La democracia disfrazada de terrorismo

Durante el mes de Abril y a comienzos del mes de mayo una fracción de la oposición, muy violenta en su actuar y proceder demostró una vez más su carácter fascista y bochornoso de entender la democracia.

Terroristas disfrazados de líderes que auspician una guerra fratricida, sin más propuesta de país que el golpe de estado para obtener el poder, sin importar el costo en vida humana y material que ello conlleve o demande.

¿Qué oculta la derecha, cuales son verdaderas intenciones?, ya en abril de 2002 mostraron parte su verdadero rostro al usurpar el poder político por 48 horas, desconociendo todos los poderes públicos legítimamente constituidos, realizaron los más viles actos de fascimo y de lesa humanidad, ciertamente no pudieron mostrar más porque el pueblo rescato el hilo institucional en ese entonces.

En estos últimos 18 años de historia, la oposición venezolana se ha mostrado carente de todo discurso político e ideológico, vacía de propuestas de país, su único actuar han sido las ansias de poder, el revanchismo hacia la clase pobre y obrera que fue visibilizada y reconocida por la revolución.

Hoy la historia le vuelve a darle una oportunidad a la oposición pacífica y no violenta, la que cree en el país, y reconoce el diálogo como la vía para solucionar todos los problemas en nuestra sociedad, a presentar su propuesta de patria, porque en 18 años no han presentado sino odio e intolerancia.

La constituyente es una de las vía que tiene nuestra constitución para dirimir nuestras diferencias, desde el poder originario y soberano del pueblo, y ver cuáles son nuestras similitudes dentro de cada concepción de país que visualizamos, ¿acaso no hay nada más razonable y civilizado que esto? , o por el contrario hay los que quieren que haya más muertos, que la espiral de violencia llegue a un punto donde ya no nos reconozcamos como hermano de un mismo país.?

Yo invito a la oposición al debate de ideas, desde la sinceridad, que presenten sus propuestas de país sean cuales fueren y que sea el pueblo soberanamente desde su sabiduría el que decida, y no la sangre de nuestros familiares, o a través del destrozo de nuestros propios bienes nacionales.

Hoy la oposición tiene la papa caliente en sus manos, que no sea la democracia disfrazada de terrorismo la que impere en nuestro país….



Esta nota ha sido leída aproximadamente 841 veces.



Alexander Quiroz


Visite el perfil de Alexander Quiroz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas