De la abolición de la esclavitud al decenio afrodescendiente

El 24 de marzo de 1854, el entonces presidente de la República, el terrateniente José Gregorio Monagas, por iniciativa de algunos diputados de la época, así como un grupo de esclavizados y por la mamasón en que estaban unos latifundistas, decidieron lanzar el decreto de la abolición de la esclavitud en Venezuela, donde ya la mayoría de los esclavizados pasan de 60 años y cierta cantidad de niños y niñas descendientes de africanos estaban en condición de manumisos.

La crisis que vivía el país en ese entonces era insostenible. La condición que pusieron los latifundista, terratenientes y la esclavocracia en general, es que por cada esclavid@ debía dársele una indemnización, es decir si quieres que cumplan el decreto págame. Incluso siendo uno de ellos el centauro del llano y héroe de la independencia General Jose Antonio Páez. La abolición de la esclavitud fue un gran negocio ante los latifundistas y el gobierno de Jose Gregorio Monagas se presto para ese juego sucio denigrante de la condición humana. Este decreto dejo en la calle y sin condiciones de trabajo, salud, vivienda y educación a decenas de miles de esclavizados, donde muchos de ellos tuvieron que seguir en sistema de neoesclavitud para poder poder seguir viviendo en barracas y darle un mendrugo de pan a sus hijos.

Aquellos sueños de los decretos sobre la abolición de la esclavitud que había iniciado Bolivar en 1816, después de regresar de Haiti y gozar del apoyo incondicional del pueblo haitiano, fueron tirado al cesto de la basura del olvido histórico. Las luchas de los afrodescendientes en Venezuela a partir de entonces no ha sido fácil, pocos reconocimientos en las distintas esferas de las políticas publicas así como inclusión en los derechos fundamente s desde 1854 fueron tomados en cuenta. La estrategia de reafirmar la mental de esclavizados en nuestra historia fue reducir a un folklorismo imbécil, ahistórico, asi como otras formas violenta de negar las tierras que en antaño les habíamos cultivados a los latifundistas, trazar estrategias curriculares en el sistema educativo para sentir verguenza étnica o endoracismo sobre nosotros mismo. En la década de los años setenta comenzaría un lento despertar protagónico de las y los afrodescendientes en exigir sus derechos, en aplicar la convención contra la discriminación racial, en proponer reconocimiento en el sistema educativo y en otras áreas estratégicas sobre todo de la mujer liderizada por Argelia Laya, Irene Ugueto Josefina Brington, las tomas de tierras en Yaracuy, Barlovento, las luchas en el sur del lago de Maracaibo, la reivindicación cultural afro en San Agustín del Sur, La Vega y Caricuao. Con la llegada del presidente Chávez y el surgimiento de la Red de Organizaciones Afro, con profundo conocimiento de la exclusión histórica, comenzaría un proceso de reafalbetizacion dentro del proceso bolivariano para incluir con la agenda propia afro nuestra participación protagónica como sujetos de derecho, protagónica y participativa, logrando desde el año 200 hasta nuestro días avances sustanciales, algunos hoy estancados, otros andando en medio de una crisis inducida y otros por cumplir, de los cuales dependerá de la presión del movimiento afrodescendiente venezolano organizado en sus diferentes tendencia pero con una estrategia común: Profundizar el proceso bolivariano y una inclusión de mayor alcance y autonomía desde el punto de vista de la operatividad y sin dependencia de algún burócrata de turno que en la mayoría de los casos ignoran desde la constitución hasta lo que significan nuestros derechos económicos, sociales, culturales y humanos, como lamentablemente ha venido ocurriendo en los últimos tiempos.

EL DECENIO AFRODESCENDIENTE

En la ciudad de Durban, Sudáfrica (2001), se realizo la III Conferencia Mundial Contra el Racismo, las organizaciones de América Latina que participamos allí logramos impulsar el plan de Acción contra el racismo y la obligatoriedad de los Estados a la inclusión afro en sus políticas públicas partiendo de las necesidades sentidas del pueblo afrodescendiente, mas adelante para hacerle seguimiento a ese plan impulsamos la Creación del grupo de trabajo afrodescendientes (en Ginebra) para hacerle seguimiento a los gobiernos en cuanto al cumplimiento del plan. Mas adelante impulsamos el año internacional afrodescendientes 2011, que tuve una gran repercusión en Venezuela y por ultimo impulsamos la creación del Decenio de los Pueblos Afrodescendientes (2015-2024) bajo los principios de JUSTICIA, RECONOCIMIENTO Y DESARROLLO-REPARACIONES. En la República Bolivariana de Venezuela entre 2004 y 2012 logramos avances sustanciales en educación, cultura, juventud, tierras, desarrollo económico, entre otros. El presidente de la Republica Nicolas Maduro, decidió comprometerse en la Firma de este Decenio donde urge la necesidad de profundizar en el campo jurídico (reconocimiento en nuestra Constitución a los afrodescendientes), modificación de la Ley contra la discriminación Racial para analizar el racismo y a crímenes raciales como prometió la oposición el año pasado con sus guardabas. La necesidad de profundizar el reconocimiento en el sistema educativo donde aún no se aplica la ley de educación del 2009, donde se reconoce la historia y la cultura de las y los afrodescendientes, no aparecemos en los libros, ni en las canaimitas, desaparecieron el tema afro del sistema intercultural y congelacion de 30 grados bajo cero la Comisión Presidencial Contra la Discriminacion Racial. En cuanto al desarrollo reparaciones hace falta impulsar el proyecto Cumbe Cimarrón que es un desarrollo integral de las comunidades afrodescediente propuesta en el año 2014, pero que hasta ahora ni peo le han tirado. El decenio es una oportunidad, mas allá de la firma de este decreto si las y los afro no lo hacemos cumplir, metafóricamente se repetirá el decreto de Jose Gregorio Monagas cuando abolió la esclavitud.

CHU CHE RIAS

———NI agua potable ni comunicación en el pueblo de los tres golpes Ta Pi Pa.

———- Aristobulo Isturiz, Ministro de las Comunas las Cimarronas.

———-Mon recuperandose y dispuesto hacer del municipio Andrés Bello una vitrina social y referencia para Barlovento.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1196 veces.



Jesús Chucho García


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a261020.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO