Poder originario para salir de la inhabilitación política jurídica y cumplir con el legado de Hugo Chávez

En 1999, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) prometida e invocada por el Comandante Hugo Chávez pario la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), nació así el nuevo marco jurídico de Venezuela, pero, quedo activo el poder constituyente, fue tan solo fue un paso de lo que significa el proceso constituyente. Al momento de desarrollar esta CRBV, a mi juicio, está el grave problema que atravesamos hoy.

En primer lugar, los "sabelotodos" iniciaron su proceso de interpretación y aplicabilidad de esta CRBV, a la vieja usanza y optando a las herramientas de la Constitución de 1961; graso error y otros obstaculizar las iniciativas legislativas. La mayoría de nuestro pueblo en el transcurso de estos años, jamás se le paso por su mente y cabeza lo que habían hecho, el propio Hugo Chávez Frías siempre lo advirtió. Lo que trajo como resultado que no se aprovechará a plenitud los beneficios que tiene esta Constitución. Tal vez por el bajo nivel cultural y formación recibida durante la IV república, es decir, la colonización mental actuó, la reamortización del pensamiento y reducirse a solo pedir; "parasitar"; "viveza criolla"; "conformismo".

Aunque este pueblo, fue capaz de inventar, votar y aprobar esta Constitución, hoy vemos que no ha sido capaz de estudiarla, leerla y menos aplicarla en su totalidad. El día que lo hizo (13 abril de 2002), experimentó su poder, pero, se quedó desorientado, con el nivel de impacto que esto ocasiono (en menos de 36 horas devolvieron al Presidente Hugo Chávez a su silla). Vale la pena preguntarse ¿Qué motiva que ese pueblo no aplique permanentemente el poder jurídico que está en la CRBV?

A mi parecer, el comandante Hugo Chávez, se fue de este mundo, desahuciado, siempre insistió, rogó, pidió casi de rodillas a todos (as), lean, lean, estudien, investiguen, analicen la Constitución, incluso busco todas los recursos literarios y símiles para estimular esta tarea, como "la bicha", "el librito azul", "la niña", miles de epítetos y palabras, horas y horas en programas de Televisión, radio y mítines dedicados a este tema de la CRBV y que todos (as) teníamos que estudiar. Incluso, en una oportunidad mandó a colocar en las bolsas de Mercal o Caza (arroz) los artículos de la CRBV, con el propósito de estimular su estudio. Nadie mostró interés, nada en absoluto, por momentos hubo cierto entusiasmo cuando la oposición reaccionaba, pero, hasta allí.

Esa labor pedagógica e incansable de Hugo Chávez Frías de comunicar a su pueblo la tarea, durante todo su período de gobierno (1998-2012), salieron a flote muchas excusas. Unos decían "es que no sabemos leer", entonces Hugo Chávez creó la misión (Robinson). Otros obviaban el tema y asumían "eso es para abogados y no tenemos universidad", Chávez le invento la UBV y el Programa de Formación de Grado de Estudios Jurídicos para acceder a este tipo de conocimiento. Así, miles de alegatos aparecieron, simplemente pretextos, porque al final y para alimentarse el ego, comprimieron sus alegatos a escuetas propagandas y consignas e invocación de seres divinos, para obviar la tarea que colocaba Chávez diariamente.

En conclusión, como diría el poema "Sirios y Troyanos mea culpa", ambos encandilados por la renta petrolera y beneficios del estado burgués, entretenidos con ello, no hicieron lo que exigía la CRBV y hoy, se lamentan como animas en el purgatorio, por eso "bienvenidas las colas y bachaqueros", un mal necesario que induce a aprender.
Hugo Chávez, cumplió su misión: orientador y conductor de un proceso emancipador, incitando a elevar la conciencia y organización, no le podíamos pedir más, desempeñó su papel extraordinario, dejo la mesa servida. Sul últimos discursos y comunicación con el país, ya no encontraba recursos para transmitirle a su pueblo que se educara en leyes. Hoy eso se convierte en una deuda de todos (as) y así poder avanzar hacia el pueblo jurídico.

Un ejemplo claro de lo anterior, lo encontramos en el año 2010, Chávez insistió de nuevo, ante la desobediencia de su pueblo y sus dirigentes que no daban pie con bola. En diciembre de ese año, se aprobó el compendio de leyes del poder popular, todos (as) estuvimos entretenidos con la navidad mercantil y ese momento paso desapercibido, sin darnos cuenta que esas leyes otorgaban todo el poder, que en la actualidad el Presidente Nicolás Maduro otorga al pueblo con la convocatoria de la Constituyente, es el poder de poderes "el poder popular". Aspecto que ponía fin a nuestra oscurantismo y entrar en la onda de la emancipación total, pues, estas leyes marcaban el nuevo orden jurídico de soberanía directa del pueblo (artículo 5 de la CRBV), sin intermediarios. Esto marco la destrucción del estado burgués o como dijo Hugo Chávez "…la pulverización del estado burgués". Poder popular de hecho y de derecho. Pero, tampoco hicimos caso y peor, nadie se adecuo en los lapsos de ley, lo que trajo como consecuencia la inhabilitación política y jurídica de todos (as). La ignorancia no mata al pueblo, pero, tampoco lo salva, decía nuestro Cantor del Pueblo Alí Primera y, Simón Bolívar sostenía "Un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción"

Como autocrítica, sostengo que solo nos hemos reducido a la propaganda y consignas, hemos asumido casi en su totalidad la revolución, alabanzas y marchas, estilo carnaval y comparsa. Aun así, hemos hecho mucho, pero, debemos de saldar nuestros pecados y errores, y esta decisión del Presidente Nicolás Maduro de convocar una Constituyente Nacional, es la oportunidad histórica para redimirnos y reivindicarnos.

Como ser humano tengo un temor, que esta Constituyente, no se convierta en MODA, como paso con los Consejos Comunales y Comunas, las UBCH y CLP del PSUV, el Sacudón del Estado burgués en el año 2014, los motores y la Agenda Bolivariana (2015), Plan de la patria, ahora hecho un carnet. Reducir todo a la retorica y en la práctica se distorsiona y pasa al olvido, que se convierta en un mitin más y todo quede igual. Que lo mediático no sea el predominante, tenemos esta oportunidad para terminar de pulverizar el estado burgués, es decir, las instituciones del estado que nos dejo la IV republica y que constantemente impide el avance de las políticas y tareas de la revolución a beneficio de los desposeídos y pobres de esta tierra.

Está demostrado que en este momento no hay intelectuales para que recaigan en ellos, esta enorme responsabilidad de conducción y orientación de la constituyente, sino, que hay razones en el seno del pueblo para hacer el debate y confrontación de ideas y así obtener el perdón de lo que no pudimos hacer con Hugo Chávez y ante la pregunta ¿Cómo hacer para no continuar inhabilitados?, Bueno, con la Constituyente y poder originario que se evoca hoy, está la respuesta.
 

Angelubv4@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1105 veces.



Angel Tiodardo


Visite el perfil de Angel Tiodardo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a245647.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO