Una propuestas a la ANC: Que toda la flota de vehículos oficiales de uso PERSONAL sea colocada al servicio del pueblo como transporte público



La situación nacional referente al problema del transporte es pública y notoria: no hay unidades operativas suficientes para cubrir la demanda, por lo que gran parte del pueblo se ha sometido a la oprobiosa necesidad de movilizarse en camiones de estacas, volteos, cavas y otros vehículos no adecuados para el transporte humano. Y con el agravante de que las tarifas cobradas por este "servicio alternativo" son altas, variables y especulativas. No hay precios ni rutas establecidas, la anarquía es total. Las causas del problema son muchas y complejas, por lo que la solución de mediano y largo plazo debe ser analizada, discutida y acordada con el pueblo organizado. Mientras tanto, y dada la emergencia, propongo a la muy ilustre y plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente que decrete, de manera urgente, lo siguiente:

1.- Que toda la flota de vehículos oficiales asignada para el uso PERSONAL de ministros, vice ministros, Presidentes de Institutos Autónomos, Diputados de la ANC y la AN, Gobernadores, Secretarios de gobernaciones, directores de institutos regionales, Alcaldes, directores de alcaldías, militares de todo rango, altos funcionarios y todo aquel funcionario que tenga para su uso y disfrute camionetas, carros, motos y cualquier tipo de vehículo automotor, sea puesto a disposición INMEDIATA de una instancia nombrada con el fin de incorporalos a rutas donde hagan falta o a nuevas rutas creadas para afrontar las graves deficiencias en materia de transporte público. Los servidores públicos que trabajan como choferes, escoltas y ayudantes de estos altos funcionarios deberán cumplir funciones de apoyo en la creación y fortalecimiento de las rutas que se les asignen.
2.- Se entiende que esta medida solo afectará los servicios personales que prestan estos vehículos oficiales: transporte privado del funcionario y sus familiares, diligencias personales realizadas por el personal a su cargo, etc. De ninguna manera deberán afectarse las actividades de funcionamiento de los ministerios y demás instituciones del estado.

Demás está decir que esta medida además de ayudar a paliar el terrible problema del transporte del pueblo, serviría para que nuestros altos funcionarios movilicen los vehículos de su propiedad y se enteren de cuanto cuesta un litro de aceite o un caucho, entre otras cosas. Y ojalá sirviera también para que se vean obligados a utilizar el transporte público lo que los bajaría, más allá de la retórica, a las catacumbas del pueblo, a su realidad y sus penurias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1952 veces.



Jose Gregorio Blanco

Lic Dirigente del PSUV Analista político.

 jgblancocorona@yahoo.com      @josegblancoc

Visite el perfil de Jose Gregorio Blanco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: