Carabobo bajo asedio

Estamos bajo asedio: un incesante, inclemente y brutal asedio. Ya no es la especulación inducida, el dólar criminal o la inflación que está acabando con el salario de la clase trabajadora. Ahora estamos en la fase del saboteo abierto y anunciado de los servicios públicos vitales: agua, electricidad, telefonía entre otros. En el caso del estado Carabobo la situación es crítica: más de 15 días sin agua y anoche, tal como se venía anunciando, gran parte del estado se quedó sin luz eléctrica, producto de un apagón generalizado que duró horas, con su secuela de molestia y desesperanza para el pueblo. . Esto pone en frío dos vertientes del problema:

1.- El saboteo interno, libre y "pate e rolo" por parte de directivos y funcionarios "infiltrados" en las empresas del estado prestadoras de servicio. Y el saboteo siempre es impune: se puede quemar cualquier vaina, se puede quedar el pueblo sin luz, sin agua, sin comunicaciones Y no pasa nada. No despiden a nadie, nadie renuncia. Es como si no pasara nada, como si nadie tuviera la responsabilidad de nada. No hay un comunicado oficial, los presidentes, directores, altos ejecutivos, ingenieros de Hidrocentro, Corpoelec, CANTV, Movilnet no sienten la obligación de explicarle al pueblo lo que pasó. Y lo peor: nadie se los exige.
2.- La terrible ineficiencia de los organismos de seguridad e inteligencia del estado. En sus narices explotan, queman y/o paralizan una estación de bombeo de agua, una sub estación eléctrica o una antena repetidora y no hacen nada!! No hay una averiguación y si la hay nunca llega a nada. No declaran a nadie, no meten preso a nadie, no le dan un coñazo a nadie (estos métodos, como decía Ali Primera, son para los pobres).

Vista esta situación no queda sino afirmar que Carabobo está bajo asedio. No la tiene fácil el gobernador Lacava, quien con todo su ímpetu e irreverencia está enfrentando las mafias políticas, militares y sindicales que se lucran con la necesidad del pueblo. Y sobre todo, se enfrenta al golpismo opositor que ve a Valencia y Carabobo en toda su importancia geopolítica para desde aquí desestabilizar el país. ¿Hasta cuándo durará esta situación y sobre todo, hasta cuándo durará la paciencia del pueblo? Un estallido social es lo que buscan los enemigos de la revolución bolivariana. Y por ineficiencia y ceguera del gobierno, están a punto de lograrlo. Ojalá que se imponga la consciencia del pueblo pero ojalá también que el gobierno nacional rectifique y acabe con tanto saboteo en las instituciones del estado. Que Lacava no puede sólo!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1201 veces.



Jose Gregorio Blanco

Lic Dirigente del PSUV Analista político.

 jgblancocorona@yahoo.com      @josegblancoc

Visite el perfil de Jose Gregorio Blanco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: