Temas Constituyentes: una Comisión contra la Corrupción

La situación que se ha presentado con la Fiscal Luisa Ortega Díaz ha constituido la revelación de actuaciones irregulares, desde hace por lo menos 10 años, las cuales muchos venezolanos presumíamos y o sabíamos sin que se pudiera hacer mayormente nada, en primer lugar por la naturaleza misma del cargo de la Fiscal, vale decir denunciarla requería de un esfuerzo con mucho apoyo político o de la disposición de un colectivo fuertemente organizado para vencer los obstáculos y riesgos que tal empresa significaba.

Tuve la experiencia de impulsar con el Frente Social contra la Corrupción y la Impunidad, un juicio por corrupción al ex alcalde del Municipio Caroní del estado Bolívar y vivenciar la impunidad del caso, por la protección que el personaje tuvo entre otros, del entonces presidente de la sala penal del TSJ, Eladio Aponte Aponte hoy prófugo de la justicia, quien lo libero mediante un avocamiento fraudulento que repuso la causa al estado inicial y de la actual Fiscal Luisa Ortega quien se encargó de sacar del caso los fiscales que lo imputaron y ponerlo en manos de uno que lo engavetara.

A los fines de continuar la lucha protestamos ante el TSJ a Eladio Aponte Aponte y lo denunciamos ante el Poder Moral, el cual, para esos días lo presidia la Fiscalía General de la República, en la persona del Dr. Isaías Rodríguez, la denuncia la recibió Luisa Ortega Díaz como Directora de actuación Procesal, nunca hubo respuesta, el grupo se agotó en diligencias sin resultados y somos testigo de cómo la impunidad ha facilitado que hoy Briceño de nuevo ocupe cargos públicos en anzoategui. Pero este caso no es sino un ejemplo de los innumerables que existen

La corrupción en la Fiscalía y en el Poder Judicial explica cómo pudo crecer la corrupción en la administración pública y en la empresa privada, en nuestro proceso revolucionario, al amparo de quienes tenían el deber de castigarlo, lo cual significa que corregir y castigar la corrupción tiene que ser uno de los temas de Constituyente.

Por lo ocurrido con la Fiscal Luisa Ortega Diaz, se dice que la Constituyente debe revisar a fondo la Fiscalía y obvio que debe ser así, pero también, deben ser examinadas todas las instituciones del estado, casi todas están infiltradas por la derecha cuya misión es corromper y dañar la revolución, el Chavismo autentico sabe de denuncias engavetadas y de tóxicos burócratas intocables, la impunidad ha significado que son los Chavistas los perseguidos y si realizan denuncias son impunemente hostigados o despedidos de sus empleos, a esto contribuye la solidaridad automática del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo, al lado del patrón cuando se trata del estado.

En ocasiones se sustituyen los infiltrados en la alta dirección, pero no se castigan y se hacen dañinos enroques y los asaltantes de una institución o empresa del estado, salen premiados a otra, o casos donde cambian al Presidente y la Directiva pero continúan los Gerentes de derecha obstaculizando y hostigando la actuación de los Chavistas que pretendan impulsar el Plan de la Patria, un ejemplo de ese hostigamiento es la Petroquímica, la situación de indefensión en que se encuentran varios ingenieros del Colectivo Unidad Socialista de Proyectos Especiales (USPE) quienes hacen un trabajo social voluntario vinculándose con proyectos comunitarios

Así como se perfila la creación de una Comisión de la Verdad para investigar los hechos de la violencia desatada por la derecha y el golpe de estado continuado, también es necesario crear una Comisión contra la Corrupción, que investigue tanto la corrupción en el Poder Judicial como en la Administración Pública, y que la misma pueda recibir las denuncias represadas en el pueblo y sus organizaciones de contraloría social, por falta de instituciones adecuadas para atenderlas y que además esa Comisión genere los correctivos inmediatos y propuestas de creación de las estructuras institucionales o normas constitucionales que efectivamente prevengan la corrupción y el castigo severo a la misma.

Una propuesta con aproximaciones al tema hicimos con el abogado, Edgar Gil y el periodista y exdiputado de la AN Colina Yánez la cual fue publicada en aporrea https://www.aporrea.org/contraloria/a247725.html

La nueva etapa de la revolución después de la Constituyente debe ser liberada de corruptos.

Maria Magdalena Zambrano- Ingeniera, jubilada de la administración pública y Militante del PSUV, miembro del colectivo Mobiar



Esta nota ha sido leída aproximadamente 506 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas