Venezuela rechazó la violencia... y triunfó

Para el imperialismo estadounidense y la derecha continental, lo
ocurrido el 30 de julio en Venezuela debía ser una concluyente lección
política y debía serlo también para los organizadores de las
abrumadoras campañas mediáticas contra los procesos populares, cuya
falibilidad ha sido demostrada por el ejercicio masivo de sus derechos
por una población madura y decidida que las rechaza.

La elección ese día de los integrantes de la Asamblea Nacional
Constituyente (ANC), conforme a la Constitución y las leyes del país,
involucró una participación entusiasta de más de 8 millones 89 mil 230
venezolanos y venezolanas - 41.53% del padrón electoral- que dijo sí a
la constituyente y a la revolución bolivariana.

El Presidente de Estados Unidos, había amenazado a los venezolanos con
un incremento de las sanciones económicas contra el país suramericano
si llegara a realizarse el evento, sin duda partiendo de la suposición
de que el pueblo, amedrentado, repudiaría el acto democrático
absteniéndose de participar en él.

Pero resultó todo lo contrario, la amenaza de Trump y las acciones
terroristas contra los votantes estimularon la asistencia de éstos,
porque le agregaron motivaciones patrióticas.

El gobierno bolivariano llamó a los pueblos democráticos y amantes de
la paz a estar alertas frente a esta nueva escalada injerencista del
imperialismo norteamericano y a rechazar categóricamente las acciones
violentas, fascistas, racistas y criminales de la oposición venezolana
que tanto temen al acto democrático, legal, soberano, pacífico y
civilizado.

Por su parte, el colérico presidente estadounidense, quien se ha visto
obligado a mover todas sus fichas al mismo tiempo por coincidir en
tiempo con otros serios enfrentamientos desatados separadamente contra
Rusia y con la República Democrática Popular de Corea, ha hecho que
Washington se haya limitado a imponer sanciones al presidente de
Venezuela, Nicolás Maduro, según comunicado del Departamento del
Tesoro estadounidense.

El comunicado especifica que se bloquearán todos los activos del
mandatario que estén o puedan estar bajo la jurisdicción de EE.UU.
Además, se prohibirá a los ciudadanos estadounidenses contraer
cualquier acuerdo con Maduro quien a su vez ha reiterado que, como
Presidente de Venezuela no tiene que rendir cuentas más que a los
venezolanos y las venezolanas.

El primer mandatario venezolano ha calificado la jornada como la
victoria “mas grande” de la Revolución Bolivariana y ha basado su
éxito en la selección que hizo de la propuesta de paz como su bandera
de lucha en tan complejas circunstancias.

Maduro destacó que hasta el último momento mantuvo las puertas abierta
para la oposición venezolana, que no cesó de llamar a la violencia y a
las acciones desestabilizadoras durante la jornada electoral. Reveló
que una delegación de su gobierno estuvo reunida por varias semanas
con dirigentes opositores, entre los que mencionó al presidente del
Parlamento, Julio Borges, para intentar sumarlos a la iniciativa
constituyente. “Hace dos semanas propuse a la oposición que se
inscribieran en la Constituyente. Pero no aceptaron”, indicó el
mandatario.

“En las últimas seis semanas se han dado conversaciones directas entre
delegaciones de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y una
delegación presidida por Jorge Rodríguez, Delcy Rodríguez y Elías
Jaua”, anunció este sábado el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

“Estuvimos a punto de llegar a un acuerdo para publicar un comunicado
aprobado por todos los partidos de la MUD”, aseguró el Primer
Mandatario y añadió que la cúpula de la derecha “lo que quería era
inscribirse ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) para las
elecciones de gobernadores y gobernadoras. Los llamé a que se metieran
en la Constituyente y tuvieron miedo”. Las reuniones llevadas a cabo
se mantuvieron ocultas por solicitud del sector opositor.

Durante su discurso en la Plaza Bolívar de la ciudad de Caracas, luego
de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) emitió el primer boletín de
resultados, el mandatario venezolano afirmó que la Asamblea Nacional
Constituyente nació en medio de una gran legitimidad popular. “No sólo
tiene la fuerza constituyente nacional, sino que tiene la fuerza de la
legitimidad, la fuerza moral de un pueblo que de manera heroica, en
condiciones de guerra, salió a votar, a decir: queremos paz,
tranquilidad”, aseguró Maduro.

“La Constituyente recién electa contó con el apoyo de un pueblo que
no se sintió intimidado ante el clima desestabilizador que pretendía
implantar la oposición venezolana. Es la votación más grande que haya
sacado la Revolución en toda la historia electoral. El que tenga ojos
que vea y el que tenga oídos que oiga”, aseveró el presidente.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 412 veces.



Manuel Yepe

Abogado, economista y politólogo. Profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales de La Habana, Cuba.

 manuelyepe@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Yepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Yepe

Manuel Yepe

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a250206.htmlCd0NV CAC = Y co = US