Todos Somos Constituyentes

Para no poetizar mucho, las razones que dan pie a este artículo es el enaltecimiento de la democracia participativa y protagónica, sueño de Chávez y pesadilla de la Oligarquía, algo que sin duda alguna no logramos entender y por el contrario así como se habla de la necesidad de desmontar el viejo estado burgués como vía al socialismo, seguimos enfrascado o por lo menos dirigencia en la representatividad dando prioridad a la comparsa de postulaciones que en explicar la importancia de la asamblea nacional Constituyente en los presentes tiempos, dándole la razón al Maestro Simón Rodríguez cuando dijo "el hombre no es ignorante por ser pobre sino todo lo contrario"

Cuando hablo de que todos somos constituyentes no deduzco a la constituyente con el concepto clásico de una reunión de delegados para crear o reformar un ordenamiento jurídico sino como el encendido de una llama para la concreción de la sociedad necesaria mediante la participación y el compromiso de todos para todos emulando la canción de Alí "Si no sirve mi canción Pa' que se encienda tu alma Quema entonces mi guitarra Pero que crezca la llama" entiéndase desprendernos de las apetencias individuales y pensar en el pueblo, la CRBV establece en su Artículo 347 que: "El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar a una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución."

La primera frase del mencionado artículo deja claro que más importante que una reunión de constituyentes es que el pueblo venezolano como depositario de ese poder deba hacerlo vivo y no una coyuntura, en la Asamblea Nacional Constituyente no está la respuesta sino la pregunta, o en otros términos para no parecer igual o peor que los dirigentes Exchavistas que toman posturas anticonstituyentes los cuales recuerda mucho a los malos estudiantes que pasaron el examen a fuerza de chuleta y pretenden dar clases de moral, no podemos dejar sola a la nueva constitución para que haga todo el trabajo, porque hay mucho que reformular en y desde los cimientos sobre todo cosas que desde las alturas no se logran ver y ese trabajo le toca al pueblo que es un poder constituyente por su naturaleza y grandeza, y el Artículo 5 de nuestra carta magna da esa oportunidad cuando refiere "La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público." Por lo cual desde las comunidades deben discutirse los planteamientos necesarios para la reforma de las bases del estado y no esperar la instalación de la ANC para ver que se hace independientemente que el presidente marco una hoja de ruta con 9 puntos muy pertinentes..

Por último la intención de este escrito es para prestar más atención en las discusiones que se deben dar en las comunidades, en las fábricas, en las universidades, en los movimientos sociales, en el partido, en la familia sobre las propuestas constituyentes, que en foros magistrales que termina siendo más discursos que orientaciones sobre el tema pretendiendo sustituir lo necesario por lo urgente.

"Ni esperanza ni utopía pues somos el horizonte Ni de la necesidad el pensamiento reporte que los sabios nos nombren y hablemos los ignorares a los que nos corresponde encontrar juntos la clave" Gino González



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1116 veces.



Marcel Doubront

Profesor UNESR Bolívar

 marceldoubront@gmail.com

Visite el perfil de Marcel Doubront para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas