Veamos que fue la Gran Venezuela

El primer Gobierno de Carlos Andrés Pérez (CAP) 1974-1979 se encontró con un problema que muy pocos gobernantes del mundo han tenido: ¿Qué hacer con tanto dinero y administrarlo eficazmente? Eso, además del caudal de ingresos adicionales que recibió CAP por el incremento del precio del petróleo, y sin embargo añadir un excesivo endeudamiento por las grandes inversiones que debían hacer de Venezuela un gran País. Es durante este período de gobierno que se promulgó la "Ley Orgánica que reserva al Estado la industria y el comercio de los hidrocarburos", mediante la cual se estatizaba el petróleo; a partir del 1 de enero de 1976. El 1 de enero de 1975, desde la ciudad de Puerto Ordaz, el Presidente de la República, (CAP) anunció la nacionalización del hierro, semanas después, el día 21, estalla una huelga general de los trabajadores de la industria del hierro nacionalizada. De esta manera las concesiones que se habían otorgado a compañías privadas extranjeras, Orinoco Mining y Iron Mining Co., quedaron extinguidas y la explotación pasó a manos del Estado por intermedio de Ferrominera del Orinoco, empresa básica de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y así es como el Estado asumió el control directo y ejercer el derecho de propiedad plena de la industria del hierro y también la libertad completa de decisión y gestión para dirigir dicha industria.

La Nacionalización del Hierro tuvo como base jurídica la constitución de 1961 en su artículo 97: "El Estado podrá reservarse determinadas industrias, exploraciones y servicios de interés público por razones de conveniencia nacional". Fue el 29 de abril de 1974, cuando el Presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, solicitó al Congreso Nacional poderes extraordinarios para tomar una serie de medidas económicas y financieras. Entre éstas anunció su propósito de nacionalizar la industria del hierro. El 30 de mayo del mismo año 74, el Congreso Nacional aprobó la Ley Orgánica que autorizaba al Presidente a dictar las medidas extraordinarias en materia económica y financiera y así la Ley lo autorizó para dictar las medidas que aseguraran al Estado venezolano la reserva de la industria de la explotación del mineral de hierro y estableciera los mecanismos para la recuperación de las concesiones otorgadas. Se dictaron una serie de decretos, entre ellos el 580 por medio del cual "Se reserva al Estado, por razones de conveniencia nacional, la industria de explotación del mineral de hierro; en consecuencia, quedan extinguidas las concesiones otorgadas" El 7 de diciembre de 1974, el Presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, en el Palacio Legislativo anunció oficialmente la Nacionalización de la industria del hierro y dio a conocer el alcance del decreto. El mismo decreto estableció que el Estado ejerce por intermedio de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) la industria de la explotación del mineral del hierro en el territorio nacional y autorizó a la misma, para que gestionara todos los convenios que fueran necesarios con los concesionarios extranjeros.

El 27 de diciembre, el Congreso Nacional aprobó las Actas Convenio celebrados entre la CVG y las empresas concesionarias: Iron Mines Company of Venezuela y Orinoco Mining Company. Éstas eran las empresas trasnacionales que venían trabajando la explotación del hierro. Así, el 31 de diciembre quedaron extinguidas las concesiones que había otorgado el Ejecutivo Nacional y que habrían durado normalmente hasta los años 1998 y 2028. El 1 de Enero de 1975, en acto histórico celebrado en Ciudad Piar, población surgida como consecuencia del auge siderúrgico, el Presidente Pérez proclamó solemnemente la nacionalización de la industria del hierro. Ya para 1978, en especial, se acelera el proceso de endeudamiento de Venezuela. El 5 de enero de 1978, se informa del ingreso al Tesoro Nacional del empréstito de 800 millones de US. Dólares contratado por Venezuela en el Japón mediante la colocación de bonos. El 14 del mismo mes y año, Venezuela obtiene un empréstito de 765 millones dólares en algunos bancos de países árabes miembros de la OPEP. El 2 de febrero, en Londres, se firma un préstamo con un consorcio bancario inglés por la cantidad de 50 millones 160 mil dólares. Total, que en el primer semestre de 1978 a Venezuela le ingresa, solo por empréstitos, la bicoca de 1 billón 615 millones 160 mil dólares. ¡Sorpresa! toda esa enorme cantidad de dinero desapareció en los bolsillos de la oligarquía criolla alrededor a los adecos y copeyanos. ¿Sorpresa?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1739 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a263388.htmlCd0NV CAC = Y co = US