante de la
revolución, hay unos cuantos con la suficiente perfomance para encarar
al gobierno sin ser visto como traidor en la opinión pública, con
discursos atrayentes para los ni-ni y también, dada la actual
coyuntura económica, penetrar los sectores menos extremistas que
simpatizan con la derecha.

Es de Suponer, que la alta dirigencia tiene su perspectiva del tema y
se han cohesionado suficientemente incluso, materializando la premisa
del poder cívico militar, pero, no han evitado que los enormes
esfuerzos del camarada Nicolás Maduro para atenuar la salvaje
embestida imperial, se hallan diluido a causa de los ineptos, por
cierto, muy perfectamente ineptos, cuestión que hace pensar no ser un
asunto de mera casualidad.

Recuerden, que uno de los secretos a voces de nuestro Comandante
Infinito, fue su interpretación asertiva del clamor popular, porque
escuchó y consideró un objetivo estratégico, resolver las penurias de
su amada Patria; así se metió en los tuétanos de sus compatriotas, por
ello, el Pueblo no quiere otro Chávez por ya lo tiene ahí… lo que si
quiere, es ser tratado como él lo hizo, ¿Tan difícil es?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 359 veces.



Gustavo "Vitamina" Vargas Castro

Comunicador Alternativo Revolucionario

 vargascastrogusy@gmail.com

Visite el perfil de Gustavo "Vitamina" Vargas Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo "Vitamina" Vargas Castro

Gustavo "Vitamina" Vargas Castro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a271759.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO